24.7.09

Songkran: Año Nuevo Tailandés.

Incluir Tailandia en mi itinerario fue una improvisada sorpresa, porque yo no quería pasar por aquí. Cuando dije en casa que estaba en Bangkok la preocupación ocupó asiento entre la familia. Solo leía comentarios de: "Ten cuidado!!", "Hay mucho agetreo?", "Militares por las calles?"... Yo, como vivo en mi mundo (nunca mejor dicho) pues no me había enterado de nada, y contestaba: "Te da igual tener cuidado, te pillan, lo quieras o no", "Agetreo es poco, está todo el mundo en las calles, con su carga dispuesta para dispararte", "¿Militares? Yo no he visto ningún militar y me he cruzado la ciudad de punta a punta. ¿Qué pasa?".

Lo que pasaba es que, según las noticias en España, había revueltas ciudadanas de algún tipo, al parecer bastante duras, jajaja. Lo siento, no puedo dejar de reirme. Cuando me lo dijeron, contesté: "Yo creo que lo hacen a propósito para disfrutar agustito y sin demasiado turismo de sus fiestas".

Me encontré de lleno con la celebración del Año Nuevo Budista. Lo que se vive es exactamente una "revuelta" ciudadana. Todo el mundo está en la calle, provistos de gran cantidad de munición acuática. Pero yo no sabía nada.

En el hostal, después de insistir varias veces en si estaba segura de que quería salir, me dijeron que no llevase nada electrónico encima, ni el móvil. Me dieron una tarjeta de visita plastificada, por si la necesitaba para regresar y me dijeron que el dinero mejor en una bolsa de plástico. Entendí que estaban celebrando una gran fiesta en el país, y que la gente andaba un poco descontrolada, pero como mi inglés es así de triste, no entendí más.

Salgo. La calle está a rebosar de personas armadas con cubos, cubetas, pistolas y metralletas de agua, contenedores llenos del elemento y/o mangueras, algunos hasta con la Kärcher. ¡¡Oh Dios!! ¿Llegaré seca al Skytrain?

Todos me han visto y, sin cesar su actividad de bañar a todo quisqui, me están esperando. Jooooder, a ver cómo te libras de esta!!. Me puse mi sonrisita de "clemencia, por favor" y caminé hacia el parque acuático.

Gracias a eso, llegué casi seca a mi destino. Algunos te hacen un gesto como para decirte que no te van a mojar, pero cuando has pasado te echan el cubo de agua a los pies. Algunas chicas, siempre más comedidas, te dan el agua en la mano, pero el terror son los niños, no tienen ninguna piedad, salvajes y descontrolados (como casi todos en fiestas), solo ven venir bultos y lanzan el agua. Creo que dan puntos al que más moje o algo así, porque vaya tela.

El primer día me regaron los pies unas cinco o seis veces, y otras tantas me dieron el agua en las manos. El segundo día, nada más salir me cayó un cubo de agua enterito para mi sola. De esa guisa me fui al supermercado y me compré la metralleta más grande que había (3 litros). La cargué en los aseos y cual "Teneiente O'neil" me lancé a la calle ¡¡a jugar a las guerras!! Total, lo peor que me podía pasar es que no me dejaran entrar en la embajada de turno, así en plan "fiesta de camisetas mojadas", que por cierto, y como es lógico, me la encontré cerrada.

El Songkran, o año nuevo budista, se celebra a mediados de Abril, entre los días 12 y 16 dependiendo del país. En Tailandia es del 13 al 15. Son tres días de fiesta nacional que suelen alargar todo lo que pueden (esto no es un síntoma exclusivamente español). Es decir, si cae en fin de semana trasladan los días a los laborables más próximos y si cae entre semana, aprovechan para pillar un puente y alargar la fiesta.

Actualmente tiene una fecha fija, lo que ha provocado una mala interpretación de su origen. En la antigüedad se celebraba en una fecha determinada por ciertos cálculos astrológicos, muy ligados al calendario lunar. Songkran deriva del sánscrito y significa "movimiento" o "cambio". Estos dos aspectos han llevado a muchos a pensar que se celebra cuando el sol entra en la constelación de Aries. Pero la realidad era diferente y creo que tenía más relación con las estaciones (lluvias o seca) que con el sol. A mi me suena a una especie de "Noche de San Juan", porque se celebra supuestamente en el mes más caluroso del año, el día de más horas de luz.

El primer día, Wan Sanggkhan Lhog, el 13 en Tailandia, marca como el final de una era y se realizan rituales y ofrendas a los monjes budistas, y procesiones de los budas. Como parte del proceso de renovación, se limpian las casas (tirando trastos viejos), los templos, los propios budas, y la higiene personal adquiere un significado importante.

El segundo día, Wan Nao o Wan Da, es como el intermedio entre el cierre de una era y el comienzo de la siguiente. Se preparan las ofrendas para el año nuevo, se reunen las familias. Se considera un día favorable, en el que se debe sonreir y evitar el mal humor, o pronunciar palabras malsonantes. Es cuando se empieza a salpicar agua que, viene de la creencia de "limpiar". Por eso los monjes, cuando bendicen a los fieles, les salpican agua (estoy pensando en alto).

El último día, Wan Phya Wan, es el verdadero día de Año Nuevo y el más importante del Songkran. Se suele pasar haciendo méritos y realizando actividades caritativas como ofrendas a los monjes, escuchar sermones, salpicar agua bendita sobre las imágenes de buda y los monjes, etc.

El agua corre a raudales en las tradiciones del año nuevo tailandés, como símbolo de limpieza, pureza y renovación. Hoy día consideran que tirar grandes cantidades de agua es lo más representativo y divertido de las celebraciones del Songkran, que ayuda a combatir el calor propio de esta época, sin embargo tradicionalmente lo que representaba la suave naturaleza del Songkran y del año nuevo tailandés era el salpicar agua con delicadeza y normalmente aromática (perfumada). Los jóvenes además, salpicaban agua a la gente mayor que ellos, como tributo de respeto y reverencia. Se trataba de un gesto sincero que consistía en verter delicadamente agua sobre el hombro y la espalda de la persona. Mientras se hacía, se murmuraban buenos deseos y palabras de bendición para el nuevo año. Este ritual lleva también implícita la búsqueda de bendición y perdón por los errores cometidos.

Las ceremonias religiosas y populares asociadas al Songkran se realizan principalmente para tener buena suerte y prosperidad, pero son también actos de gratitud en memoria de aquellos que ya han pasado al otro mundo.

El Songkran, por tanto, es un período de reunión y de renovación de los lazos familiares.

Pero quedó algo que no termino de entender. Algunos jóvenes llevan en el cubo una especie de puré blanquecino (del color del yeso), que yo creo que es agua con harina. También lo lanzan, aunque menos que el agua, con este mejunje lo que suelen hacer es marcar a las personas, bien un restregón en un brazo, o en la cara. Y la verdad que no se lo que eso significa, así que como siempre, si tienes idea o encuentras algo, que yo no he sido capaz, agradeceremos mucho que nos lo cuentes.

Actualización: Ahora creo que lo blanco son polvos de talco.


Fotografía e información recogidas de: 2BANGKOK.COM, Thailand Life, Indoriente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a compartir tus pensamientos