1.7.09

Qué hacer en Bangkok II: Mercados.

Aunque hoy por hoy tenemos a Nueva York, como el "reino del consumismo a discreción", la verdadera capital del mundo de las compras, yo diría que es Bangkok. La palabra shopping adquiere aquí una nueva dimensión, de tal magnitud que creo que me va a ocupar un par de entradas (por lo menos y resumiendo mucho).

Hoy nos vamos de compras por los mercados de la "ciudad de los ángeles" (tengo que investigar por qué la llaman así). Y para empezar visitaremos los más auténticos, dentro de lo que hay.

* Mercado Flotante. Todo un clásico en dos versiones.

VERSIÓN A: El mundialmente conocido, y por tanto más famoso y visitado, Damnoen Saduak. Está a una y media o dos horitas de bus, desde la capi. El bus sale de la estación este, cuesta 80 baths (no llega a 2€) el trayecto, y nos deja en la localidad de Ratchabury. OJO!! Los conductores de autobús, y cobradoras, siempre tan amables, si saben que vas al mercado flotante te dejarán en un embarcadero de turistas, donde el precio de "la excursión" de una hora se dispara. Diles que vas al mercado normal o a la estación de autobús, desde allí llegas al embarcadero (muy cercano) y a regatear SIN PIEDAD, que son muy abusones con esa sonrisita amable que saben poner.

En el mercado se encuentra de todo, pero cada vez menos de lo auténtico y cada vez más puestos de souveniers para turistas. Además todos los barqueros te llevarán a la Fábrica de Azúcar de Coco, a la Fábrica de Azúcar de Palma, y a un restaurante. Los dos primeros lógicamente te cobran entrada. Yo decliné la opción de verlos, la verdad. Lo que si me compré fue un kilo de lichis (que me encantan), cuyo precio de salida eran 100 baths (más de 2€), terminé pagando 50 baths (poco más de 1€), y días después en Chiang Rai, pude comprar ese mismo kilo de lichis por 20 baths (no llega a 0'50€) y sin regateo. Es decir inflan el precio hasta más de 4 veces.

Esta excursión se puede aprovechar para visitar Nakron Pathom, la pagoda más grande de Asia.

VERSIÓN B: Como alternativa a semejante "turistada", que no por ello deja de ser relativamente interesante, tenemos la opción de visitar los klongs. Son "la pequeña Venecia de Bangkok". Estos son canales que están dentro de la ciudad, al otro lado del río. Se tiene que llegar a ellos en barca, bien en excursión contratada en cualquier agencia, o incluso en el propio alojamiento, o bien alquilando la barquita directamente en cualquier embarcadero turístico. El precio depende mucho de tu capacidad de regateo y el número de personas que seáis.

No son exactamente un mercado flotante, sino más bien su "forma de vida" que consiste en vender como se pueda (en barquitas) digamos que "el producto de la cosecha". Si uno tiene cocos pues los recoge bien de mañana y los vende en la barquita, o hacen zumos, sopas o helados y las venden, es decir, cada uno lo que puede. Son evidentemente más auténticos, pero los barqueros siempre te llevan por los canales más frecuentados por los turistas.


* Mercado Klong Toey: Es el Dr. Jekyll de Bangkok... como algunas otras cosas.

Si gustas de salirte un poquín de la ruta prefijada, aunque ya lo está conociendo más gente de la deseable, no puedes perderte este mercado. Es uno de los pocos lugares de Bangkok a los que todavía no vienen autobuses llenos de turistas.

Es un mercado al uso, o sea de comida de toda clase, pero más bien al por mayor. Aunque ya están empezando a aparecer puestos de ropa. Es donde acuden los dueños de los establecimientos de restauración y pequeños comercios para adquirir el género. O sea, una especie de "MercaBangkok". Si estas en la capital y tienes posibilidad de cocinar, aquí encontraras las verduras mas frescas, la fruta mas dulce, la mejor carne, el pescado y marisco mas frescos y baratos de Bangkok!!! Así como todos los insectos imaginables, si te apetece iniciarte en la fritura insectil. Eso si, prepara tus narinas para el bloqueo olfativo, porque te pasarás un buen rato respirando por la boca, la mezcla de olores es nauseabunda en muchas zonas.

