16.6.09

La Chocolatina de la Tarta

Es que las guindas no me gustan, y actualmente la chocolatina de la tarta, esa donde suele poner "Felicidades", es aquello por lo que todos peleamos desde que el dulce entra en casa (o sale del horno o nevera) y hasta que se reparte como buenos hermanos y desaparece.

Normalmente suelo dejar lo mejor de mi plato para el final, es decir, lo que más me gusta lo último. Si me lo como lo primero, lo mastico menos, más rápido, lo trago antes, y lo saboreo poco. Porque al principio de la comida, tiene una más hambre.

De hecho esto sirve de diversión a la familia, que juegan a hacerme de rabiar robándome ese pequeño tesoro que guardo en una esquinita de mi plato hasta el final, para saborearlo y disfrutarlo.

Te preguntarás a qué viene esto en un blog de viajes.

Cuando comencé a organizar la ruta de mi vuelta al mundo tenía claro (clarísimo) que quería pasar por África. Intenté dejarme ese bomboncito para degustarlo lo último, pero, para mi sorpresa, todos los vuelos que llegan a África, desde Sudamérica, pasan por Europa, con el consiguiente consumo de millas. Me fue imposible guardar mi chocolatina y me la tuve que comer al principio.

Si, a día de hoy, más de 2 meses después de mi primera etapa, creo que la mastiqué poco y rápido. Creo que la tragué pronto y que no la pude saborear lo suficiente.

Y qué pasa cuando una ha perdido los sentidos degustando el tan deseado manjar? Pues que luego solo queda bizcocho.

Sin ánimo de ofender al pobre bollo, y mucho menos a todos sus amantes, pero sinceramente, un bizcocho solo es bizcocho, no es la chocolatina. Y no es que quiera compararlos, NO, no hay punto de comparación, es que un bombón me gusta más que un bollo. Y cuando ya me he comido el chocolate, como que el apetito también disminuye considerablemente.

Está claro que el turismo de naturaleza y fauna (por ese orden) me apasiona (chocolatina), el socio-cultural me gusta (relleno), el histórico-artístico me resulta curioso (bizcocho), y el religioso casi casi me disgusta (bizcocho rancio). Intento conocer y disfrutar un poco de todo, aunque solo sea ese poco, pero...

No puedo aportar mucho más que la info práctica y la documentación gráfica de los lugares por los que voy pasando, porque, de momento, esta tarta solo tiene bizcocho. No hay tropezones de algo novedoso o emocionante, ni cosas sorprendentes como en el roscón de reyes. No hay nata, láminas de almendra o virutas de chocolate. Intentaré sacarle la miga y buscarle el relleno, que siempre es más dulce, pero hasta la fecha (más de dos meses por aquí y cuatro países) no he encontrado nada jugoso, solo bizcocho.

Y es que, aunque lo intente, el bizcocho como que no despierta sentimientos grandilocuentes en mi. Y siento mucho si esto decepciona a alguien, que me consta que lo hará. Parece una estricta obligación del viajero el que todo lo que veas te guste, sepas disfrutarlo y bla, bla, bla. Si esto es así, dimito de viajera.

Es lo que hay: BIZCOCHO.

7 comentarios:

  1. Yola...veo que Asia no es lo tuyo!!! No conozco tantos países como tu, pero comparándolos con África u Oriente Próximo me quedo con estos últimos. Besos.

    ResponderEliminar
  2. pues yo lo que veo en este post no es el bollo, sino el hambre...

    esta claro que necesitas un capricho, una delicatessen para seguir adelante, pero,... la pasteleria esta cerrada...

    solo un apunte: dentro de los bizcochos esta el roscon que, aunque estoy contigo que puede ser un empacho y algo soso (aun remojado en chocolate) lo importante es continuar comiendo por si encuentras la sorpresa, y con la incertidumbre de si te tocara el haba para pagar la inocentada... y es que... ASI ES LA VIDA, Y ASI ES VIVIIIIIIIIIIIIIRRRRRRRRRRRRR...

    ResponderEliminar
  3. Anna, como bien dices no es cuestión de comparar, pero sabes que llevo África en la sangre, y para mi no tinen punto de comparación, ni rival a la altura.

    JL, mira que eres tocapelotas (con cariño eh). Efectivamente tanto empacho de bizcocho quita el hambre, y este encima, tiene más habas que sorpresas, (por no decir solo habas).

    Si, necesito esa delicatessen, no para seguir adelante, sino despertar mis sentidos, adormilados por el empacho ;)

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo perfectamente, AFRICA es asi, en mayusculas, yo estoy deseando ir, pero tengo miedo, porque se que cuando vaya, ya nada sera igual, aparte de que no querre volver jajaja.

    Pero me da la sensación de que estas empezando a cansarte, porque creo que eres de las personas que sino encuentra la chocolatina, se la fabrica ella sola.
    Asi que no te desanimes y disfruta!!

    Y digo yo, es obligatorio que cumplas con el itinerario o te puede dar el punto de volver a Africa y visitar los paises que te faltan?? bueno, supongo que lo tendras que cumplir, porque sino ya te habrias vuelto jajajaajajajaaj.

    Bueno wapa, que se echa de menos leerte, te mando muxos abrazos y muxos besos y miles de chocolatinas!!!!! jajajaajajajaj

    ResponderEliminar
  5. Jeje, Sirio, creo que el tema cansancio tiene mucho que ver. No es que me invente chocolatinas, pero si que intento siempre sacar el lado positivo a todo, lo sabes, y tomarme las cosas con humor. Pero parece que hasta esas cualidad se desgastan un poco.

    He valorado mil y un veces volver a África, y no lo he hecho, no porque no pueda, sino porque gracias a estar aquí y poder conocer la península de Indochina, y lo que me quede, me da voz para poder definir lo que me gusta más y lo que menos.

    Hay que conservar un poco de sensatez, dentro este loco mundo, y sinceramente, no me parece ni medio bien renunciar, así de frente, a semejante oportunidad (me apasione o no). Lo importante es conocer, aprender y saber adaptarse.

    África, al fin y al cabo, está "al lado de casa", como quien dice. Hay planes futuros para volver, y seguro que no la cambian de sitio. En cambio, ya que estoy aquí, pues lo veo, lo conozco, me empacho y probablemente (solo probablemente) pues no vuelvo, sabiendo, a ciencia cierta el porqué no quiero repetir.

    De todas formas tampoco es para tanto, de todo tiene que haber en esta vida y un par de meses con 4 paises de "ploff" no van a poder conmigo ;)

    Además hoy estoy de muy, muy buen humor porque he encontrado un bomboncito en el mapa y parece que se le puede incar el diente :D, así que ilusión recuperada, me voy a buscarlo!!!

    ResponderEliminar
  6. Hablando de Bizcochos... ahora es mi especialidad... asi que... todo cambia segun la perspectiva con lo que se coma...

    Desde Rusia con amor.

    ResponderEliminar
  7. Jeje, Fon, sabía que aparecerías por este post, y también sabía que tu sabías que yo lo sabía :P

    Seguro que me encantan tus bizcochos por aquello de "la perspectiva", pero allí me puedo comer un trocito de bizcocho, y guardar el resto para cuando me apetezca (si me apetece más), en cambio allí tengo una tableta de cocholate, GRANDE y del PURO de MUY BUENA CALIDAD. Sigue ganando el chocolate ;)

    Desde Vietnam con amor.

    PD: Ahora tengo más gana de chocolate :(

    ResponderEliminar

Anímate a compartir tus pensamientos