3.9.11

Haciendo jabón casero.

En mi afán de hacer prácticas de autosuficiencia, para cuando me vaya de ermitaña, he querido recuperar la receta de las abuelas para hacer jabón, reciclando el aceite usado.

www.comohacer.org
El mejor jabón de todos los tiempos. Es tipo lagarto, solo que casero. Vale para absolutamente todo: ropa (incluso manchas rebeldes), cuerpo, cara, pelo... para las hemorroides, el estreñimiento de los bebés y hasta para desinfectar heridas.

Pero cuidado para los delicados, está hecho con sosa cáustica que forma una especie de lejía en disolución con el agua. Aún precipitada con el aceite, puede despertar ciertas sensibilidades. Yo solo puedo hablar por mi, que lo uso para todo y me va de lujo. El mejor jabón para viajar, al menos mientras permanezca la limitación con los líquidos en cabina, sin tener que facturar la mochila. Además le puedes dar el tamaño y la forma que te plazca. De hecho hasta me he animado a hacer jabón para lavadora.

Mi primera experiencia no es que fuese de sobresaliente, pero algo ha salido. Os dejo la receta.

Utensilios:- Guantes y, si eres muy sensible, o lo haces en el interior, mascarilla y gafas.
- Recipiente (barreño, cubo) grande.
- Cuchara de madera.
- Mucha paciencia y un buen brazo, o en su defecto batidora, mejor de las de amasar.
- Molde. Lo ideal es un cajón de madera o cartón duro, con base perforada (un poco), y cubierto con un trapo de algodón.
- Un lugar seco y fresco donde dejarlo secando.
- Cuchillo grande y fuerte.

Ingredientes: Con las cifras que te dejo salen cantidades ingentes de jabón (creo que tendré para media vida). Para empezar casi es mejor dividir entre dos y hacer la mitad.
- 6 litros de aceite usado.
- 6 litros de agua
- 1 kg. de sosa cáustica (soda cáustica). La suelen vender en perlas.
- Colorante y/o aceite esencial, si gustas. Mejor siempre de base oleosa.
- Algún champú, espuma líquida o, en su defecto, friega-platos. Sólo necesitaremos un chorrín.

Precauciones:
1. Por descontado que se debe guardar la sosa cáustica fuera del alcance de niños y mascotas.

2. La sosa cáustica quema así que deberemos utilizar guantes durante todo el proceso. Mejor los de goma de limpieza que los de látex o vinilo. Y lo corroboro, que yo, por quitármelos antes de tiempo, me hice un buen peeling en las manos, y un par de agujeritos en la camiseta.

3. Al diluir la sosa emite gases que pueden quemar las mucosas de nariz y boca. Si lo haces en interior o eres delicado a los olores fuertes, mejor utiliza mascarilla y gafas, al menos al diluir la sosa en el agua.

4. Es mucho mejor hacerlo en el exterior, jardín, patio o terraza. No solo por el tema de la sosa, sino también porque, si usamos batidora, la que se puede liar de salpicaduras es parda.

5. Si por accidente entra en contacto la sosa con la piel, lávate con abundante agua fría, y ten a mano vinagre, es un neutralizante natural de los productos cáusticos. En caso de contacto con los ojos lávate con abundante agua fría y consulta al médico.

Proceso.
1. Guardar siempre el aceite de freír. Da igual lo que hayas frito, tu guárdalo colado.

2. Colar el aceite (yo lo hago dos veces), dejarlo reposar y filtrarlo. Mi método:
a. De la sartén/freidora a un tarro de cristal donde lo voy acumulando. Primer colado. Y se queda reposando en los tarros hasta b.
b. Cuando acumulo 5 ó 6 tarros llenos, cuelo el aceite al tiempo que lo paso a una garrafa grande, donde se quedará reposando hasta c.
c. Cuando la garrafa está llena (o días después) hago el filtrado a otra garrafa que ya tengo limpia y con las medidas (litros) dibujadas.
El hecho de dejarlo reposar, como la propia palabra indica, nos ahorrará más colados y filtrados, al acumularse la porquería en el fondo. El rollo es luego limpiar eso para reutilizar tarros y garrafas, puag...

3. Poner el agua en el recipiente. Este es el proceso frío, que hay otro en caliente, así que tal cual sale del grifo. Si es agua filtrada, dicen que mejor, yo no lo se, la pongo tal cual.

4. Verter la sosa cáustica despacio, en el agua. ¡¡Cuidado con vapores y salpicaduras!!


5. Remover suavemente (para no salpicar), hasta que la sosa esté completamente disuelta. El agua cambia de color. No pongas la cabeza encima del recipiente, o te arrepentirás.


6. Añadir el aceite lentamente, al tiempo que removemos siempre en el mismo sentido. Como cuando hacemos mahonesa. Algunas abuelas del pueblo aseguran que debe hacerse en el sentido de las agujas del reloj... ¿chismes?


7. Si vas a añadir algún tinte y/o perfume, este es el momento. La mezcla admite pocas cantidades más de agua (o se cortará), mejor en pequeñas cantidades de mezclas aceitosas. A mi se me cortó una parte, al añadirle el agua de menta que había hecho días antes, era un cuarto de litro (250ml). En cambio me aceptó bien esos mismo 250ml de colorante natural, al que pongo unas gotas de aceite como conservante.



También ahora es el momento de añadir un chorrito de champú, espuma líquida o lavavajillas (yo le puse Fairy que es el más espumoso). Esto puede que oscurezca mínimamente el color final del jabón, pero nuestro jabón hará espuma, que si no le ponemos esto no hace nada y, aunque limpia igual, la sensación es diferente, especialmente si lo usamos para el cuerpo o el pelo.

8. Cuando esté vertido todo el aceite, seguir removiendo sin parar, durante:
a. Entre 30 y 45 minutos (las malas lenguas dicen que dos horas), y siempre en el mismo sentido, si lo haces con la cuchara de madera.
b. Un máximo de 10 minutos, si lo haces con la batidora.
En cualquier caso, hasta que la mezcla adquiera una consistencia de crema. No hace falta que llegue a puré, con crema vale.


9. Verter la mezcla en el molde, previamente preparado (perforado y forrado su interior con tela de algodón). Hay quien lo forra con varias capas de papel de periódico y una última de papel de horno (para que no se tinte el jabón con el periódico). Si usas moldes individuales, no se cubre con tela su interior, se pondrá en la bandeja donde los coloques.


He leído por ahí, y me parece interesante, que llenan una botella de plástico, de las de refresco. Cuando endurece un poco lo cortan todo, botella incluida, en rodajas. Y lo dejan que termine de secar, antes de desmoldar por completo. Buena idea, aunque tarda más en secar. No te olvides, si eliges esta opción, que debes hacer unos agujeritos en la base de la botella para que escurra el líquido.

10. Dejarlo secar en un lugar fresco y seco durante un día. Ten en cuenta que va a escurir liquidillo, de modo que, tanto si es molde (cajón) grande, como pequeños, debemos ponerlo sobre una bandeja o recipiente que recoja ese líquido. Que por cierto, viene a ser lejía y no tocaremos.

11. Al día siguiente, si el jabón tiene la suficiente consistencia (si no, esperas hasta que la tenga), tenemos dos opciones:
a. Desmoldar la pieza completa sobre una bandeja, mejor metálica y cubierta con un paño de algodón. Y cortar en tacos, tamaño pastilla de jabón.
b. Hacer los cortes de las pastillas de jabón, con la pieza dentro del molde.

Y ¿cómo sabemos qué consistencia es la buena? Pues como si fuésemos a cortar una tableta de chocolate o de turrón, que no es lo mismo si están del tiempo o de la nevera (que se desmiga). O sea, con cuerpo, pero que nos deje meter el cuchillo, sin desmoronarse, ni en migas, ni por flacidez.

