28.6.09

¿Dónde está Yola? 15.

Esta vez retrocedemos un poco en tiempo y espacio, más que nada por aquello de marearos. Pero poquito, solo unos días.

Los medios de comunicación bautizaron este lugar, haciéndolo así famosillo y convirtiéndolo en zona de paso obligada para cualquier visitante del norte de un país.



Sabrías decirnos ¿Donde está Yola? en esta ocasión.


27.6.09

Otra chispa de mirarme el ombligo.

Pues nada, que este parece el mes de las cuñas publicitarias, que viene de lujo para alimentar un poquito el ego, que de vez en cuando se cae en picado.

Esta vez la chicha me viene de la mano de EL VIAJERO, así con todas las letras y en mayúsculas, Jorge Juan Sánchez. En algún momento de su vida decidió emprender "El Camino del Viajero" y, a día de hoy, ha recorrido nada menos que TODOS y cada uno de los 193 países del mundo, y unas cuantas zonas extra. En estos días parte hacia los lugares más recónditos de Siberia (qué envidia me das Jorge).

Contacté con el para solicitar un "cable" de ayuda con los destinos de mis próximos dos meses, y no solo obtuve una muy valiosa y altruista información, que me decía que hay un caramelito esperándome en alguna parte y que es viable hincarle el diente. sino que con eso me devolvió la ilusión mermada ultimamente y además me ha incluido en un apartado de su güeb (como el dice).

También desde aquí Muchísimas Gracias y Feliz Viaje Jorge.

Manda Huevos!!

Pues nada que, los robots de Google, tan listos ellos, me dicen que:

"Tu blog está marcado como spam.

Los robots de Blogger que previenen la publicación de blogs no deseados han detectado que su blog presenta características de blog no deseado. (¿Qué es un blog no deseado?) Puesto que usted es una persona real que lee esta información, su blog probablemente no es un blog no deseado. La detección automática de contenido no deseado es inexacta y le pedimos disculpas por este positivo falso...."

O algo parecido que aparecía en la primera ventana a la que me han dirigido.

Me extrañó que no se publicaban las entradas programadas. Y cuando intento publicar alguna me sale la cajita esa con letras, para que las escriba (que tiene un nombre que no recuerdo), cosa que antes no sucedía.

Encontré un "¿Por qué tengo que hacer esto?", y lógicamente pinché y ale, la sorpresa.

Luego vi en el escritorio el mensaje siguiente:

"Este blog se ha bloqueado debido a una posible infracción de las Condiciones de uso. No podrás publicar nuevas entradas hasta que el blog se revise y desbloquee.

Este blog se suprimirá dentro de 20 días a no ser que solicites una revisión."

Lo único que me preocupa es que decía algo sobre que a los lectores se les informaría con un mensaje de advertencia. Así que solo quiero haceros saber que, he enviado el formulario correspondiente y, supuestamente en un par de días, solucionarán el asunto. Y me lo han comunicado así:

"Hemos recibido tu solicitud de desbloqueo el 27 de junio de 2009. En nombre de los robots, te pedimos disculpas por haber bloqueado tu blog, ya que no se trata de spam. Ten un poco de paciencia mientras estudiamos tu blog y verificamos que no es spam."

De modo que yo también me disculpo por ello y de nuevo vuelvo a pediros un poco de paciencia.

26.6.09

¿Dónde está Yola? 14. Navegando el Mekong.

Esta vez Fmanega ha dado en el clavo con todo acierto. Anna, te acercaste, por lo menos diste con el país.

Estaba descendiendo el río Mekong, desde Houei Xai hasta Luang Phrabang (Laos). La ruta se hace en dos días con 7 y 9 horas de navegación respectivamente. Un poco incómodo, pero muy bonito.



PD: Juan Luis, muy honesto por tu parte.
PD2: Los de siempre, como sigáis así me lo voy a creer, jeje.

24.6.09

Ofrendas Budistas en Tailandia.

En todos los templos que he visitado últimamente, y han sido unos cuantos, el olor a incienso de sándalo reina en el ambiente, pero también a cera, y a veces a pies, aunque no tanto como en algunas mezquitas que conozco.

Me ha parecido buena idea contaros un poco de qué va el tema, porque esto no consiste en encender una velita y echar la moneda en el cestillo, noooo, esto es mucho más complejo (o sencillo según se mire), todo un ritual, que se convierte casi en representación artística si lo haces completo. Hay varias formas o niveles de adoración o rezo, no solo a buda, sino también a algunos monjes ancianos que hay en algunos templos, dando una especie de bendición.

Generalmente, delante de la imagen de buda pertinente, bien sea dentro o fuera del templo donde se ubica, hay un altar, de tamaño proporcional a la imagen que lo atesora, que vamos a llamar "de las ofrendas", casi siempre compuesto por: un enorme cuenco donde pinchar las barillas de incienso; algún tipo de candelabro múltiple, donde poner las velas; una mesita baja donde depositar las flores, o en su defecto, un enorme jarrón con espuma de esa verde donde se pinchan los tallos de las flores; y siempre, por alguna parte, bien a la vista, una urna para las otras ofrendas (billetitos). Y luego hay por alrededor un montón de buditas, más pequeños, a los que pegar una lámina de pan de oro.

Por otro lado, en algunos templos hay también una ristra de cuencos metálicos (para que suenen bien las monedas), bastante gordetes. No se el número porque no los conté claro, algunos hablan de 108, que son los buenos auspicios que distinguen a un buen buda, pero no se si había tantos. Nada de 2 cestillos de mimbre, aquí es todo a lo grande. Las monedas, que no vale cualquiera, las vende algún monje que hay por las inmediaciones del primer recipiente (20 baths, casi 0'50€). Se deben depositar en los cuencos, una por cuenco, y recitando una pequeña frase con cada moneda. O sea, como una especie de rosario prepago. Representa la tradición budista de repartir limosna.

En algunos también hay formas varias de ofrecer agua. Por ejemplo en uno de Chiang... algo (no me acuerdo qué Chiang era), tenían una polea, cuyas cuerdas llevaban el agua que los devotos ofrecían, hasta lo alto de la estupa, donde era volcada, bañando la pared de la misma.

Sería muy complicado explicar cómo funciona todo el asunto de las ofrendas budistas, básicamente porque no me termino de enterar muy bien. Pero si puedo contaros lo que se ve y algo de lo que he leído.