Está a orillas del río Chao Praya, cerca de los muelles de carga donde desembarca todo el género. Cualquier tuktukero o taxista sabrán llevarte.

La mayor de sus curiosidades es que debajo de muchos puestos y barracas, se encuentra la mayor parte del contrabando de la ciudad (contrabando de todo tipo, desde gallos de pelea hasta drogas, todo lo imaginable). Por el día puedes estar tranquilo, es un lugar seguro, que por las noches debe convertirse en Mr. Hyde, porque el acceso queda cerrado a partir de cierta hora (bastante temprana). Posiblemente se transforme en uno de los sitios más peligrosos de la ciudad, pues es el barrio donde opera toda la mafia.

* Mercado de las Flores o Pratunam: Una oleada de esencias.

Gracias a Buda este se encuentra entre el anterior y maloliente mercado de Klong Toey y Chinatown, que conforma otro mercado en sí mismo, y donde también los olores emborrachan (que no embriagan). Un auténtico festival de florecillas, flores y floripondios (que de todo hay), cuya fragancia será difícil de olvidar. Hortensias, claveles, Lirios, Nenúfares, Rosas, Jazmines y sobre todo, y por encima de todas ellas, en número, calidad, colorido, frescura, elegancia y delicadeza, LA ORQUÍDEA... se nota que es mi flor preferida?

Por supuesto hay plantas varias, centros de flores y la omnipresente ofrenda para buda, pequeñas composiciones de florecillas blancas, que hacen las mujeres engarzándolas en finos alambres o decorando alguna estructura de hoja de palma, echa a modo de "papiroflexia".

* Chinatown. Como en todas las grandes ciudades que se precien. Aunque me pregunto por qué en las ciudades españolas están tan desparramados y no montan su propio barrio.

Como su nombre indica y sabemos casi todos, es el barrio chino de Bangkok. Y como todos los barrios chinos, es un enorme "mercado" no al uso, de malísimas imitaciones, y todo tipo de producto de baja calidad y bajo precio. Podemos encontrar todo aquello que imaginemos y lo que ni siquiera pasó alguna vez por nuestra imaginación que pudiera existir. Aparte es un hervidero de carteles luminosos, sombrillas, farolillos rojidorados, motos, tuktuks, y gente, muchísima gente por todas partes. Sensación de aglomeración absoluta.

Los productos están repartidos en zonas, como antiguamente en todos los mercados, o sea, calles del oro, calles de peluquerías, calles de comida, calles de calzado, calles de... bueno de todo. También tiene sus puestos ambulantes de comidas varias, algunos restaurantitos, y vamos lo de siempre.

Desde primera hora de la mañana el bullicio gorgotea, y se mantiene así hasta 18:00, hora en la que, como por arte de magia, todo desaparece y queda completamente desierto.

Nos puede servir de colofón para una mañana o día de mercados, rematando con la visita del Wat Traimit, en la entrada/salida del barrio.

Entre mercado y mercado nos podemos hacer unos templos, descansar en algún parque o un paseíto por el río. Los más comodones comida y siestita (a ser posible con aire acondicionado), que con esta caló no hay quien pueda!!. Y dejar que caiga la tarde noche, para acercarnos a alguno de los bulliciosos, extradinámicos y superturísticos mercados nocturnos.


* Mercado Nocturno de Patpong: "Do you want a Ping Pong Shwo?"

El mercado nocturno de Patpong es el más conocido y concurrido de Bangkok. Está situado en Silom, la zona con más vida nocturna de la ciudad, más que la puerta del Corte Inglés de Preciados el día de la inauguración de las rebajas (o sea, un lugar al que yo nunca habría ido, de saber lo que es). Para llegar, la estación "Si-Lom" del Metro, o la estación "Sala Daeng" de la línea Silom (verde oscuro) del skytrain.

Podremos encontrar todo tipo de artículos, principalmente las falsificaciones de ropa, calzado, souvenirs, CDs y DVDs. Pero son las peores falsificaciones de Bangkok (después del barrio chino claro) y las más caras. Por supuesto hay millones de puestos de comida, helados y refrescos. También restaurantillos de estos que caldean (y de qué manera) y perfuman el ambiente.