12. Dejar endurecer del mismo. Entre 5 y 10 días, ya adquiere su consistencia final, pero ¡¡OJO!! La saponificación no se termina de hacer hasta al menos un mes, así que cuidadín. Déjalo reposar al menos ese tiempo. Dependerá de la temperatura y la humedad ambiental, ya que el jabón endurece, y la mezcla saponifica mejor con el frío.


13. Desmoldar, si no lo hiciste en el paso 9. Limar o rebajar las "rebabas" de jabón. Y ya tienes tus jabones caseros. Con un papel ondulado y un lacito, el regalo perfecto.

Nota: Si elegiste moldes individuales, no tienes que hacer los cortes. En cuanto adquieran "cuerpo" los puedes desmoldar para que endurezcan y sequen mejor, de forma homogénea, dándoles la vuelta a diario.

Nota 2: Perdí gran parte de la mezclar al intentar aromatizarla, porque se cortó, cosa que puede suceder por múltiples causas como la mahonesa. La próxima vez lo intentaré con esencias naturales y os cuento. No obstante, el jabón cortado puede servirnos para hacer jabón de lavadora, proceso que veremos en el siguiente post.

Nota 3: Hay una planta conocida como "jabonera", es la Saponaria officinalis, con la que se hace jabón, pero creo que directamente, no lo tengo muy estudiado pero, en cualquier caso no tiene nada que ver con esta fórmula, la suya sería mucho más natural, evidentemente.

Y tu, ¿has visto alguna vez hacer, o has hecho jabón? ¿Cómo? Sería muy interesante conocer otras fórmulas. ¿Conoces la forma de hacerlo con la planta jabonera?

13.8.11

Llamando a las puertas del infierno

PRESENTACIÓN.

Con la cercana visita del Papa a Madrid, con motivo de la JMJ (Jornada Mundial de la Juventud), en los últimos días estoy leyendo (y ocasionalmente compartiendo) un sin fin de comentarios, chistes y basurillas varias en las "home" de mis redes sociales.

Esto me ha llevado a mantener algún que otro debate sobre el tema, que se han saldado con dos bloqueos absolutos, por parte de dos de mis contactos, en apenas 20 días. Ambos por motivo de discrepancias religiosas, aunque de distintos credos. Cuanto menos, paradójico, teniendo en cuenta que en ningún momento se ha faltado el respeto a nadie, o eso me parece a mí.

En uno de esos debates alguien deseó que el Papa recordase a la juventud, los mandamientos de la iglesia católica. En ese momento, y tirando de soberbia, yo contesté que estaría bien, porque vendría a significar que él, y su séquito, los habrían releído, cosa que parecen necesitar.

Como una es como es, pues se ha ido a repasar, porque los designios del señor conforman determinados caracteres y opiniones en la edad adulta, cuyos pilares uno puede perder de vista. Y no, no sólo he releído los diez mandamientos. También he repasado, básicamente, los pecados capitales, los votos que promete cualquier clérigo para obtener el sacramento del sacerdocio y, por si las moscas, las diferencias entre espiritualidad, fe, dogma, moral, ética, religión e iglesia. Creo que con esto, más o menos, le he dado una buena actualización a los pilares del asunto. Con el único fin de atesorar la mayor objetividad posible. Dicho sea de paso que, lo tenía bastante más claro de lo que yo misma creía.

No pienses que me voy a limitar a decirte: "Me ratifico, ahora con base, en todo lo que pensaba. De hecho, el repasito es posible que me haya radicalizado un poco al respecto". NO, que una es analítica y racional hasta decir ¡basta! y no me voy a conformar. Como de costumbre voy a explicar, que no justificar, el porqué de mi... aversión (para empezar suavemente) hacia la iglesia católica (ojo, que no es la única). Esto promete convertirse en un rollazo bíblico, literal y metafóricamente. Y yo, como buena cristiana que soy, suelo cumplir mis promesas.

PRÓLOGO.

Tema 1. ACLARACIONES.

Llegados a este punto, considero oportuno hacer algunas aclaraciones previas, por aquello de evitar esos prejuicios directos, ya bien asentados en nuestra sociedad. Y porque si dejo las aclaraciones para el final no las lee ni el tato.

* Quien viene es el máximo representante de la iglesia católica. Es por ello que no hay cabida aquí para comparaciones, ni inclusiones a debate de otros credos. Que si, cada uno tiene lo suyo, pero este no es ni su momento, ni su lugar.
* El Papa viene como Papa, es decir, en visita pastoral. No viene como jefe de estado.
* Las JMJ probablemente no existirían sin previa inclusión en el programa de la visita del Papa. ¿No debería llamarse "Jornada Mundial de Juventud Católica"?
* Parto de la base de que todos creemos en los seres “mágicos y sobrenaturales” que cuenta la novela esa… si hombre, esta… ¿cómo se llamaba?... Ah!! Si, la Biblia.

* La autora de este texto cursó su EGB y primer grado de FP en sendos colegios de monjas. Orden de los Dominicos (Arturo Soria, dependiente de su centro en La Moraleja, Madrid) y Orden de las Filipenses.
* Del mismo modo, la que suscribe, cursó su carrera en la Universidad Pontificia de Comillas, dirigida por la Compañía de Jesús... Si, jesuitas.

Dicho así suena facha la cosa ¿qué no? Expuesto lo anterior sin ánimo alguno de presumir, EN ABSOLUTO (por cierto GRACIAS MAMÁ), únicamente para informar antes de que me eches a los lobos. Es decir, he estado "dentro", he convivido y estudiado con ellos, me he desarrollado en ese ambiente, y ellos han contribuido de forma activa y directa en mi educación y formación como persona y como profesional (considero que tuve una inmensa suerte de conocer dos caras de una moneda, que más bien parece un icosaedro). Y por ende, han participado también, en esta actitud hacia la iglesia que ahora expongo públicamente... Joer... ¡¡qué hice la comunión con hábito!!

* Se, conozco, Y RECONOZCO, muchas de las "buenas" y de las grandes obras reales de la iglesia, la gran mayoría hechas por manos de clérigos o congregaciones humildes que se mantienen en el escalón más bajo de la jerarquía. Y generalmente labradas en nombre del cristianismo y algunas "disfrazadas" de catolicismo. Pero, como me dijo mi último confesor: "Ese es su trabajo"... entiendo que hasta cierto punto. Es decir, como ellos mismos me enseñaron, cumplir con nuestra misión bien, es lo normal, lo que hay que hacer, no tiene ningún mérito extraordinario. Aunque dentro de esas obras, se pueden encontrar ejemplos absolutamente sobresalientes. Quiero con esto aclarar que no sólo me fijo en la parte "mala", también soy consciente de la normal (llámala buena si quieres) y de la excepcional.

* Para rematar aclaraciones, una cita que me encanta:
Toda convicción es una cárcel.” Friedrich Nietzsche


Tema 2. ADVERTENCIAS.

Aprovecho ahora para hacerte algunas advertencias, ya que esto pinta muy diferente de lo que vendría siendo una alfombra de pétalos de rosa.

1. Identificación: Me dispongo a hacer una crítica analítica de la iglesia católica como ente en sí mismo. Con la única excepción de su máximo representante, como tal, que no como ser humano, y alguno de sus secuaces. No critico a las personas que la componen en particular, sino del conjunto que forman y lo que promulgan y representan, desde el mismísimo Papa, y hasta el último feligrés. Por si quedaban dudas.

2. Indicaciones: Es de interés general, pero especialmente indicado en caso de "síndrome confusional religioso". No olvidar contrastar con otras opiniones. No tengo la menor intención de "sentar cátedra" en ningún aspecto, por muy categóricas y determinantes que puedan sonar algunas de mis expresiones. Ni me creo en posesión de la verdad absoluta, sólo es mi opinión.