Lo que se ve por los templos:

La gente compra un "kit de ofrenda" (20baths, no llega a 0'50€), compuesto generalmente por tres varillas de incienso, una velita pequeña y amarilla, una flor de loto (nenúfar) sin abrir, siempre es capullo, y una lámina de pan de oro.

Algunos se pasan por la estupa antes de ir al altar y con el kit, o por lo menos con la flor, entre sus manos juntas, palma con palma, a la altura de la barbilla, le dan unas cuantas vueltas (creo que muchas) a la estupa, siempre en el sentido de las agujas del reloj. Llevan la cabeza baja en señal de reverencia y van rezando algo.

Cuando terminan, o los que han pasado de estupa, se van al altar de su buda venerado, porque en muchos templos hay varios. Primero se enciende y coloca la vela. Oración. Luego se ofrece la flor. Oración. Se encienden las varillas de incienso y se colocan, las tres juntas y de forma simultánea. Oración. Y por último se pega la lámina de pan de oro en el budita. Oración.

Los más devotos (o pecadores, a saber), meten un billetito en la urna, o lo pinchan con la flor. También hay unos centros de flores, especialmente diseñados al efecto, donde uno saca la flor (artificial) y pincha el billete en el tallo y vuelve a colocar la flor. Y otros cuyas flores, siempre de loto, tienen unas hojas-pinza en su tallo, donde se coloca el billete. No será por falta de modelitos para que dejes el billete.

Después, se van a los pies del monje anciano de turno (estos también asustan, ya os contaré por qué). Este suele esperar a tener un grupo, aunque las ofrendas siempre son individuales, así les cuesta menos trabajo y no se forman colas. Y cuando tienen aforo suficiente les da un sermoncillo, y les bendice, salpicándoles agua con una especie como de plumerillo, pero de paja. Esta es la parte más divertida, y además refresca, cosa que se agradece bastante.

Y ahora si, por último, el monje, ayudante de monje, o sea, el segundón o no iluminado, se dedica a poner unos hilos, a modo de pulsera, en las muñecas del personal. Y el "etiquetado" ya puede marchar en paz, y un poco más pobre.

Esto es solo una forma de frivolizar la pantomima esta en que se han convertido las religiones. Pero de fondo siempre hay algo más, y en este caso, el simbolismo de las ofrendas es portador de "divinas" enseñanzas que me gustaría compartir.

La Vela: Al presentar esta ofrenda se recita un verso repetitivo que viene a decir: “Ofrezco esta luz al Buda, quien es la luz de los tres mundos…”. El verso sugiere que se puede encender una lámpara a partir de otra. En algunas ceremonias de los países Theravada (una de las dos vertientes del budismo) hay treinta y siete velas en el altar, que simbolizan los treinta y siete pakkhiya-dhamma, que son las prácticas que conducen a la Iluminación, y en el curso de la ceremonia se enciende cada una de las treinta y siete velas a partir de una vela central más grande (la que da más luz).

Sería como pedir ser iluminados por los que están más iluminados que nosotros. Reconocerlos y estar siempre abierto y dispuesto a crecer aprendiendo de ellos. O lo que es lo mismo, humildad y disposición para el aprendizaje, muy buenos valores.

La flor de loto: En esta parte del ritual existen varios versos donde escoger. Uno de ellos dice: “las flores que ofrezco están ahora frescas y lozanas, y mañana estarán secas y marchitas”. El verso intenta recordamos que todas las cosas mundanas poseen esta característica. Así, las flores que ofrecemos son símbolos de la verdad universal de la no permanencia: nada dura para siempre, todo perece. Nada perdura, todo fluye. No es que no debamos apegarnos a nada. Podemos gozar los objetos y las situaciones, pero debemos dejarlos ir cuando estos cambian. Es importante no aferrarse a nada, dejar de querer convertir lo impermanente en eterno...; no es posible.

El incienso: Hay que tener claro que lo que se ofrece no es humo, sino aroma. Aquí también hay varios versos para esta ofrenda, que tratan de recordamos que: “la dulce fragancia del incienso se extiende en todas direcciones”. Un poco de incienso, con su aroma, puede abarcar una gran área. Del mismo modo, si practicamos el dharma (camino de las grandes verdades) aunque sea un poco, no sólo tendrá un efecto en nosotros, sino también en los que nos rodean. Puede que el efecto no sea muy tangible, pero estará allí. Cuántas veces una sonrisa responde a otra previa, o un grito a otro anterior. Cuántas veces nos sentimos felices, sólo por el hecho de ver la felicidad de la persona que tenemos al lado, que no deja de ser ajena. Somos influenciables por naturaleza y si todo lo que nos rodea es paz, clama, tranquilidad y buen rollo, estaremos más cerca de sentir estas cosas que de sus antónimos.

En definitiva, punto para los verdaderos fundamentos del budismo, su esencia y su enseñanza. Suspenso para la religión.

PD: Jamás pensé que habría una etiqueta de "religiones" en mi blog.

22.6.09

Circos Humanos vs Turismo Responsable.

En mi primer viaje a Egipto (organizado), hice todas las excursiones que nos ofrecieron, entre ellas la visita al poblado Nubio. Pude ver niños con ajadas vestiduras, sucios, que se sabían todos los trucos para timar y/o embaucar al turista. Niños que se peleaban por coger (y quedarse, sin repartir) "el preciado tesoro", una bolsa que les llevaba algún turista, con cuadernos y pinturas. El propio guía montó el espectáculo poniendo la bolsa en lo alto y haciéndoles saltar entre griteríos para alcanzarla.

Una imagen lamentable que recuerdo con bastante tristeza. No por lo pobres que puedan (o no) ser, ni por las habilidades que desarrolla dicha pobreza, sino porque aquello lo estamos provocando nosotros.

En mi último viaje a Egipto, tuve oportunidad de quedarme a "convivir" un par de días en un poblado Nubio. La primera mañana, cuando terminaba mi desayuno, vi llegar tres jóvenes nubias, bien vestidas (incluso arregladas) en un viejísimo minibus, donde iban otras cuantas.

Tras un rato reaparecieron vestidas con ropas sucias y llenas de jirones, despeinadas y dos de ellas con un bebé en brazos.