Aunque el reclamo de Patpong, es cada vez menos su conformación de mercado y cada vez más, otro tipo de comercio y espectáculo, el sexual. A cada paso serás interrumpido, por no decir incordiado, por el muchacho o la señorita de turno y su correspondiente cartel ofreciendo espectáculos varios de Ping Pong Show, Ping Pong Pussy, Banana Show, etc. Baretos, pseudo discotecas, y garitos de la cadena "club", regentados, atendidos y amenizados por Lady Boys, que también lucen palmito alegremente por la calle, como reclamo. Y muchas mesalinas a la pesca del turista que pique el anzuelo. No se si me atreveré con este temita, que se las trae en Bangkok.

* Mercado nocturno de Suan Lum. El típico de reciente creación para turistas.

Es un mercado más reciente y ligeramente menos concurrido que el de Patpong. Está situado junto al parque Lumpini y, si buscamos un poco de tranquilidad, dentro de lo que es un mercado nocturno por estas tierras, en este mercado podremos conseguir mejores ofertas, mejor calidad de los mismos productos y un poco más de relax a la hora de examinar los artículos y regatear.

Es algo más chick que los demás, ya que en él, además de los artículos típicos como ropa y música, podemos encontrar presunta artesanía, plata o artículos de decoración.

Al lado del mercado hay una plaza con puestos de comida y terracillas. Como casi todos los mercados nocturnos del país, en esta plaza hay un escenario permanente donde grupos locales interpretan temas tailandeses e internacionales. Si preferimos sentarnos en un restaurante, también encontramos varios en las inmediaciones.


Todos estos se pueden ver cualquier día de la semana, pero, si el día que has dejado para las compras/visita a mercados, es sábado o domingo, no te puedes perder el MegaMercado de Fin de Semana.

* Jatujak Weekend Market. O lo que es lo mismo, Mercado de fin de Semana de Chatuchak. El REY absoluto de todos los mercados de Bangkok.

Está en el parque del mismo nombre, al norte de la ciudad, cerca de la Estación Norte de Autobuses. Podemos llegar fácilmente en Skytrain, estación Mo Chi (primera o última de la línea Sukhumvit, verde claro) y en Metro, estaciones Chatuchak Park o Kamphaeng Phet (mejor la última). Aunque también podremos hacerlo en bus, mototaxi, tuk-tuk, y taxi (los nombro por precio ascendente).

Con más de 15.000 puestos (me consta) y 35 Acres (unas de 14 hectáreas), presume de ser, no solo el más grande de Tailandia, sino uno de los mayores y más famosos del mundo. Y lo visitan cada día más de 200.000 personas.




En este impresionante mercado podemos encontrar todo lo imaginable e inimaginable: Decoración, arte y artesanía, antigüedades, pinturas de todo tipo, menaje del hogar, equipamiento de viaje, ropa típica tailandesa, ropa actual (occidental), hippie y muchas imitaciones de marcas. Relojes, joyas, flores, restaurantes, ofrendas budistas, juguetes, instrumentos de música, telas, hierbas "mágicas" (sanadoras), souvenirs, boutiques caninas y gatunas..... Y un sin fin de todo lo habido y por haber. Y por supuesto puestecillos ambulantes, sobre todo de comida, insectos, gusanos y larvas varias incluidos, fruta y helados. Y también músicos de estos "mendigo-espontáneos". La oferta es tan absolutamente abrumadora que, mezclada con el soporífero calor y la humedad, termina mareando. Yo al final no compré nada, porque no sabía qué comprar.

Hay una especie de autobusillo abierto (pero cubierto)... No se cómo explicarlo, os dejo el vídeo, que lo recorre entero, pero no se el precio.




Muchos de los puestos tienen el cartelito del precio, y estos son más duros para el regateo. Pero muchos otros, los que no tienen precio, son la delicia de los regateadores natos. Se puede conseguir alrededor de un 30% menos del precio de salida (no más).

Si Tailandia es "el paraíso de las compras" (que lo es), Chatuchak es la esencia de ese paraíso.

* Kao Shan Road. La calle de los mochileros.

¿Por qué meto esta calle en un post de mercados? Puffff. Para empezar es una calle que viene como "Lugar de Interés Turístico" en los planos y callejeros de la ciudad. Esos que te encuentras en cada estación del skytrain y en los que te dan en la oficina de información y turismo. Cuando lo vi. me pregunté a mi misma qué podría esperar de una ciudad que tiene la calle de mochileros, resaltada en un plano turístico.