3. Precauciones: Si decides seguir leyendo, después de estas advertencias, mejor prepara en este mismo momento vaso, botella de agua, y tu medicación habitual para estados de alteración nerviosa y/o ansiedad. También conviene atesorar algo de tiempo libre, buscar un lugar cómodo, una pelotita anti-estrés y prepararse un triple con hielo. (Deja la botella cerca).

4. Interacciones: Todas las que quieras, pero después de leer por completo el texto y, a ser posible, repasarse todos los conceptos que yo me repasé previamente, que para eso dejo los enlaces. A mi me ha llevado una semana, ¿qué menos podría esperar? Estoy abierta a contemplar puntos de vista diferentes a los míos, por supuesto. (Eso lo digo con la boca pequeña y porque creo que mis argumentos son irrebatibles, jeje)

5. Contraindicaciones: No se han descrito. ¿Desde cuándo la diversidad religioso-cultural está contraindicada?... estos prospectos...

6. Posología: Tomar con calma, mucha calma. Vea los vídeos y lea los artículos en el momento que se le recomienda. Se puede administrar en varias dosis, distanciadas entre sí un tiempo prudencial.

7. Reacciones Adversas: Sólo se han descrito en personas absolutamente intolerantes a opiniones diferentes a las suyas propias, en cuyo caso puede cursar con irritabilidad extrema y/o profundo deseo de vampirizarse para succionar la yugular de la autora. Amén de bloquearla en las redes sociales. También se han dado casos adversos en personas desinformadas e impetuosas, que leen a medias o hacen interpretaciones erróneas. La única solución para esto es la prevención cultural.

* ATENCIÓN: Texto NO APTO para mentes estáticas y herméticas; eclesiásticos convencidos del siglo aquél; personas sensibles y/o con problemas cardíacos y/o hepáticos; en estados de carencia de sentido del humor (ácido, cruel, irónico y sarcástico); celíacos y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Los medicamentos deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.


VERSÍCULO PRIMERO. Sobre los diez mandamientos que reza el catecismo de la iglesia católica.

Dado que algunos no saben entender si no se habla, de cualquier tema, como en una competición deportiva, voy a hacer el intento proponiendo un...
CERT-AMÉN DE PECADORES.

Los participantes son:
* De un lado La Iglesia Católica, cuyo cumplimiento de la doctrina que promulga está en entredicho.
* Del otro lado la menda lerenda. Pecadora convencida que disfruta intensamente de todos los "malvados" placeres que le da la vida terrenal.

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.

- Iglesia. Así, a vista de pájaro, parece que sí, que la iglesia ama a dios por encima de todas las cosas, por encima de su "vocación", de sus votos clericales, de sus familias, de su propia palabra. Dios está muy, pero que muy por encima de unos cuantos seres humanos que mueren de hambre, de sed, de SIDA o en combate. Ese amor es tan grande que poco queda para países moribundos, o víctimas de grandes catástrofes; y menos para sembrar amor en el mundo. Y claro, cómo van a amar a unos cuantos monaguillos , niños o jóvenes estudiantes y fieles, no, esos mejor se usan para otras cosas más carnales, porque la Iglesia Católica debe amar a Dios por encima de esas nimiedades. "Exenta de pecado".

- Yola. Pues mira, va a ser que no, ¿Voy a amar yo a "la nada" más que a mi madre? Vamos anda, eso ¿de qué? Yo amo a las personas que me quieren (y a algunas que no), amo la naturaleza, amo la vida... Y me amo a mi misma como a mi prójimo... ah, ¿que no era así? Que no, que yo no daría mi vida por Dios, ni la de ningún ser humano, total, ya se la va a coger él cuando le venga en gana. Dios, tronco, lo siento, se que tu, con esos asombrosos poderes que tienes, me entiendes y me perdonarás (y si no, al infierno de cabeza). "Pecadora".

Minipunto pecador para Yola: Iglesia 0 - Yola 1.

2. No tomarás el nombre de Dios en vano. Que viene acogiendo la blasfemia, jurar en vano y/o hacer cosas malas en nombre de Dios. Que como te habrás fijado escribo con mayúscula para que no me zurre.

- Iglesia. Quizá no es donde más pinchas pero, reconócelo iglesia, este no es tu fuerte porque todo, bueno o malo (que también tienes tus cositas), lo haces en nombre de Dios. Has creado todo un Estado, con su banca (que por cierto tiene unos cuantos trapitos) y sus negocietes varios; vives entre enormes riquezas; has institucionalizado la fe, y lo que es peor, la has jerarquizado, en nombre de Dios. Te recuerdo que jerarquía es clasificar personas, y donde hay clases hay discriminación. A pesar que “todos los hombres son iguales a los ojos de Dios”, pareces actuar de modo sumamente selectivo. Cometes asesinatos a diario por omisión de ayuda y atención, y por tu mentalidad absurdamente retrógrada. Te aprovechas de tus súbditos y abusas de seres humanos inocentes e indefensos, EN NOMBRE DE DIOS. "Pecadora".

- Yola. No es ningún secreto que sí, he blasfemado (que no es decir tacos sin sentido ni fondo). También, alguna despistada vez (porque no acostumbro), he jurado, pero siempre ha sido verdad y/o he cumplido mi juramento, o sea que no he jurado en vano. Y nada más en este apartado porque, como yo no hago nada en nombre de Dios, sino que ME RESPONSABILIZO DE MIS ACTOS, pues no la cago, excepto cuando blasfemo. "Minipecadora".

Minipunto para ambas: Iglesia 1 - Yola 2.

3. Santificarás el día del Señor. Este creo que lo bordamos todos.

- Iglesia. Que si, que lo haces perfecto, aunque cada vez más corto, pero bueno, te perdonamos con tal de tomarnos el vermut. Lo clavas, todos los domingos, en el mismo horario, ahí estás para santificar y "obligar" a que los feligreses santifiquen, el día del señor.. Y de paso, te dejen la propinilla de la semana en forma de "limosna". Y para tomarte ese chato de vino que tan bien entra con una buena hostia. "Exenta de pecado".

- Yola. Por supuesto, faltaría más. Yo esto de "al séptimo día descanso" (la ausencia de esa tilde es intencionada) me lo tomo al pie de la letra. Lo único que, como tus escrituras hablan tanto, me queda un poco confuso lo del sábado y el domingo, por eso yo, para no cometer error alguno, descanso los dos días chico, no sea que el demonio ande suelto.

Además rezo, mogollón: le pido al cielo que haga calorcito para que maduren los tomates de mi huerto; le pido por la buena salud de los míos, y la mía claro está; le pido que me ayude a llenar las arcas para pegarme un viajecito en el que pueda difundir tu palabra y ayudar al prójimo... Y por supuesto sábados, domingos y todos los días que hay que santificarte (que son todos y cada uno de los del santoral), especialmente el día del cumple de Jesusito , me siento a la mesa a degustar, en sagrada liturgia, todas las viandas que tu nos concedes y nosotros cocinamos. "Exenta de pecado".

Si no hay pecado no hay punto. Seguimos: Iglesia 1 - Yola 2.

4. Honrarás a tu padre y a tu madre.

- Iglesia. Mira, no vamos a entrar en polémicas que nos llevarían horas (y folios) divagando en el tenebroso mundo familiar. Como eres un ente global y conjunto, vamos a dar por sentado, por una vez, y sin que sirva de precedente, que sí, que lo haces. "Exenta".

- Yola. ¡¡Faltaría más!! Esto del respeto filial lo llevo yo a raja-tabla. "Exenta".

Seguimos: Iglesia 1 - Yola 2.

5. No matarás. Bueno, para rematar este versículo, vamos a ir poniéndonos serios, y entrando en materia. Y cambio el orden de los factores, porque el mío es más corto.