Les pregunté, evidentemente, de dónde venían, halagando lo bien arregladas que estaban y, aunque comenzaron negando todo lo que yo había visto y haciendo como que no sabían inglés, terminaron confesando. Dos de ellas venían de la escuela, la tercera de trabajar. Cambiaron su imagen porque en media hora comenzarían a llegar "Los Turistas", y si están limpias y bien vestidas no dan lástima. Por supuesto me pidieron por favor que nunca contase esto.

¿Por qué lo cuento? Porque creo que todos estamos equivocados al pensar que ayudamos de alguna manera. Incluso ellas, que creen que recibir a turistas es un trabajo más, pero muy bien remunerado. Vamos casi como "prostituirse" por el dinero fácil. El margen que sacan de las "artesanías" que nos venden, es enorme para ellas. A eso se le suman regalitos, limosnas, pagarles por fotografiarles y un largo etc.

Con todo esto conseguimos que prefieran dejar la escuela y el trabajo para acudir a "la llamada del turista".

En todos los países más desfavorecidos, frecuentados por el turismo, existe este fenómeno. En Egipto lo llaman Poblado Nubio, en Tanzania "Grupos Étnicos" (los Masai van con el móvil colgado del taparrabos, como quien dice). En Tailandia lo llaman "tribus", y estas si que tienen miga.

La más conocida tribu tailandesa, la de las famosas "mujeres Jirafa", que realmente se llama "Padaung", tiene una historia fascinante. Esta foto la tomé en un museo, que es donde realmente deberían estar y no en unas chozas de montaña con su cuello (y en consecuencia todo su organismo) destrozado. Os la traduzco (y comento) pero como siempre ruego piedad, porque telita con el bendito inglés, y sumado a sus adaptaciones tailandesas, na.

En realidad desaparecieron hace mucho tiempo, como etnia propiamente dicha, pero hoy día hay mujeres que siguen destrozando su organismo, mermando su salud y disminuyendo su promedio de vida, porque, a pesar de la penita que decimos sentir, nosotros las pagamos para que lo hagan. No solo reciben dinero del guía de la excursión de turno (siempre una miseria), sino que además les compramos la "artesanía" (muchísimas veces MADE IN CHINA) y de paso le hacemos algún regalito al niño que siempre anda por allí o, a lo peor le damos dinero.

"¿Por qué usan los anillos del cuello?

Como dijo Padaung, un "cuello largo" de la tribu Karen; las personas no habían usado sus anillos del cuello hasta la edad de oro durante la cual, la tribu fue atacada por los tigres. El animal mordía el cuello de su presa, y Varios miembros de la tribu fueron asesinados de esta forma. Esto preocupaba tanto a la tribu que, el líder, que era también un hechicero, ofreció sacrificios a los espíritus salvajes y ordenó que las niñas y mujeres solteras de la tribu llevasen anillos en el cuello para evitar esta mala suerte.

Primero se utilizaron anillos de Oro. Pero, más tarde, cuando el oro escaseó y se encareció, se optó por anillos de bronce como se ve hoy en día.

El cuello de bronce más largo que se ha registrado tiene 25 vueltas y alrededor de 8 Kg. de peso (y yo me quejo por los 5 ó 6 que suele pesar mi mochila de mano). Normalmente, el cuello se compone de bobinas de 2 juegos de anillos de bronce, que apoyan sobre los hombros de su usuario. El primer grupo, compuesto por unos pocos anillos, sirve de base para el segundo, y les da seguridad cuando son retirados, por separado, para la limpieza.

Originalmente, los Padaung, empezaron a poner anillos del cuello a sus niñas, a los 5 años de edad o más. Usando huesos de pollo para saber el momento propicio, una hechicera comenzó a poner una bobina de oro alrededor del cuello de una chica. Proporcionada por los padres de la chica, la vara de oro, con aproximadamente 1 cm de diámetro fue puesta alrededor de su cuello a través de la cabeza. Se utilizó un dispositivo para ajustar la bobina alrededor de su cuello. Al principio, ponían 8 anillos, que llevarían el resto de sus vidas.

Los anillos de piernas y muñecas se hicieron populares más tarde. En aquellos días, entre otras cosas, los anillos de piernas y muñecas, eran como un regalo para las niñas que llevaban los anillos del cuello.

Los anillos, sin embargo, han adquirido más popularidad y ahora son usados por cualquiera de las niñas y mujeres Padaung de hoy en día para fines de belleza.


¿Las mujeres Padaung tienen realmente un cuello largo?

Esta es una cuestión popular. Estudios anatómicos han confirmado que el cuello de las mujeres Padaung no está estirado en absoluto (Madre mía!!! qué encierren al que hizo esos estudios!!!). De hecho, el pecho es empujado por el peso de los anillos de bronce. Las clavículas, así como las costillas, son empujadas gradualmente hacia abajo. Como resultado, parece que las mujeres tienen el cuello elongado. Además, los músculos del cuello se vuelven más flexibles y débiles (y eso no es porque estén estirados, claro) en comparación con los de las personas que no llevan anillos. Así pues, quitarse los anillos puede ser extremadamente peligroso. Por esta razón, las mujeres Padaung nunca se quitan sus anillos de cobre del cuello hasta que mueren."

Y por si todo esto fuera poco para disuadir al personal de visitar este tipo de tribus, os animo a pasaros por este post del blog de Fmanega, otro amante de los viajes, quien nos explica con mucha diplomacia, más que yo que la perdí en la guerra, cómo los gobiernos las tienen retenidas ahí porque "dan dinero".

Pasé algunos días en Luang Phrabang (Laos), y todas las tardes me tomaba algo en una terracita que está al lado de una tienda de presunta artesanía textil. También pasaba por allí algunas mañanas y a veces a la hora de comer (estaba cerca de mi alojamiento). En la tienda hay una mujer de mediana edad, sentada en un viejo telar, durante 8 horas al día (o más). El pañuelo que está haciendo, crece a un promedio de 10/12 centímetros al día. Eso significa que para un pañuelo de 1'20 (lo normalito, que aquí suelen ser más largos) se tardarían unos 10 días para cada pañuelo (tirando por lo bajo) sin contar festivos. Esto supone, como mucho, tres pañuelos al mes.

Si vamos a ver a los "Karen" en Chiang Mai, otra tribu de Tailandia, verás que en cada choza, donde hay una mujer tejiendo en un telar todavía más rústico, siempre hay colgados cerca de 100 pañuelos, expuestos para la venta. Los pañuelos se repiten en modelo y color en cada choza, (fijáos en los dos puestos de la foto, son iguales los del puesto donde estoy, a los del puesto de en frente) y si nos fijamos un poco, se nota de lejos que están hechos a máquina. (Y si, cometí el error de ir, aunque no compré absolutamente nada, estaba incluido en una excursión de otra índole).

