22.11.09

Frutas Asiáticas VII: Durian.

Vamos con el que alguien bautizó como "El Rey de las Frutas", aunque para mí siempre seguirá siendo el lichi.

El árbol Durio zibethinus, es alto (hasta 50 metros) y vigoroso. Puede florecer y fructificar dos veces al año, según el clima, y se da de forma natural en el sudeste asiático, aunque también se cultiva.

Las flores salen en ramilletes de 3 a 30 y tienen 5 pétalos, rara vez 4 ó 6, y pongo esto porque resulta curioso que el fruto también tiene 5 mega gajos y rara vez 4 ó 6.

El fruto de unos 4 ó 5 Kg. pasa del verde al amarillento cuando madura y al marrón cuando se va pasando. Y cae de forma natural cuando está maduro, así que cuidadín con pasear debajo del árbol. Aunque dicen las leyendas que el Durian tiene ojos y rara vez ataca a los humanos. Solo se consigue fresco en el sudeste asiático.

Esta cubierto de una cáscara gruesa y espinosa, parecida a la del Jack, pero con espinas bastantes más grandes y duras. Como digo está dividido en unos 5 departamentos, cada uno de los cuales contiene un mega gajo (porque son enormes), de forma parecida a un plátano un poco aplastado, y con unas 2 ó 3 grandes semillas en su interior. La pulpa es de color amarillo, textura melosa, entre plátano maduro, mango muy maduro y... ¿flan? Desprende un olor pestilente, hasta el punto de estar prohibido, cual rey destronado, en lugares públicos como algunos alojamientos y casi todos los transportes.

En cambio el sabor, por lo que dicen es delicioso, pero la menda no tuvo lo que hay que tener para probarlo, el simple olor, incluso a distancia, me echaba para atrás. Y quise hacerlo, pero no hubo ovarios, así que de esta no hay vídeo.

Para hacernos una idea, el escritor Anthony Burguess, el rudo autor de La Naranja Mecánica, definió la experiencia de probar el Durian como "comer flan de vainilla en una letrina". Y un viajero, el naturalista inglés Alfred Russell Wallace para quien "comer Durian es una sensación que bien vale un viaje al Oriente". Otros viajeros no han dudado en comparar su olor con las pestilencias de cebollas o huevos podridos, o con los efluvios de cloacas.

El trono se lo ganó, por su presunto sabor, y mantiene su corona gracias a las incuestionables cualidades nutricionales. Porta orgulloso la medalla de "La Fruta más Nutritiva del Mundo" y es que tiene la capacidad de exterminar a ciertos parásitos, bajar la fiebre, limpiar la sangre (colesterol) y ser anticancerígeno, entre otras muchas propiedades, la más graciosa de las cuales es que se le atribuyen intensos efectos afrodisíacos. Que yo me pregunto dónde llegará el grado de halitosis matutina si cenamos Durian para tener una noche loca.

Para los surasiáticos es "un manjar de los dioses", hasta el punto que algunos afirman que el tocado de ciertas figuras de Buda está inspirado en la textura externa de esta fruta. Lo usan para casi todo, no solo como fruta fresca, también para cocinar distintos platos, como condimento, hacen caramelos, postres, helados e incluso snacks de Durian. Además la semilla, también a modo de castaña, se consume en varios formatos: frita, cocida, asada, machacada en forma de harina que servirá tanto de condimento como para hacer "panes" y bizcochos (o algo parecido).

Es tan apreciado en esa región de Asia, que el diseño del palacio de congresos de Singapur, el Esplanade, se ha inspirado en la forma del Durian. Otra muestra de este fervor por el rey de las frutas en el continente es que, en 2003, Indonesia sacó al mercado preservativos perfumados con Durian (no tenia los pinchos del fruto, tranquilos). Solo de pensarlo me ahogo en mis propias nauseas.

En fin, que lo único que yo puedo calificar es su olor y, de 0 a 10, de doy menos 100, absolutamente repugnante.

7 comentarios:

  1. pregunta...

    ¿que es peor, una letrina china o un durian?

    a.- la letrina china, pero me pillas con prisas pa elegir
    b.- un durian, me estoy acobardando con el tiempo, siento defraudar al publico
    c.- en realidad me encantaron las dos.

    y yola eligio...

    ResponderEliminar
  2. Me pido comodín!! ¿Puedo?

    Lo cierto es que no puedo opinar porque el Durian no lo caté y tampoco he comido natillas en los baños chinos, pero... prefiero fruta (por pestilente que sea) a cloaca :P

    ResponderEliminar
  3. Hola Yola:
    ¡ Lo que sabes de botánica! Nos dejas asombrados, lo que no me puedo creer que tan decidida como eres, no probaras el Durian aunque fuera con los dedos haciendo de pinza en la nariz.
    Saludos, Asun y Ricardo

    ResponderEliminar
  4. Más bien es lo que estoy aprendiendo de botánica, jeje. Creo que precisamente por lo decidida que soy, decidí no probarlo :P

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Rogelio Pérez31/1/11 19:16

    En Monterrey (México) No sé en donde se puede consegir, pero de hacerlo,asumo el reto de probar ya que finalmente el único animal sacrificado en este caso sería yo mismo. ha,ha.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/8/11 15:14

    Pues yo ahora mismo tengo uno en la terraza de mi apartamento. Lo he comprado esta mañana sin saber lo intenso que olía y he tenido varios episodios curiosos en el transporte público hasta llegar a casa... sin darle importancia al aromilla que desprendía mi mochila! (la gente creo que sí!) yo lo he probado y es dulce y sabe como huele... no te has perdido nada :)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5/3/13 0:05

    Excelente blog Yola (al fin le puedo poner nombres a mis fotos de mercados sin temor a equivocarme!!)!!... Y debo confesar que el durian nos tomo desprevenidos, cerradito al vacío y lo compramos de mil amores y era tal el hambre que lo probamos sin dudar y, superada la primera terrible impresión- es MUUUUYYYY RICOOOO!!!... (Amen de que luego de frecuentar las letrinas de la estacion de trenes de Xi An, el durian se nos antojo- casi- el perfume de los ángeles, jaja) FELICITACIONES POR TU TRABAJO Y BUENOS CAMINOS!!!!

    ResponderEliminar

Anímate a compartir tus pensamientos