- Yola. Dios, yo, nacida en este llamado primer mundo, dentro de lo que hay, vivo de forma austera. Prometo que no tiro ni una miguica de pan. Soy lo menos consumista que puedo. Sólo tengo un vicio, pero ya "me'slomo" yo para costeármelo. Curro desde los 16 años (legalmente, que antes ya hice mis pinitos). De modo que no tengo porqué avergonzarme ni retractarme por lo que pueda o no tener. En este caso NO he pecado, ni por acción, por supuestísimo, ni por omisión porque, la ínfima proporción de culpa que me pudiera tocar, y por el poder que dios me otorga, queda directamente expiada con mi arrepentimiento. "Exenta"… El pensamiento aquí no cuenta ¿verdad?

- Iglesia. ¡¡Ay, amiga!! Aquí te pillo. Y no creas que voy a empezar a sacar trapitos sucios. No necesito desempolvar la historia y airear tus consabidos genocidios y guerras varias, que por cierto has hecho siempre en nombre de Dios (segundo mandamiento). Vamos a hablar de actualidad. ¿Qué tal si empezamos por esos milloncejos de nada, que te vas a fundir en una escapadita a España? Esos... ¿cuántos? ¿alrededor de 50?... millonazos que vas a gastar, a pachas con el gobierno español, el de la comunidad de Madrid, el ayuntamiento de Madrid, tus patrocinadores y tus feligreses, cuyo beneficio sólo va a parar a entes privados. Iglesia, si tú, conjunto de la iglesia católica, ¿tu lees la prensa? ¿has oído hablar de Somalia? ¿y de Níger? ¿de África o de India? Y ¡ojo!, no insinúo yo que seas la única culpable (más apunto a los mercados, la bolsa y demás). Pero vamos a ir reconociendo tu proporción de culpa, que teniendo en cuenta cómo vives, me parece de suficiente relevancia. Mejor te dejo un vídeo que seguro te refresca la memoria. Es sólo un pequeño ejemplo, puedes encontrar muchos más en la red.



Pero, no es sólo eso, es que como no te modernices, te vas a fundir medio continente africano a golpe de SIDA, enseñando una “moral religiosa” cuanto menos retrógrada. Muchacha ¡¡espabila!! que estamos en el siglo XXI, que les digas lo que les digas, a la gente le mola follar mantener relaciones sexuales, y lo van a hacer tengan o no condones. Porque es sano, placentero, fisiológico y natural como la vida misma. ¿No será mejor dárselos y explicarles todos los beneficios que tienen? Y si, te culpo a ti por completo de que no lleguen, ni el material, ni la cultura sobre prevención de enfermedades de trasmisión sexual.

Mira, de esta, yo te despojaba de todas, absolutamente todas tus pertenencias, tanto materiales como intelectuales y "espirituales" (si te queda alguna de estas últimas). Veríamos el número de vidas, y de países completos, que podríamos salvar. Y como mínimo, en este certamen, te sumaba todos los puntos pecadores. Pero como yo si soy justa... "Pecadora".

Minipunto para la Iglesia. Iglesia 2 - Yola 2.

VERSÍCULO SEGUNDO. Seguimos con los mandamientos, sólo divido para hacer una pausa.

6. No cometerás actos impuros.

- Yola. Ay que ver diosito, que cuando te pones duro, te pones ¡eh! Chico, ¿no te has planteado redefinir el concepto de "actos impuros"? Más que nada por actualizarte un poco y, porque creo que he cometido casi todos, los moralmente "limpios" de polvo y paja... de momento (me encanta el castellano y el juego que da). Y es que claro, nos pones delante algunas tentaciones que.... paso palabra. No sin antes alegar que, sea como fuera, he pecado sin hacer, o intentándolo al menos, daño a nadie, y siempre con el consentimiento pertinente. Espero que eso sirva de atenuante. "Pecadora".

- Iglesia. Ay... ayayayay... Que me da a mí que en esto se nos ha ido un poquito la mano!! Podría empezar aquí a soltar todo tipo de improperios, que bien te lo has ganado, pero mira, estoy hoy más por la línea humorística, si es que este perverso tema admite grado alguno de humor. En este, iglesia, te has pringado hasta la bandera, con todos los agravantes imaginables y acompañándolo de otros varios pecados, así en plan "cóctel" de lo peor que puede hacer un ser humano. Y lo peor que puede hacer una institución para ocultar, sobreseer e inmunizar, algo absolutamente INTOLERABLE, INMORAL, PERJUDICIAL Y DAÑINO. Destrozar la vida espiritual, religiosa, psicológica, emocional y sexual, de pequeños seres tiernos, crédulos e inocentes. Dinamitarles atentando violentamente contra su ética, robándoles de la forma más sátira y desgarradora jamás conocida su derecho a respeto, libertad e integridad física y moral. Amiga, aquí has perdido hasta el menor de los respetos que yo podría conferirte.

Y por si no sabes de lo que hablo te recuerdo que "algunos" (dónde uno ya serían demasiados) de tus clérigos masculinos, me gustaría resaltar eso de masculinos, la han cagado y mucho. Te recuerdo que tu, como institución, hiciste la vista gorda (prefiero no pensar que incluso lo promovieras) hasta que se destapó el pastel. Y por último te recuerdo que, una vez público el asunto, lo has ocultado, encubierto y silenciado. Que cuando ya no tenías escapatoria, porque, gracias a todos los dioses, la Ley parece existir, ciertos amiguitos políticos tuyos te tuvieron que regalar la "INMUNIDAD LEGAL", para poder sacarte los huevos de la guillotina. Claro que, el que regala bien vende, si el que lo compra lo entiende... ¿o no? ¿Qué les diste tú a cambio? ¿El cielo? ¿Audiencia con el mismísimo Dios?... No cuela, NO.

Aquí te dejo un par de pinceladas de tu aberrante trastorno. Puedes encontrar algunos otros en la red. "Tera-pecadora".



Y sintiéndolo mucho, con este asunto, no dispongo de la más mínima indulgencia.
Puntazo para la iglesia, que cuenta doble, por premeditación, alevosía, encubrimiento y perversidad: Iglesia 4 - Yola 3

7. No robarás. Lo cierto es que después del sexto ya no me siento con la misma capacidad objetiva, pero lo sigo intentando.

- Iglesia. Me remito a lo expresado en los mandamientos 2, 5 y 6 (y 10). Y añado: ‘Ni los ladrones, ni los avaros..., ni los rapaces heredarán el Reino de Dios’ (1Co 6, 10). "Pecadora".

- Yola. ¡¡Dios me libre!! Ni sisar de las vueltas de la compra, ¡oiga! ¿Apuestas con las amigas para ver quién se atreve a mangar el rotu de Hello Kitty en el Corte Inglés? ¿Etiqueting yo? De cualquier modo, dicen que "quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón". No creo que alcance a vivir esos cien años, de modo que... "Expiada".

Minipunto para la Iglesia. Iglesia 5 - Yola 3. ¡¡Vaya, parece que alguien ha cogido carrerilla!!

8. No levantarás falsos testimonios, ni mentirás.

- Iglesia. De nuevo me remito a todos y cada uno los mandamientos en los que has salido "pecadora". Porque actuar diferente a lo que se predica, es mentir. Máxime si ese acto es diametralmente opuesto a tus palabras. Y todavía peor si EXIGES a tus componentes lo que tú no haces. Ocultar, también es mentir. Y tantas cosas... Nada "pecadora" total.

- Yola. Pues claro hombre, alguna vez he mentido. No es que sea una mentirosa compulsiva, pero lo he hecho. Por ejemplo no falto a mi cita con la mentira cada 28 de Diciembre. "Pecadora".

Minipunto para ambas. Iglesia 6 - Yola 4.

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

- Iglesia. Y ooootra vez me tengo que remitir al sexto mandamiento. Ya te dije yo que de un pollazo plumazo, te fundías varios pecados (algunos de ellos capitales). “Súper-pecadora”, y otro que vale por dos, por la categoría del asunto.