A mi sencillamente no me salen las cuentas, o será que esa familia lleva sin comer más de dos años, cosa que dudo mucho.

Lo que no me gusta es que me digan que me llevan a conocer a una gente, su cultura y forma de vida, porque normalmente no es cierto. Que pretendan hacerme creer que viven de su "trabajo artesanal", porque viven del comercio. Que no me aclaren que eso que voy a ver es un teatro donde se representa lo que alguna vez fue esa tribu, etnia o poblado.

El sumun de los circos humanos lo encontré en Sudáfrica y Namibia. Se llaman "township" y hay uno en cada gran ciudad. Los más vendidos son los de Johannesburgo, Cape Town y Windhoek. Os podéis imaginar una visita turística a un poblado chabolista de gitanos o yonquis, en España, sin ir más lejos. Pues lo mismo, solo que estos (a parte de robar lo que pueden) simulan hacer algunas cosillas artesanas, para vendértelas. Sin más comentarios.

La pena es que todo esto lo hemos montado nosotros y nosotros lo mantenemos.

Cada uno de estos grupos sociales, tiene su historia, su actualidad y sus propios problemas, que comunmente son un cóctel de lastres históricos y política gubernamental. Pero es común a todos que son mantenidos "ahí" y "así", en esas condiciones, porque le generan dinero a los gobiernos, dinero que proviene del turismo irresponsable.

Efectivamente se podría discutir días sobre el tema porque hay personas que dicen: "Es bonito que esas culturas se mantengan". Yo creo que la vida y el mundo evolucionan, y todos tenemos el mismo derecho a participar de esa evolución. Esas culturas, que normalmente desaparecieron hace tiempo (todas llevan el móvil y billetes en los bolsillos) se pueden conservar en la historia, los museos, e incluso, en parques temáticos, igual que la egipcia, la romana, la griega... Si nos gustaría preservar viva esa forma de vida, qué tal irnos nosotros y vivir así, digo realmente como se supone que vivían muchos, de la agricultura, la caza, trueque y demás.

"Es otra forma de ganarse la vida". Discrepo. Es otra forma de enseñarles que el comercio fácil y de alto beneficio consiste en esperar al grupo de turistas. O enseñarles que tan fácil es dar lástima, como ir sucio y vestido con ropas viejas y rotas. Y resulta que la lástima genera mucho dinero. Se llama mendicidad y la estamos promoviendo.

Probablemente me equivoque, pero es lo que pienso.

20.6.09

El Buda de Esmeralda de Bangkok

Encontré unos retazos de la historia de este buda en el templo Wat Phra Keaw de Chiang Rai (al norte de Tailandia). Os copio el intento de traducción, amenizada, versionada y ampliada (piedad) y os dejo la foto del documento.

El Buda de Esmeralda, junto con sus colegas, el Gran Buda de Oro (que si que es muy grande), y el Gran Buda reclinado (que también es enorme), es uno de los más famosos y venerados de Bangkok, vamos el más y el que vela por la sociedad tailandesa.

La pequeña estatuilla mide tan solo 66cm de altura y 48cm de ancho (en el regazo, o sea, las piernas, que si nó sería muy gordito). Fue tallada en una enorme piedra de jade verde, el más duro, y por tanto preciado, de todos los jades que hay. Según la crónica del Ratna Phim Wong (que debió ser un historiador importante, Gracias Juan), fue esculpido alrededor del 234 A.C., por los dioses, ¡¡por los dioses!!!, (mira que salieron currantes estos dioses hindúes), como un regalo al venerable Nagasen Thera de Pataliputra, lo que hoy es Patna Bihar, un estado de India. Más adelante, la imagen se trasladó a Sri Lanka, a saber por qué motivo. En otro momento dado, el Rey Anurudha de Pagan (Myanmar) pidió la Tripitaka (que quiero entender que sería una especie de impuesto o algo así) y el Buda de Esmeralda viajó desde Sri Lanka. Peeeero, el barco que transportaba la imagen del Buda de Esmeralda fue arrastrado a tierra camboyana (si, si, arrastrado dice, que ya existían los piratas, no?). Así que, el recién llegado tesoro, quedó en manos de Camboya.

Posteriormente la imagen se trasladó a Indrapatha (Angkor), Sri Ayudhaya, Lopburi y Kampaeng Phet. (Tranquilos a mí también me suena a casi-chino).

En 1390 D.C. El Rey Mahabhrom de Chiang Rai tomó la imagen de Kampaeng Phet (así por las buenas) y la escondió detrás del estuco en el interior de la pagoda del Wat Pa Yiah, en Chiang Rai. Hay que ver el afán que tenían por esconder los tesoros, claro que con tanto saqueo, normal.

Fue en 1434, que un rayo golpeó la Pagoda, revelando su tesoro sagrado. Otra vez epidemia de amnesia generalizada, durante 44 años... no es tanto para perder la memoria no?

Posteriormente, el Buda de Esmeralda se había trasladado de un lugar a otro de la siguiente manera:

-----1 - Chiang Rai (Tailandia); permanencia 45 años (entre 1391 a 1436)
-----2 - Lampang (Tailandia); 32 años (desde 1436 hasta 1468)
-----3 - Chiang Mai (Tailandia); 85 años (a partir de 1468 a 1553)
-----4 - Vientián (Laos); 225 años (de 1553 a 1778)
-----5 - Bangkok (Tailandia); desde 1778 hasta la actualidad.

Total que ladrones los hubo siempre y en todas partes "cuecen habas", menudo "ejemplo" para los pilares del budismo. En esta ocasión el "campeón" fue Tailandia, ganando la mano a nada menos que 4 países. Si ya digo yo que son muy, pero que muy inteligentes estos tailandeses.

Como ya he comentado, el Buda de Esmeralda, al que yo rebautizaría como "El Buda viajero", está en el Gran Paladio Real de la sociedad tailandesa (aunque en el solo viva la familia real), y consagrado en la Capilla Real del Wat Phra Kaew, de Bangkok.