Es la zona de los albergues y de los hostales más baratos. Está, como es evidente, petada "mochileros", de estos de "nueva generación", o sea tipo rastas, algún tatuaje (algunos muchos), piercing y cascabeles en los tobillos. Y también de turistas jóvenes que van a pasar un par de semanas en las playas tailandesas, ya sabéis, parecidos a los que van a Benidorm: de mucha juerga y mucho "hooligan".

En Kao Shan, puedes encontrar de todo, en 500 m, aunque en realidad todo el barrio se ha convertido en lo mismo: agencias de viajes, puestos de comida, de ropa (muchos y de muchos tipos), sitios para blanqueamiento dental (es mucho mas barato que en Europa y mucha gente aprovecha), discotecas, prostitutas, travestis, lectores de tarot, echadores de cartas, centros de masaje tailandés, falsificadores de cualquier tipo de carnet (de estudiante, de conducir, etc.), puestos de discos piratas,"hacedores" de rastas y/o trenzas, tatuadores, bancos, seven-elevens, ciber-cafés...

Lo que pasa con muchos sitios: o te encanta o huyes de allí. Yo me pasé un momento, entre templo y templo, para "oler" un poco y ya volvería si algo me resultaba interesante. Compre banderitas para la mochila, que las hay de todos los países del mundo y no volví. Si eres joven, aunque sólo sea de espíritu, te puedes divertir un rato.

Por si no hemos tenido suficientes días de compras, quedan otros muchos mercados menores, como de barrio, que no dejarán de sorprender al turista.

Parece buena idea venirse a Tailandia con la maleta cuasi-vacía. Y para los que viajamos por una larga temporada, es un buen lugar para renovar el contenido de la mochila, y a veces incluso la propia mochila.


6 comentarios:

  1. Hola
    apasioante y caos en bANGKOK
    La he dejado atras hace unos 12 dias
    lamentable khsao san road como dices
    yo estuve alojado en las ghesthouses en sri ayuttaya road,me movi para alli,viendo el antro que era khao san road
    abrazo desde camboya
    Ivan
    www.ciudadanoenelmundo.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Iván.

    A pesar de todo, lo buenísimo que tiene Bangkok, es la magnifica diversidad, gracias a la cual "los otros", podemos huir de los distintos tipos de "rebaño" que la frecuentan.;)

    Disfruta Camboya... si te dejan :S

    Un abrazo desde Vietnam, y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/7/09 11:21

    Me he enganchado a tu blog. Felicidades.
    Para cuando un análisis del perfil del viajero? Tienen todos un mismo patrón. Que nos empuja a ello? Porque tenemos los sentidos inquietos? Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo. Me alegra que te guste.

    Lo del perfil del viajero cuando me encuentre "romántica", es un tema "delicado" y como siempre digo, mi diplomacia, si alguna vez la tuve, se la comió un burro.

    Tu mismo te respondes, nos empujan nuestros sentidos inquietos, el porqué de esta cualidad creo que está por definir.

    Gracias por tu felicitación y tu comentario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Yolanda: estoy recorriendo tu página y me he quedado fascinado con tantos mercados en Bangkok, aunque creo que yo jamás iría a las megatiendas de tu post anterior, éstos mercados, un poco más auténticos, si me resultan totalmente atractivos.

    Gracias por tantas fotografias e información y seguro que cada viajero encuentra y ve, lo que sus sentidos le marcan ... como algunos dicen: 'la suerte del viajero', aunque creo que sólo se trata de abrir nuestros espiritus ...

    Hasta pronto viajera !

    ResponderEliminar
  6. Hola Gus. Encantada de verte por aquí. Me alegro que te gusten los mercados de Bangkok, que como bien dices siempre son más auténticos que los centros comerciales, incluso los de la gran urbe o los turísticos nocturnos.

    En efecto, también pienso que el mundo es del color de nuestras propias gafas ;)

    He pasado por tu blog, pero no encuentro infor de Argentina!!! Ya estás tardando que estoy allí en unos meses :D

    Por cierto... recuerdos a Montmartre de mi parte ;)

    ResponderEliminar

Anímate a compartir tus pensamientos