- Yola. Diosito, nuevamente te insto a que revises concepto y definición de "impuros", moral y éticamente hablando, porque chato, nos pones a veces unos bomboncitos delante que eso de evitar ciertos pensamientos y deseos.... en fin. He de decir en mi favor, al igual que en el mandamiento 6, que jamás los he consentido si presentía daño alguno hacia otras personas. Pero claro, ¿qué debemos hacer para no consentir esos pensamientos y deseos? ¿limitar las libertades? Y eso ¿cómo se haría cuando se trata de algo tan instintivo e intangible? Encuentro ciertas contradicciones en tus palabras. Ateniéndome a la confusión que crea este, con respecto de otros mandamientos, me expío a mí misma de toda culpa. Ale, ahora vas y lo cascas. "Expiada".

Minipunto para la iglesia. Otro que debería valer doble, pero que te perdono la mitad, por el mismo motivo que yo me expío. Iglesia 7 - Yola 4.

10. No codiciarás los bienes ajenos. "El Señor se lamenta de los ricos porque encuentran su consuelo en la abundancia de bienes (cf Lc 6, 24)" Aydedios!, con la concupiscencia hemos topado...

- Iglesia. A veces tu evangelio me deja sin palabras para describir argumentos que caen por su propio peso. "Pecadora".

- Yola. Va a ser que yo a la fila esta de la codicia no me puse. Si descubro que Fulanito tiene algo, y ese algo me gusta, me parece útil y del agrado de Fulanito: 1, me alegro por Fulanito, pero de verdad; 2, le pregunto a Fulanito qué debería hacer yo para conseguir un algo igual que el suyo (y si lo considero oportuno, lo hago); 3, si ese algo es personal e intransferible (e irreproducible) entonces le pregunto a Fulanito qué podría hacer yo (si puedo hacer algo) para que Fulanito comparta ese algo conmigo. Es decir, se canalizar mi envidia y mi codicia de forma positiva y productiva. De modo que no, jeje, de esta me libro. "Exenta de pecado".

Minipunto para la Iglesia. Iglesia 8 - Yola 4.

Waaauuuu!!! Iglesia, no dejas de sorprenderme, pedazo de notable en la primera vuelta.
¿Te has dado cuenta que doblas en pecados a una pecadora reconocida?

VERSÍCULO TERCERO. De los pecados capitales y los votos clericales.

Me disponía yo a diseccionar estas facetas, pero veo que los siete capitales están, en un modo u otro, contenidos en los mandamientos. Así pues, en plan vistazo rápido, creo que lo podemos dejar en empate de, entre 5 y 7, lo que le venga bien a la Santa Madre Iglesia... Venga lo dejamos en 6 de 7 para no auto-imponernos un sobresaliente, que en eso Satanás es muy rígido.

Y lo mismo con los votos que todo clérigo promete a Dios y a la Iglesia para obtener el sacramento del sacerdocio pero… ¿En serio quieres que volvamos a hablar de pobreza y castidad? Y “obediencia a Dios y al magisterio de la Iglesia”. Me pregunto, ¿a quién da Dios esas órdenes que deben ser obedecidas? Igual es que cada noche se las susurra al oído a tu Papa. ¿Quién es el magisterio de la Iglesia? Porque desde el “rector”, hasta muchos de los “profes” de menor rango, esto de la obediencia… Ni qué hablar de los “pecadores” fieles claro. Por tanto, todo lo que has prometido cumplir, y cuyo cumplimiento solicitas, enseñas y exiges como “condición de…” a todos tus “seguidores”, tú los has incumplido. ¡¡Venga hombre!! Si esto no es un chiste, que venga Dios y lo vea.

VERSÍCULO CUARTO. Del arrepentimiento, el perdón de los pecados, la penitencia y la expiación.

¡¡Acabáramos!! Ahora me explico yo de dónde nace aquello de “hecha la ley, hecha la trampa”.

De modo que está aquí una, venga y venga a pecar, haciendo méritos para ver si consigue que San Pedro la mande “pa’bajo”, y encontrar el placer más absoluto, y ahora me vienes con que “tres avemarías y a correr”. Pero qué Morrazo y qué descaro te gastas iglesia.

¿Dónde está el baremo para medir el arrepentimiento? ¿Quién es ningún ser humano, vista como vista y rece lo que rece, para decidir e imponer penitencia a alguien? ¡Vamos valiente!, saca tus unidades de medida. Porque claro, si nos dejamos llevar por la “ley natural” (que no la del hombre), la penitencia para tus pecados no se ha escrito… no, ni en las sagradas escrituras. Venga Iglesia confiesa, ¿a cuánto está el kilo de pecados?

Y por si fuera poco, no contenta con esto, vas y te inventas ese intrincado concepto de “indulgencia plenaria”. Que yo, en mi corto entendimiento, interpreto como “absolución de la penitencia y/o el purgatorio de los pecados cometidos”. Pero añades “de carácter temporal”. O sea, ¿hay pecados temporales y pecados perpetuos? O es que ¿hay penitencias temporales y penitencias perpetuas? ¿Hay purgatorios temporales y otros perpetuos?.... Aydedios!!! ¡¡Qué lio tengo!! Bueno creo que lo que me queda claro es que esto no es perdón de pecado “temporal”, sino eximir al pecador ¿temporalmente? de su penitencia… ¿Tipo letra a 30, 60, 90 días?... Esto no hay dios que lo entienda hombre. Claro que, como a ti dios te susurra estas cositas al oído, pues estás en tu divino poder de “imponer” lo que te plazca… digo te comunique el santísimo…

Desde luego cada día es más fácil sacudirse los pecados, así como quién no quiere la cosa oye. Te vas de “chupifiesta parroquial”, cantas algunas alabanzas, pagas 30€ (el carnet peregrino más barato), y ya está, limpia de polvo y paja… eso sí, temporalmente (que no sabemos por cuánto tiempo será). Pues sí que sale barato un tiempo de paz interior… Y ni qué decir de un finde (o semana) low cost en Madrid. Eso si, SÓLO si eres peregrino, porque no, aquí no hay discriminación ciudadana, no ves que los no católicos no somos personas, ni estamos en el mundo.

VERSÍCULO QUINTO. De Dios, la fe y el amor. Y ya de paso el altruismo.

Un par de cositas que te quería decir iglesia. ¿A ti te han explicado algo sobre estos tres conceptos? Verás, y ahora ya sin acudir a tus escrituras, porque no hay por dónde cogerlas a este respecto.

Te pongas como te pongas, ese ser todopoderoso, que todo lo ve, y siempre vigila, y anota cada uno de nuestros pecados, para pasarnos buena cuenta de ello. Ese que mueve la batuta para que "Pedrito" decida si entramos o no al reino de los cielos. Ese Dios, como cualquier otro (si es que hay más), no es más que un “clavo ardiendo”. Ese al que todos necesitamos agarrarnos para alimentar nuestra fortaleza natural, cuando la creemos mermada. Tiene tanto “poder” como cada persona quiera concederle. Hasta la fecha no conozco hecho alguno acaecido por la “gracia divina”, y si muchísimos alcanzados por la fortaleza y la integridad del ser humano... y a veces por su imaginación.

Por otro lado, yo no sé qué os habéis creído que hay en el Reino de los cielos, pero joer, sólo de pensar en pasarme toda la eternidad ahí en vilo, de nube en nube (con lo “grises” que son algunas), con cuidadín de no caerte, que lo de abajo está muy chungo; todos con alitas y mal-vestidos de blanco…¡¡con lo que se ensucia el blanco y lo que pican las plumas!! ¡¡por favor!! Donde esté un buen ceñido bermellón, al calentón infernal… (Momento triple con hielo).