La imagen tiene tres trajes de oro,
que son cambiados con las estaciones por Su Majestad el Rey o uno de sus hijos. Cosa que no terminamos de entender porque, como bien me apunta Anna (Gracias guapa), solo son tres trajes y las estaciones 4. Podríamos hacer la vista gorda y pensar en solo 2 estaciones: de lluvias y seca. Pero tampoco cuadran los tres trajes, así que, definitivamente nos quedamos sin saber cuándo carajo mudan al pobre buda.

A nivel práctico: como siempre, hay que quitarse los zapatos para entrar en la capilla, e inmediatamente sentarse en el suelo (hay un hombrecillo encargado de "obligarte" a sentarte). No se puede fotografiar desde dentro de la capilla, pero estos, que como digo son muy cucos, han practicado una especie de ventana, justo en frente del buda, de modo que, desde fuera, a través de la ventana, el altar de las ofrendas y el espacio que ocupan todos los devotos que hacen sus rezos, si tienes un poco de zoom y buen pulso (olvídate del trípode, no hay sitio ni tiempo), puedes hacer la foto tan deseada.

Terminología:
-----*
Ratna Phim Wong . Más o menos había yo deducido que es algún libro o enciclopedia de historia del budismo o del país, pero no lo tenía muy claro. Ahora, gracias a la inestimable ayuda de los lectores, en este caso concreo Juan, podemos pensar que el Sr. Phim Wong fue un historiador importante.
-----* Tripitaka. Esto si lo he encontrado, aunque no me cuadra mucho la descripción con el contexto, pero os la copio:
"Los budistas tienen lo que se conoce como Tripitaka. Tri quiere decir tres; pitaka significa cesta, conjunto o colección. El Tripitaka significa por lo tanto, “las tres cestas” o las "tres colecciones" de textos sagrados budistas.

El nombre cesta se refiere a la forma en que fueron pasadas las enseñanzas del Buda a sus discípulos y de sus discípulos a otros. Esta transmisión fue primeramente oral y luego literaria. Las "tres cestas" de textos budistas son las siguientes:

El Vinaya Pitaka o "colección de disciplina monástica".
En su forma actual consiste principalmente en reglas que gobiernan la orden monástica.

El Sutra Pitaka o "colección de discursos, diálogos del Buda".
En general consiste de diálogos del Buda con temas de práctica, temas morales, temas filosóficos y anécdotas con moralejas espirituales. Ésta es la colección más importante.

El Abhidharma Pitaka o "colección de la doctrina más elevada".
Se trata de una disposición sistemática y un análisis escolástico del material encontrado en el Sutra Pitaka."


Fuentes:
-----Turismo de Tailandia
-----Budismo.com

Post relacionados: Qué ver en Bangkok I: Templos.

PD: Jamás pensé que tendría una etiqueta de "Historia" en mi blog.

19.6.09

Qué ver en Bangkok I: Templos.

No es que viese mucho de la gran, caótica, extracontaminada y sofocante urbe, de hecho creo que visité más embajadas que templos, pero al menos lo principal (o un poco menos) si que vi. Vamos por partes que también tiene su miga.

De todos los templos que tiene Bangkok, solo voy a contaros los más importantes porque tienen algo relevante y es que, la verdad, templo budista, como tal, pues igual que ver iglesias, algunos me matarían pero sinceramente, para mi, vistos 2 (o tres), vistos todos. Si vienes a Tailandia te vas a pegar un buen festín de colorines, siempre bien vivos y fatal combinados, y formas, rarísimas y asustadoras en muchos casos. Vamos, decidme que este de la foto no asusta... cualquiera le tose!!

El exterior siempre está más que adornadísimo con demonios y ángeles (de los malos, si eso existe) que deben defender al buda de turno de algo (malos espíritus), seguramente de los visitantes, porque asustan. Y tampoco entiendo muy bien la misión o figura de demonio/ángel aquí.

En cambio el interior suele ser más austero, porque claro, la imagen del buda de turno tiene que resaltar, y ya lo creo que resalta. Tu estás fuera, haciendo tus fotillos y demás, lo único que se ve del interior es oscuridad a través de una puerta, siempre muy pequeña en proporción al templo, y cómo la gente entra y desaparece en dicha oscuridad, cosa que de por sí ya no cuadra mucho. Entonces te descalzas (es obligatorio y pocas veces un placer), entras mirando lógicamente el enorme escalón que siempre hay, que yo creo que está a propósito para que la gente entre con la cabeza agachada en señal de reverencia. Y cuando levantas la cabeza y tu retina se acomoda a la escasez de luz, muchas veces (muchas), lo único que ves es un ombligo dorado, generalmente enorme, que te amenaza directamente. Entonces, acojonada claro, miras hacia arriba y ves al gigante ahí, mirándote de reojo, pero fijamente, y con cara de pocos amigos. Algún día haré un vídeo sobre las mil y una caras de buda, que las tengo todas en fotitos, pero no tengo software para montarlo.

Y no es coña, no. Prometo que más de una estatua de estas me ha hecho retroceder un par de pasitos del susto que me han pegado.

Vamos a darnos una vuelta por los más destacados templos de la capi.

* Wat Traimit o Templo del Buda de Oro. (Uno de los de susto gordo). Parece ser que el famoso buda data del siglo XIII, pero no se sabe muy bien. Resulta que, en algún momento de su vida, fue cubierto de cemento, probablemente para ocultar su valor a ladrones y saqueadores, durante los conflictos del país con su vecina Birmania. Ni siquiera te cuentan donde estaba la estatua antes de que el rey Rama nosecuantos, creo que III, se la trajo a Bangkok y la mandó instalar en un templo que cayó en desuso y fue completamente abandonado a principios de siglo.

Gracias a una epidemia de amnesia generalizada, que debió durar generaciones, nadie se acordaba de lo que había dentro de la estatua, y fue a mediados de siglo cuando, al trasladarla de nuevo a su actual ubicación se desconchó un poco el cemento y descubrieron el pastel. ¿Se nota que paso hambre últimamente?

Pues bien, el pedazo de pastel no es ni más ni menos que un lingote de oro macizo, con forma de buda, de cinco toneladas y media (que se dice pronto) y 15 pies (más de 4'50 m, exactamente 4'572m) de altura. De hecho es la estatua de buda en oro macizo más grande del mundo, o eso dicen. Vale más que el barrio entero donde está situado, Chinatown, unos nada despreciables 14 millones de dólares USA (que con tanto lío de moneda ya tengo que especificar).

