16.11.09

Fiesta del Vino en Turpan. China VII.

Pensé que terminaría derrotada, después de un día de excursión china, y enlazada esta con una noche de bus y dos días de desierto previos, con sus buenas horas de dromedario (y otra, más previa, excursión china). Pero resultó que no, que aquí los chinos cierran el día poco después de las cinco de la tarde.

Llegué al hotel con tanta energía como para darme otra ducha y salir a patearme la calle (qué mal suena eso). El bazar, las calles aledañas (que siguen siendo inmensas), y así, de paseito, hasta que llegué a una plaza enorme con un ambientazo inesperado.

Mogollón de gente, puestos varios en plan mercadillo "bien"... Aquí se está cociendo algo y tengo que enterarme. Fui metiendo la naricilla (-zota) hasta que llegué a un paseo en el lateral del parque donde había todo tipo de viandas, de muy buena calidad, regaditas de las tres variedades de caldo que tienen aquí: el tinto normal, el tinto dulce y el blanco (a cual mejor, y eso que no me gusta el vino, jeje). Lo cierto es que los tres son bastante afrutados y con un toque de dulzor.

Pero claro, una es buena latina, que ya he descubierto que esto no es exclusivo nuestro. Y viajera pobre. Cómo resistirse a una "Fiesta del Vino" con degustaciones gratuitas de todo tipo? Quesos varios, kebab también variados, diversos platos chinos, pollito en varias modalidades... Imposible.

A finales de Agosto termina la vendimia y es algo que se celebra en Turpan por todo lo alto justo el último fin de semana del mes que, casualidades de la vida, me pilló allí la noche del viernes, o sea, la mejor.

Lo único malo que tenía el asunto de dejarme sumergir en el festín uigur, era que había que regresar al hotel y no tenía la menor idea de donde estaba. Si a ese despiste le sumamos un par de copitas de vino (yo, que me pongo solo de olerlo porque no acostumbro a consumir), venga vale tres copitas ¿o eran botellas?, una de cada modelo. Pues claro, se nos presenta un pequeño problemilla.

Menos mal que entablé "amistad" con tres uigures, con los que terminé desayunando comiendo melones de Hami (que debe ser el Villaconejos de China), en el césped del parque, a esas horas de la noche en que en la calle solo quedan putas y sinvergüenzas (según la madre de una amiga). Ellos, en peor estado que el mío, me pidieron la tarjeta del hotel para acompañarme. Y yo, por esos despistes tontos que a veces se tienen, pues no tenía tal tarjetita. El asunto nos dio para otras pocas carcajadas risas, que llamaron la atención de un poli, el cual yo creo que tampoco estaba en muy dignas condiciones, porque también se sentó a degustar el melón de Hami y divertirse con los asistentes, mientras dilucidábamos cómo volver a mi hotel.

Por fin el melón debió hacer el efecto esperado y se me encendió la bombillita para recordarme que el hotel estaba cerca del bazar y también de la estación de buses. Genial!! Ahora ya solo pueden ser, todos los hoteles de Turpan, que están en la misma calle, excepto dos, que hay a una manzana de allí (aquí las manzanas son eternas). Por lo menos hemos descartado dos.

Total que cuando llegó el momento comenzamos a caminar y resulta que el soporífero calor diurno se invierte por la noche, y la leve brisa gélida que corría nos despejó lo suficiente como para encontrar en mi bolsillo el recibito del hotel (ya me vale). Parece ser que uno de los chicos se comprometió a ayudarme a la mañana siguiente, y me despertó el teléfono de la habitación para decirme que algo en chino. Como no entendía ni papa, bajé a ver, y el pobre chino-uigur me había traído el billete de bus para ir a Kashgar y se había marchado!!! Pero hombre, y ahora cómo te localizo yo para pagarte el billete?

Nada, no dejó ni un teléfono, ni una dirección en su larga nota (en chino), que alguien me tradujo días después. El de la recepción solo quería decirme que me quedaba escasa media hora para la salida de ese bus. Hay que ver lo apañaos que son, de verdad.

Ducha supersónica, mochila (lo poco que la deshice) y a correr que el bus no espera (o si?), bueno yo no lo sabía, así que a correr que lo pierdes.

El bus salió con 45 minutos de retraso, lo justo para darme tiempo de beberme, y mear filtrar, unos 3 litros de agua, que dejarían mis riñones impolutos para el largo viaje que me esperaba.

De nuevo tres conductores, la única extranjera, unas 18 horas de viaje y una bonita resaca de la que restablecerse por el camino.

Y otra vez a vueltas con el bendito inglés. Ninguno de los cuatro, ni los tres compañeros de fiesta, ni el poli, hablaba inglés (y mucho menos español), y yo no hablo ni chino, ni uigur. Sin más comentarios.


PD: Como siempre, con este diario de China, las fotos a mi regreso.

5 comentarios:

  1. Lo que me he reido con tu relato!!!
    Si es que te diviertes sola en cualquier lugar y situacion!!! genial!

    Besotes

    Teresa

    ResponderEliminar
  2. Que fuerte Yola!!no me imagino una resaca con tantas horas de autobus,llegaria muerto...si que me gustaria hacer un viaje como el tuyo,en un futuro quien sabe.

    ResponderEliminar
  3. me encanta todo tu viaje, y lo que mas, tu paso por china, sin duda el mio se parara mas en estos parajes, es fascinante!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Teresa, me alegra que te haya hecho reir. Divertirse es la "misión" en la vida. Besotes.

    Angel, la resaca fue lo de menos en aquel momento, me sentía plena. Ya sabes, solo tienes que desearlo ;)

    Rizal, me alegro que te guste, (a mi también, juas). Estoy deseando que me cuentes más sobre ese viajecito.

    ResponderEliminar
  5. elmiradordetenerife24/3/10 6:17

    Hola amiga Yola, felicitarte primero por la fantástica página que tienes y te encuentro admirable por el hecho de viajar sola por el mundo. Bueno solo contarte que unos amigos chilenos están en estos momentos por Turpan y me han hecho saber de lo maravilloso que es el lugar y estoy deseando ir pronto por allá, iré en septiembre si Dios quiere para vivir una de las experiencias más entretenida, como la has vivido tú. Cuando regrese de este lugar, vuelvo a comentarte como me fue...gracias por todo lo entretenido de este blog.

    ResponderEliminar

Anímate a compartir tus pensamientos