Y de la fe ¿qué?, concedérsela a un dios vigilante, condicional y opresor. Poner nuestra confianza en sus “escogidos” (y auto-proclamados), que desde luego si es la representación actual de la iglesia, en fin… Como te lo explicaría yo, así suavemente… La que suscribe, personalmente, no está dispuesta a poner su fe en manos de PEDERASTAS, VIOLADORES, ASESINOS Y MANIPULADORES. Si algo no te queda claro, ya sabes, pregunta a tu farmacéutico.

La fe es eso que nos hace creer que no somos suficiente, que no podemos por nosotros mismos y nos lleva a implorar al “clavo ardiendo”, para que nos de fuerzas para tal, o paciencia para pascual.

Y, ¿de dónde vendrá esta deficitaria autoestima del ser humano? Este, si me vale decirlo, es el más grandioso de tus pecados. Probablemente en el que más te has esforzado y, desde luego, al que más beneficio le sacas. La manipulación de la mente humana a través del maltrato sutil. Escudado en Dios, y armado de múltiples amenazas pecaminosas, penitencias y purgatorios, has minado la mente humana de incapacidades policromáticas. Te has jartado de recalcar, a diestro y siniestro, que no valen un pimiento porque son pecadores, seres inferiores que nunca conseguirán ni la grandeza, ni el beneplácito de “dios” (iglesia en este caso), ni mucho menos el reino de los cielos. Les has amedrantado y desdibujado sus valores y capacidades, convirtiéndoles así en tus súbditos. Y no contenta con eso, les retas a alcanzar el perdón de sus pecados y el reino de los cielos, animándoles a competir por ser un poco mejores personas. Y mira tu por donde que algo ha ido mal en esto del "magistero de la iglesia", porque te ha salido el tiro por la culata. En vez de "competir" a base de amor, lo hemos hecho a golpe de traición. ¿Será que el hombre aprende por imitación? Enhorabuena, te has hecho con un buen ejército, y eso no lo hace cualquiera… Si, halago la inteligencia manipulativa de tus ancestros, porque a ti actualmente se te está escapando un mogollón de peña impresionante.

Pero ¿sabes qué es lo que más pena me da? Que nos lo hemos tragado sin cuestionar tu palabra. Ya lo dijo Moliere: "Somos fácilmente engañados por aquellos a quienes amamos." Que muchos creímos en ti y en la bondad que predicabas. Aunque me complace, primero haberme dado cuenta a tiempo, y segundo saberme acompañada de otros muchos que también han y están despertando, y vibran en la misma sintonía. Porque resulta que si, que la mayor parte de las personas de la calle, tus inferiores, somos buena gente, con buen corazón y mejor fondo. Fíjate si hay gente de buena fe, que muchos incluso te han perdonado tu larga y terrorífica lista de pecados.

Iglesia, el AMOR, no es ni de lejos lo que tú practicas y enseñas. El AMOR es un sentimiento sublime y colosal, que difícilmente podría alojarse en el corazón de tu Papa, ni de ninguno de los de su séquito. El AMOR, para empezar por algo, es o debería ser INCONDICIONAL. Palabra que no aparece por ninguna parte en tus sagradísimas escrituras que todo lo condicionan. El AMOR sí abre mares y mueve montañas. No soy yo la más indicada para hablarte de AMOR, mejor le preguntas a tu incondicional Teresa, que ella de esto sabía un rato.

Y de altruismo, ese del que presumes en tus obras, ¿oíste hablar alguna vez? Al igual que las tuyas, conozco un montón considerable de buenas y fantásticas obras "civiles", humanas, que sí saben lo que es hacer algo por los demás de forma altruista. Porque tu, al fin y al cabo, siempre lo haces, con "las espaldas cubiertas" por tu Estado y tu "ejército", y a cambio de "la bendición", a cambio de una plaza en "el paraíso", a cambio del perdón de dios... o será el perdón de la propia iglesia. Pero ellos, las personitas desvinculadas de tu credo, los laicos, hacen esas buenas y grandes obras A CAMBIO DE NADA.

EPÍLOGO.

Iglesia, por enésima vez en mi vida, he vuelto a concederte el beneficio de la duda. Más que nada por aquello de asegurar y constatar o no, mi posición. Me habría gustado recuperar mi confianza en ti pero, por enésima vez, has vuelto a desencantarme. NO ERES DE FIAR.

Tú puedes agarrarte a la capacidad de perdonar, ya que sólo han sido “algunos” de los tuyos los pecadores. Repito, dónde uno ya son demasiados. Yo puedo agarrarme a tu contumacia, reincidencia, a la complicidad por encubrimiento, y a que toleras el perjuicio directo (y brutal) a tu prójimo.

Empecinado fiel de la Iglesia, te pongo un ejemplo práctico para intentar acercarte al entendimiento de mi desconfianza:

Piensa en tu vecino. Si, ese que te cae tan bien. Con el que alternas los días de llevar a los niños a natación o a inglés. Con el que te tomas el vermut los domingos. Os regáis las plantas y os recogéis el correo cuando el otro no está. Imagina por un instante que mañana te enteras que ese vecino de tu confianza, ha violado a la hija de los del 5º (una pre-adolescente, una menor). Una muchacha que confiaba en él, porque sus padres también confiaban en él (igual que tu). Con artimañas y manipulaciones varias LA VIOLA. ¿Qué sientes ahora mismo? ¿Qué fue de tu confianza en esa persona? ¿La recuperarás algún día? Imagina ahora que ese hombre fue arrestado, juzgado y condenado. Ya han pasado 10 años (donde tus hijos tenían 5 ahora tienen 15) y el hombre, con su condena cumplida y “completamente rehabilitado”, vuelve a su casa. Vuelve a ser tu vecino. ¿Crees que ya le habrás podido perdonar? ¿Confías en él? ¿Le vuelves a dejar las llaves de tu casa tranquilamente? ¿Aplaudes y cantas alabanzas cuando pasa por la calle?... Ya, probablemente no. Sólo probablemente, hasta te costará articular un “Hola” cuando os crucéis en el ascensor. Quizá hasta adviertas a tus hijas del “peligro”.

Si te engañan, si traicionan tu confianza, la pierdes. Yo también.


Y puedo decirte que “a la gloria de los famosos se adscribe siempre algo de la miopía de los admiradores” (Georg Christoph Lichtenberg).

Fieles de la iglesia católica, respeto por supuesto vuestra fe y vuestras creencias. Y quisiera respetar vuestros actos. Entiendo que habrá gente de buena fe, aunque con MUY POCA EMPATÍA, que sentirá que pagan en esto justos por pecadores. Pero “no hay más ciego que el que no quiere ver”. Estáis vitoreando a unos DELINCUENTES y a todo lo que representan, lo siento, pero eso no me parece ni mínimamente respetable. Les estáis dando cancha a personas que han mutilado, resquebrajado, la vida de almas inocentes que creyeron en ellos, que CONFIARON en ellos. Lo han hecho utilizando su poder, y la palabra de dios. Ayer podrías haber sido tú, mañana pueden ser tus hijos. Todo aquél que no condene semejante situación, no se merece respeto alguno. Y acudir y promover las JMJ, no sólo es igual que no condenarlo, sino mucho peor, casi casi lo estáis premiando.

Sí, todo esto empezó por el teatro este que vais a montar entre unos cuantos. Podría entrar aquí en un montón de factores incómodos, pero ya he ido dejando miguitas por ahí, el que quiera que las recoja. No me apetece remover otra vez financiación, beneficio, discriminación, recortes sociales, desfiles de la legión para "hacer compañía", y un largo etc. A mi, hace ya mucho, que me pareces el mayor y más truculento negocio jamás conocido. Me resbala completamente los paseos que te des por el mundo Iglesia, que vengas o que dejes de venir. Pero amiga, hagas lo que hagas, ASÍ NO.


Pincha la foto para descargar el PDF del díptico.

Si quieres saber cómo es alguien, mira de qué manera trata a sus inferiores, no a sus iguales”. Sirius Black

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto.” Georg Christoph Lichtenberg

El sufrimiento de unos puede ser provocado por la ambición de otros.” Madre Teresa de Calcuta.