Vale, en este punto iba a escribir un comentario irónico al respecto de fundamentos religiosos versus riquezas en los templos, pero me he ido a mirar las bases del budismo y, la realidad, es que creo que poco tiene que ver el auténtico budismo, que va bastante con mi forma de ser, pensar y sentir (o la ausencia de ambos), con el budismo-religión en que se ha convertido esta pantomima (igual que cualquier otra religión), así que me muerdo la lengua y me como el comentario (ya sabéis hambre).

Como digo, este templo está en Chinatown, justo al lado de la rotonda Odeón, que está dominada por la gran puerta simbólica de entrada al barrio, lo que lo convierte en un buen punto de partida (o fin) para visitar Chinatown. Se puede llegar, con un corto paseo, bien desde el muelle Ratchawong (parada de los Express Boat), o desde la estación de metro (y la de trenes) Hualamphong. La entrada cuesta 20 Bath (0'43€), sin excepción.

* Wat Phra Chetuphon, Wat Pho (su antiguo nombre y por el que se le conoce) o Templo del Buda Reclinado. Continuando por la misma orilla del río, podemos acceder a este templo desde el muelle Tha Tien, o en corto paseo desde el Gran Palacio (si es que lo hemos visto antes). La entrada, 50 Bath (1'07€), sin excepción. ¿Alguna vez habéis pagado por entrar a ver una iglesia, catedral o sucedáneo? Nuestra religión no tiene ni idea de cómo hay que montárselo. En el rato que yo pasé puede que estuviésemos allí cerca de 400 personas (temporada baja y por la mañana tempranito).

Es famoso por tener la enorme estatua del Buda Reclinado, que solo es una mala traducción, porque el buda no está reclinado, sino acostado de lado, o dicho con más finura "yacente" (tengo que hacer otro post sobre el rollo este del idioma). Lo más destacable no solo son los 45 metros que mide la estatua, que a duras penas entra en el templo, sino también las finas facciones de su cara, algo no muy frecuente entre los budas. Tiene rasgos claramente femeninos, bonitos y sorprendentemente amables. Y las incrustaciones de nácar en las suelas de sus sandalias, mostrando los 108 signos de buenos auspicios que distinguen a un verdadero buda (eso he leído).

Hay gente que, seguro por desconocimiento, se conforman con ver al buda y ya, pero este templo tiene mucho más que ofrecer al visitante. De hecho, no en vano es el más antiguo de Bangkok, más que la propia ciudad. Data del siglo XVII. El primero de los Rama, fundador de Bangkok, amplió el templo, instalando muchas estatuas (de soldados amenazantes principalmente), chedis y otros objetos recuperados de Ayuthaya (que ya os contaré lo que es, pero básicamente ruinas), y cambió el nombre del templo por Wat Phra Chetuphon en 1801.

Unos 30 años después, llegó el que debió ser el Gallardón de Bangkok, Rama III, y lo volvió a ampliar. Ordenó la construcción del Buda Yacente e instaló un centro de aprendizaje, con lo que el templo se convirtió, en esencia, en la primera universidad de Tailandia. Y muestra de ello son el mogollón de frescos, dibujos y pinturas varias en las paredes de los chedis, sobre acupuntura, digito-presión, técnicas de masaje, meridianos del body, y métodos de sanación.

Para mí, sin lugar a dudas, el más interesante de todos. Además te puedes dar unos buenos, tranquilos y casi frescos paseos (38ºC es fresco aquí), por los jardines que lo rodean, entre chedis y lecciones magistrales.

* Wat Phra Kaew, Wat Phra Si Rattanasasadaram o Templo del Buda de Esmeralda. En realidad no es un templo "al uso", vivienda y escuela de monjes budistas, sino que es la capilla real. Se encuentra dentro del recinto del Gran Palacio Real. Os habéis dado cuenta que aquí todo es gran? El Gran buda de tal, el Gran palacio de pascual, el Gran templo nosecual... Un poco altanero.

Se puede llegar al Gran Palacio, en barco por el río Chao Phraya, seguimos por la misma orilla, ya sabéis lo ordenadita que soy. Es el embarcadero "Tha Chang" y paran todas las líneas de barco, excepto la amarilla. También se puede llegar caminando, en un corto paseo, o en bicicleta de alquiler, desde el Wat Pho, cuyo embarcadero es "Tha Tien", y solo paran los barcos de bandera (línea) amarilla, y amarillo-verde.

La ropa "decente" es absolutamente imprescindible. En la entrada te dejan pañuelos-falda, largos y una camisa, por si tu ropa es inapropiada (teníais que ver a los chicos que vienen en pantalón corto, con el pareo sobre su ropa, y si son alemanes o similar, sandalias de trekking y calcetín blanco hasta media pierna, bien estiradito). Debes dejar un depósito de 100 baths (poco más de 2 euros) que te devuelven cuando dejas las ropas. Punto para Tai en organización.

El ticket de entrada es el verdadero susto de esta visita, cuesta la friolera de 350 baths (7'50€), sin excepción (no admiten carnet de estudiante), e incluye, las visitas del Wat Phra Kaew, el Gran Palacio Real (en el mismo recinto) y un pequeño mapa de situación, que de poco o nada sirve, porque aquello es un laberinto de edificios, chedis, estupas y jardines. Les quito el punto de organización que les dí antes.

También se pueden alquilar audio-guías en 8 diferentes idiomas, por 200 Baths (algo más de 4€) para unas dos horas. Te piden el pasaporte y admiten tarjeta de crédito. No son listos ni na.

La visita dura esas dos horas tranquilamente, y más si eres amigo de esperar el momento de "foto sin gente", que los hay, pero requieren de tiempo y paciencia en lugares como este visitadísimo templo-palacio. Esto me lo enseñaron mis buenos amigos Jose y Desi, en Perú (Gracias) y tienen toda la razón, pero hay que tomarse una dosis extra de paciencia antes de salir de "casa", y más en estos sitios plagados de turismo "yapanís" (que no tienen ningún miramiento. Me han llegado a quitar, literalmente, de "en medio", para hacer ellos su foto, mientras yo esperaba para hacer la mía).

El templo fue construido, por el primero de la saga de los Rama, exclusivamente para consagrar en su interior la imagen de buda, tallada en un gran pedazo de jade verde. Dicha imagen fue traída desde Vientián (Laos), cuando la ciudad fue conquistada en 1778.

La estatuilla, de escasas dimensiones, tiene por contra una rica historia que se merecerá un post exclusivo. Como resumen os contaré que nació en India, en extrañas o dudosas circunstancias, y después de viajar por Sri Lanka, Camboya, varias ciudades de Tailandia, y Laos, terminó en Bangkok. También estuvo escondida y fue redescubierta, ahí es cuando el brillante verde confundió al monje que la encontró y empezó a llamarse Buda de Esmeralda.

Como digo es un laberinto de "cosas" gracias al cuarto de los Rama que, como el tercero no le había dejado mucho que hacer en la ciudad, pues este puso todo su empeño en el Palacio Real. Pero el pobre caprichoso andaba escaso de gusto, orientación y orden. Un poco en plan de "tengo este capricho de rey, que me lo hagan", y una vez hecho... ¿dónde lo ponemos?, pues donde quepa. Así que lo mejor aquí es guardar el mapa y dejarse "marear" por la sopa de colorines, demonios (yakshas), formas, guardianes, chedis, bombos (de estos de "gonggggggggg" pero que aquí tienen formato de tambor tumbado), edificios, tejados, estupas... y, como premio, la gran maqueta tallada en alguna piedra a escala de Angkor Wat (el principal y más conocido del millón de templos de Angkor).

Imprescindibles: Para no pasar por el vestuario y llevar durante dos horas o más, la ropa sudada por otro: pirata (finito y ligero) y camiseta o blusa de manga corta (cuanto más larga mejor) pero también finíiiiisima. AGUA, el abanico y, lo del paraguas para el sol, aquí no es ninguna tontería. Gafas y protección solar. No soy amiga de recomendar todas estas "tonterías" pero os aseguro que eché en falta todas y cada una de ellas. El agua, las gafas, el abanico (o sucedáneo) y el paraguas, se pueden comprar allí o en las inmediaciones, pero el precio no es que lo engorden, es que lo ponen obeso.

* Wat Arun. Para rematar el día de templos (yo ya no pude con más, pero hay muchos otros de "menor" categoría), nos cruzamos a la otra orilla del río en el Ferry Boat, que lo podemos coger en Tha Chang (aunque nos deja algo lejos) y en Tha Tien (el muelle del Wat Pho), hay uno que va directa y exclusivamente a Wat Arun. Si contratáis una excursión en barquita a los Klongs, decidle que os incluya la paradita en este templo. Los que se hayan decidido por coger el Tourism Boat, tienen esta parada incluida.

Wat Arun fue fundado en el período de Ayutthaya, antigua capital del reino. El rey Taksin (Rama I) decidió cambiar la capital de Tailandia para Thonburi, lo que actualmente es el distrito del otro lado del río, en Bangkok. Vinieron vía fluvial, en procesión real. El barco llegó al lugar donde ahora está el templo de madrugada, de ahí que el primer nombre de este fuera Wat Jaeng, es decir, el Templo de la Aurora, o Wat of the Dawn, o lo que es lo mismo, del Amanecer. Y sirvió de palacio durante un tiempo.

La gran torre central, lo que más destaca del templo, y sus cuatro hermanas pequeñas, que la rodean, son mucho más jóvenes. Construidas por el segundo Rama, a principios del siglo XIX, que además cambió el nombre del templo por el de Wat Arun Ratchtharam (a ver quién pronuncia ese palabro). Y por último vino Gallardón, digo Rama III, y completó la torre.

Como habréis obserbado el árbol genealógico real de Tailandia está repleto de "Ramas", jeje, (chiste fácil y absurdo, lo siento pero si no lo digo reviento).

Desde el río parece como más austero y monocromático (grisáceo) que la tónica habitual de los templos tailandeses, pero noooooooooooooo, nada más lejos de la realidad. No sólo es único en su diseño, que es una mezcla de khmer y tailandés, vamos lo más de lo más, sino que también destaca (y mucho) por su decoración que, sobre ladrillo enfoscado (ellos dicen ladrillo básico con una cubierta de yeso, que queda como más fino, pero sigue siendo ladrillo enfoscado), pues eso, que lo cubrieron con trozos de porcelana china y cerámica vidriada, nada menos. O sea, mil y un colorines inconexos en tono y forma, pero muy bien colocaditos.

Os dejo un trozo de mapilla con estos templos, para que traceis vuestro propio recorrido.



Para el que le "pongan" los templos y el arte oriental, tenéis más de 30 solo en la capital, os dejo la web: Turismo Tailandia.

Y creo que termino aquí esta eternidad de artículo. Así que este post, que pretendía hacer un "City Tour" por Bangkok, se va a convertir en una pequeña serie, porque claro, me decís que escriba y mira lo que pasa. Va a ser que teníais razón al decirme que SI tengo algo que contar. Punto para vosotros.


18.6.09

Un poco de chicha para mi ego.

Antes de continuar con los temas habituales, una pequeña cuña publicitaria para compartir con todos vosotros, la ilusión que me ha hecho que Pilar Tejera, historiadora, diplomada en egiptología, e incansable aventurera, me ha dedicado un post en el blog de su portal Mujeres Viajeras.

Si os dais una vuelta por su web, los que todavía tenéis dudas, podréis comprobar que somos muchas las "locas" que cumplimos nuestros sueños haciendo realidad algo que siempre comienza siendo una ilusión.

También desde aquí Gracias Pilar.

16.6.09

La Chocolatina de la Tarta

Es que las guindas no me gustan, y actualmente la chocolatina de la tarta, esa donde suele poner "Felicidades", es aquello por lo que todos peleamos desde que el dulce entra en casa (o sale del horno o nevera) y hasta que se reparte como buenos hermanos y desaparece.

Normalmente suelo dejar lo mejor de mi plato para el final, es decir, lo que más me gusta lo último. Si me lo como lo primero, lo mastico menos, más rápido, lo trago antes, y lo saboreo poco. Porque al principio de la comida, tiene una más hambre.

De hecho esto sirve de diversión a la familia, que juegan a hacerme de rabiar robándome ese pequeño tesoro que guardo en una esquinita de mi plato hasta el final, para saborearlo y disfrutarlo.

Te preguntarás a qué viene esto en un blog de viajes.