"TOC, TOC!! DISCULPE, ¿ES AQUÍ EL INFIERNO?"

BIBLIOGRAFÍA:
- JMJ (Jornada Mundial de la Juventud): http://www.madrid11.com/
- Siervas de lo Corazones Traspasados de Jesús y María: http://www.corazones.org/
- Web oficial del Vaticano: http://www.vatican.va/phome_sp.htm
- Fundación Educativa Santo domingo: http://www.fesd.es/
- Orden de los Dominicos: http://www.dominicos.es/
- Colegio Ntra. Sra. de las Victorias (Filipenses Madrid): http://www.filipensesmadrid.net/
- Universidad Pontifica de Comillas: http://www.upcomillas.es/
- Compañía de Jesús: http://www.jesuitas.es/pages/compaF1EDa-de-jesFAs.php
- Caritas: http://www.caritas.es/
- Compromiso social de la iglesia católica: http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_cat%C3%B3lica#Compromiso_social
- Misioneras de la Caridad: http://es.wikipedia.org/wiki/Misioneras_de_la_Caridad
- Madre Teresa de Calcuta: http://www.corazones.org/santos/teresa_calcuta.htm
- Estado Ciudad el Vaticano: http://www.vaticanstate.va/ES/

16.7.11

Colorantes naturales.

Después de preparar las esencias naturales, a las que tuve que buscar un uso diferente del que me motivó a hacerlas, me puse con los colorantes, por aquello de hacer jabones tradicionales, pero un poco diferentes.

De todos es sabido que extraer colores de la naturaleza son técnicas ancestrales que perduran en la actualidad. De hecho, aunque ahora usemos procesos químicos para fijar los colores y concederles mayor durabilidad, estos siguen proviniendo de la madre naturaleza. Plantas, minerales y algunos bichejos, como el rojo carmín de los pintalabios, que se sigue sacando de la cochinilla (Perú es el mayor exportador de cochinilla).

Debemos tener en cuenta que, hablando de plantas, el color final, siempre será dos o tres veces más claro que el del propio tinte, a no ser que utilicemos mordientes, para fijar el color, lo que suele hacerse para la tintura de tejidos. En cualquier caso, un colorante natural nunca será tan intenso como uno artificial. Además irá perdiendo tonalidad con el tiempo, dado que no es un colorante muy estable, a no ser, como digo, que se utilicen mordientes y conservantes.

Hay tres métodos básicos para hacer el colorante, concentrándonos en el jabón:
1. Si usamos condimentos en polvo, se pueden poner directamente en la mezcla del jabón (en este caso) o en el agua que usemos para teñir. Esta técnica de solución, se emplea también con los minerales.
2. Si usamos plantas, ya sean raíces, cortezas, hojas o frutos, podremos hacerlo con una infusión bien concentrada (sólo un tercio de agua). Esto oscurece un poco el color extractado.
3. También para plantas, y la que yo elegí, hacer un simple batido (licuado) con la parte tintora de la planta.

Hay muchísimas plantas y minerales, que nos pueden proporcionar tintes para jabones, veamos algunos ejemplos, que vamos a identificar como: P=Polvos; I=Infusión; B=Batido; aunque casi todos los de I, se pueden hacer igualmente como B.

* Blanco: Talco (P). Sin abusar, para no restarle propiedades espumantes al jabón.

* Beige: Té (I) y Cáscara de cebolla común (I/B). Ésta última, depende de la cantidad, y del tipo de cebolla, nos dará de beige a amarillo, incluso anaranjado.

* Amarillo Pálido: Jengibre (P), Raíz de lirio (P) y pequeñas cantidades de la cáscara de algunas cebollas (I/B).

* Amarillo: Azafrán (P), Caléndula (I/B), Manzanilla Común (I), Cúrcuma (P), Curry (P), Polen (P), Rubia (I).

* Naranja: Pimentón (P), Cayena (P/I/B).

* Rojo: Raíz de Alcaneta (I), Flores de Bignonia roja (I/B), Madera de Pernambuco (Palo de Brasil) (I), Palo Campeche (I/B), pétalos de flores rojas (B).

* Rosa: Remolacha poco concentrado (I/B), Pétalos de Rosas (I/B).

* Lila: Cáscara de cebolla morada (I/B), Flor de Malva (I/B).

* Violeta: Col lombarda (B).

* Morado: Flor de Violetas (I/B), Flor de lirio morado (I/B), Flor de Lavanda (I/B), Flor de Romero (I/B), Remolacha (I/B) muy concentrado.

* Azul: Bayas de ciprés (I/B), Flor de lirio azul (I/B), Manzanilla Romana (I/B), Arándano azul (I/B).

* Verde: Menta (I/B), Té verde (I), Ortiga (I/B), Hoja de Romero (I/B), Hiedra (I/B), Clorofila (P), Algas de cualquier tipo, siempre que sean verdes, por ejemplo Fucus, Espirulina, o Nori (I/B), Perejil (I/B), Hojas de Mate (I/B).

* Marrón: Henna (P), Canela (P), Cacao (P), Cáscara de nuez (P/I).

* Negro: Aceite de Cade, con cuidado porque su olor es realmente fuerte y difícil de disimular. Tulipán negro (I/B), Carbón vegetal (P), semillas de Nacazcol (Caesalpinia coriaria) (I).

Lo cierto es que el tema es muchísimo más sencillo que cualquiera de los otros procesos; esencias y jabones. En este caso utilicé hojas de hiedra para conseguir un verde.

MATERIALES:

- Hierba, hojas, frutos, raíces o lo que corresponda, "teñidor". En este caso hojas de hiedra.
- Agua.
- Unas gotas de amoniaco, que ayuda a extraer el color. Y al final podemos añadir unas gotas (chorrito) de zumo de limón natural, que reaviva los colores.
- Batidora, mejor si es de vaso.
- Jarra de cristal.
- Embudo.
- Colador.
- Tarro/s de cristal oscuro, o en su defecto, cristal normal y papel de plata para cubrirlos.
- Aceite de girasol o alcohol, como conservante natural.

PROCESO:
1. Recolectar y cortar un poco las hojas de hiedra, directamente dentro de la batidora de vaso.
2. Añadir agua. Debemos tener en cuenta que, a más agua, más diluido saldrá el color, es decir, menos teñirá. Yo puse un tercio del volumen de las hojas de hiedra ya cortadas.
3. Batir un buen rato, casi hasta obtener un puré.



4. Colar el contenido del vaso de la batidora en una jarra. Este paso es para poder colar dos veces y que quede la menor cantidad posible de poso.
5. Colar directo al frasco donde lo vamos a conservar.



6. Añadir unas gotitas del conservante elegido (aceite de girasol o alcohol).
7. Cerrar el frasco. Si es transparente cubrirlo con papel de plata y etiquetar. Se debe guardar en un lugar fresco y oscuro, un armario parece lo más indicado, hasta su utilización, que mejor será en no demasiado tiempo.


13.7.11

Cómo extraer esencias naturales.

Tenía yo la intención de hacer el jabón de la abuela, de toda la vida, y ya que... pues pretendía darle un toque personal con colores y aromas. Ya veremos porqué no pudo ser, y he tenido que dar otros usos a las esencias.

Quiero dejar claro que lo que vamos a hacer es "agua de...", es decir agua aromatizada con la hierba que usemos. Que hay que distinguirlo del aceite esencial, que no es.

Yo las uso como ambientador, bien relleno los frasquitos de los ambientadores de enchufe, o bien, cierro el frasco con un tapón de corcho, al que he hecho 3 agujeritos por los que introduzco varillas de madera, de las de pinchos de comida. Las varillas se impregnan y el aroma sale y se dispersa por evaporación. Esto último es más propio para el verano, y los de enchufe para el invierno.

A falta de un alambique con el se debería hacer el proceso, y buscando información en Google, encontré este vídeo* que me facilitó el trabajo. Ya veis que sencillo, vamos con ello.


MATERIALES:

- Hierba aromática de la que queramos extraer la esencia. Yo hice de hierbabuena, de menta y de romero (la más duradera).

- Agua.

- Una olla más bien grandota, depende de la cantidad que pretendamos, con su tapa.

- Un escurridor de alimentos metálico. Que entre bien en la olla, si se ajusta al borde superior mejor. Si no se ajusta necesitaremos un trípode, como el que trae la olla rápida para cocer al vapor (que se pone debajo del cestillo escurridor)

- Un bol o cuenco más pequeño, para poner en el centro del escurridor.

- Tijera o batidora para picar bien la hierba.

- Hielo. Que podemos preparar el día anterior poniendo un tupper/tartera o varios, con agua al congelador. Yo lo hago con los tetra-briks o con botellas de plástico. Les corto la parte de arriba y se convierten en mega-cubiteras estupendas.

- Unas gotas de aceite vegetal, o de alcohol, que usaremos como conservante.

- Una botella o bote de cristal oscuro. También podemos pintarlo o cubrirlo con papel de plata de cocina.


PROCESO:

1. Meter la tapa de la olla en el congelador.

2. Cortar las hierbas. Debemos tener en cuenta las proporciones, cortaremos tanta como aroma queramos extraer, es decir, a más hierba más aroma, que no más agua. Yo suelo cortar lo que ocupa un tercio de la olla, una vez picado.

3. Picar las hierbas dentro de la olla. Para hierbas finas como la hierbabuena o la menta, uso unas tijeras (asumiendo la consiguiente pérdida de aroma en el proceso, que es poca) y después añado el agua. Pero para el Romero y otras de tallo más leñoso, utilizo una batidora vieja que tengo para estos menesteres y las trituro ya dentro del agua. Así, no hay apenas pérdida de aroma.

4. Añadir el agua, si no lo hicimos antes. Hay que tener en cuenta dos detalles: Uno es que vamos a extraer, aproximadamente un tercio del agua que pongamos; y la otra es que a mayor concentración de hierba, más aromática será nuestra esencia. Yo suelo poner 3 ó 4 veces la cantidad que quiero extraer. La medida la tomo con la misma botella donde luego guardaré la esencia.

5. Introducir en la olla (con la mezcla en el fondo), el trípode si es necesario, el cestillo escurridor, y colocar el bol en el centro del cestillo. Sacar la tapa del congelador y tapar la olla, CON LA TAPA AL REVÉS, es decir, el agarrador de fuera, quedará adentro, justo sobre el bol.



5. Poner al fuego fuerte y bajarlo al mínimo cuando empiece a hervir. Lo suyo es dejarlo a hervor suave sudante el tiempo necesario (que dependerá de las cantidades que hayamos puesto, de la fuente de calor y de la propia olla. En el momento que empieza a hervir, llenaremos la tapa de hielos, para facilitar la condensación del vapor.

Lo que está sucediendo en este momento es que las esencias de la hierba son vehiculizadas hacia arriba por el vapor de agua. Se encuentran con la tapa helada, el vapor se condensa y, dado el formato de la propia tapa, escurre hacia el centro, cayendo dentro del bol las partículas de aroma concentradas en las gotitas de agua.

6. Cuando el bol está lleno se saca, vertiendo su contenido, en caliente, en el bote de cristal, con un embudo.

Yo repito esto hasta que se ha consumido todo el agua del fondo de la olla. He llegado a sacar tres botellitas de esencia, pero eso dependerá de las cantidades de hierbas y agua que hayamos puesto.

7. Añadir a la esencia del bote unas gotas de aceite vegetal (sin aroma) o de alcohol para prolongar su conservación. Yo prefiero el aceite. Y cerrar bien.

8. Arropar el/los tarros bien, en caliente, con una manta, para hacer el vacío. Yo los dejo unas horas.

9. Tapar la botellita con papel de plata, si es de vidrio trasparente, etiquetar y guardar en un lugar oscuro y fresco. Armario/despensa de la cocina (lejos de fuentes de calor) puede valer.




*El título del vídeo es incorrecto, ya que lo que se extrae NO es el aceite esencial, sino agua aromatizada, la esencia, pero no el aceite.

8.5.11

Reciclando: Molinillo de viento.

Mudando de conversación, que diría mi abuela, este post va de manualidades.

Resulta que es una como más de hechura, y cuando estoy "quieta" (sin viajar), no paro "quieta", me gusta hacer cosas, a ser posible productivas.

En este caso he hecho unos molinillos de viento, con botellas de plástico, que estoy utilizando a modo de espantapájaros para mi pequeño huerto. Advertencia: no funciona. Es decir, para el mogollón de pájaros si, se asustan un poco (al principio), pero los mirlos siguen comiéndose mis lechugas. Será cuestión de ponerles una malla.

El caso es que para talleres varios de manualidades, como jóvenes scouts, o mayores, puede estar chulo hacerlo. Y como se lo prometí a una amiga, pues publico todo el proceso que yo he seguido.

Evidentemente, el plástico se puede pintar, o añadirle un montón de cosillas que se me ocurren, para que quede "bonito" en el jardín o en la terraza. Vamos a ello.

*MATERIALES:

- Botella o bote de plástico (hice uno con el bote de Cola-Cao).
- Rotulador, mejor si es de CDs.
- Un trozo de alambre viejo.
- Fuente de calor, con llama: vela, fuego de la cocina, camping-gas.
- Tijera potente, hay que cortar el plástico.
- Celo ancho o grapadora o Loctite.
- Alambre, unos 50cm. es suficiente, para colgarlo.
- Alicate de punta.
- Un botón ancho, pero que entre holgado dentro del tapón de la botella.
- Cinta de cassette, cintas de rafia, o lo que se quiera para adornarlo.

*PROCEDIMIENTO:

- Dibujamos la línea de corte, que dará forma a las aspas, en la botella. En el fondo de la misma, hay que hacer una especie de curva. (ver figura del vídeo).

- Calentamos el alambre viejo con la llama, y lo usamos para quemar el plástico de la base de la botella, y recortarlo.

- Del mismo modo hacemos el principio del corte del aspa, que en la base todavía es muy duro para la tijera.

- Recortamos las aspas, por las líneas que hemos dibujado antes.

- Doblamos cada aspa sobre sí misma, hacia afuera de la botella, y en DIAGONAL, para darles horizontalidad.

- Pegamos, espalda con espalda, cada aspa consigo misma, con el celo, la grapadora o el Loctite (me fio menos del pegamente, lo que mejor queda, por discreto, es graparlas). Esto es para que las aspas queden bien fijadas horizontalmente, pero con plano vetical. Es difícil de explicar, si no lo entiendes mira el vídeo.

- Hacer un agujerito en el centro del tapón, con cuidado que debe quedar fino, lo justo para que pase, a gusto, el alambre.

- Yo les he hecho unos agujeritos (con el alambre caliente), a las aspas, en su borde inferior, para colgarles las cintas, que al moverse con el viento, asustarán más a los pájaros.

- Cortamos las cintas del cassette, de rafia, etc., y las pasamos por los agujeritos. Si las pasas por el centro y las introduces en el ojal que dejarías, no hacen falta nudos. En otro colgué un CD viejo de cada aspa, pero debemos tener en cuenta que, cuanto más pese, menos se mueve, por eso para este elegí las cistas del cassette.

- Hacemos un circulito con el final del alambre largo, y lo doblamos, para que sugete el botón. Le metemos el botón.

- Metemos el alambre por el agujerito del tapón, de modo que quede el botón dentro del mismo.

Os dejo un vídeo explicativo con todo el procedimiento.



Ya tenemos nuestro molinillo de viento. Ahora sólo queda colgarlo y esperar que sople el aire.