Cuando comencé a organizar la ruta de mi vuelta al mundo tenía claro (clarísimo) que quería pasar por África. Intenté dejarme ese bomboncito para degustarlo lo último, pero, para mi sorpresa, todos los vuelos que llegan a África, desde Sudamérica, pasan por Europa, con el consiguiente consumo de millas. Me fue imposible guardar mi chocolatina y me la tuve que comer al principio.

Si, a día de hoy, más de 2 meses después de mi primera etapa, creo que la mastiqué poco y rápido. Creo que la tragué pronto y que no la pude saborear lo suficiente.

Y qué pasa cuando una ha perdido los sentidos degustando el tan deseado manjar? Pues que luego solo queda bizcocho.

Sin ánimo de ofender al pobre bollo, y mucho menos a todos sus amantes, pero sinceramente, un bizcocho solo es bizcocho, no es la chocolatina. Y no es que quiera compararlos, NO, no hay punto de comparación, es que un bombón me gusta más que un bollo. Y cuando ya me he comido el chocolate, como que el apetito también disminuye considerablemente.

Está claro que el turismo de naturaleza y fauna (por ese orden) me apasiona (chocolatina), el socio-cultural me gusta (relleno), el histórico-artístico me resulta curioso (bizcocho), y el religioso casi casi me disgusta (bizcocho rancio). Intento conocer y disfrutar un poco de todo, aunque solo sea ese poco, pero...

No puedo aportar mucho más que la info práctica y la documentación gráfica de los lugares por los que voy pasando, porque, de momento, esta tarta solo tiene bizcocho. No hay tropezones de algo novedoso o emocionante, ni cosas sorprendentes como en el roscón de reyes. No hay nata, láminas de almendra o virutas de chocolate. Intentaré sacarle la miga y buscarle el relleno, que siempre es más dulce, pero hasta la fecha (más de dos meses por aquí y cuatro países) no he encontrado nada jugoso, solo bizcocho.

Y es que, aunque lo intente, el bizcocho como que no despierta sentimientos grandilocuentes en mi. Y siento mucho si esto decepciona a alguien, que me consta que lo hará. Parece una estricta obligación del viajero el que todo lo que veas te guste, sepas disfrutarlo y bla, bla, bla. Si esto es así, dimito de viajera.

Es lo que hay: BIZCOCHO.

8.6.09

Transportes en Tailandia

Los transportes en Tailandia son tantísimos y tan variopintos, que se merecía un post para ellos solitos, y mucho me temo que va a ser bastante largo. Vamos allá.

* En Bangkok:

------ Autobuses Urbanos. Sin duda la opción más barata y menos práctica para moverse por la ciudad, debido a la elevada densidad del tráfico. Hay dos clases de buses, con y sin aire acondicionado, y los de sin a/c se
subdividen en bus, minibus y microbus. Un trayecto en un bus local, sin aire acondicionado, desde la estación Este de autobuses, hasta el parque Chatuchak (que se puede alargar hasta más de hora y media gracias al tráfico), sale por 18 Baths (0'39€). Ese mismo recorrido en taxi sale por unos 150 Baths (3'21€) dependiendo de tu capacidad de regateo. Un trayecto "largo" en bus con aire acondicionado, por ejemplo de la estación de buses del aeropuerto a On Nut, sale por 34 Baths (0'73€).

-------Desde el aeropuerto hay un autobús gratuito que nos lleva a una estación de autobuses, todos ellos van a la ciudad, así que cual tomar? Bien, el número 552 nos dejará en la primera parada del skytrain: On Nut. Y desde allí, en el "tren del cielo" es fácil, si sabes donde vas.

------ Metro, MRT. Solo tiene una línea (de momento porque hay una segunda en proyecto) que cubre gran parte de la ciudad con buenas conexiones de skytrain para llegar a otras zonas. Abre de 06:00 a 24:00 hr. El precio va desde 16 hasta 41 Bath (0'34 y 0'87€), por trayecto, dependiendo del número de estaciones (o la distancia) que recorras. No es un billete, sino una ficha que pasas por el lector y en la salida se mete en la ranura. Solo puedes salir por alguna de las estaciones que corresponden a la distancia pagada. Tienen descuento los niños y los estudiantes.

-------También venden tarjetas (unas recargables y otras no) de un día (120 baths = 2'50€), 3 días (230 baths = casi 5€), y mensuales (1000 baths = unos 22€), que pueden suponer un ahorro en función del tiempo y el uso que le des, especialmente si tienes carnet de estudiante. Y también, por si fuera poco, tienen tarjetas "Business" y "premier". Me resultó curioso que las venden como en pack, para que las empresas se las den a sus empleados o las vendan, porque pueden anunciar la identidad corporativa en el reverso.

-------Lo tomé con algo de miedo la primera vez, porque con el soporífero calor de la calle, no quería ni imaginarme un metro. Pero, para mi sorpresa, está impoluto, ventilado y refrigerado. Además tiene puertas que separan el anden de las vías (como en los trenecitos de los aeropuertos), esto puede agobiar un poco más a los claustrofóbicos, pero también da mucha más seguridad. A la entrada siempre hay que pasar por el detector y enseñar el bolso, pero vamos, no hacen mucho caso. Me pareció una opción muy, muy buena para moverse. La única pega que le veo es que no pasa por la zona más turística.

------ Sky Train, BTS. Es como un metro pero por el exterior y elevado. Circula entre la cuarta y octava plantas de los edificios, dependiendo de la zona. Tiene dos líneas: Shukumvit Line (verde claro) y Silom Line (verde oscuro). El billete es por trayecto, y al igual que el metro, el precio va por zonas y oscila entre 15 y 40 baths (0'32 a 0'86€). Hay dos tarjetas, una diaria que sale por 120 Baths (2'57€) que puede salirte rentable, por ejemplo, si vas a hacerte varios visados, pues necesitarás varios viajes y en 4 ó 5 lo tienes cubierto. Yo lo compré un par de días, me salió rentable y además ayudé a otros porque no es ni personal ni intransferible, así que a lasalida de mi último viaje del día, como quedaban horas hasta el cierre, le daba la tarjeta a alguien que iba a entrar (y se puede volver a entrar con ella sin problema). Además tienen tarjetas mensuales, de estudiante y adulto, con varios precios y condiciones.

-------Resulta ideal para moverte por la ciudad, de cabo a rabo, y tiene conexiones con el metro y con los barcos de línea en la estación Saphan Takxim, última de la Silom Line (verde oscuro), que enlaza con el muelle principal del río Chao Phraya.

-----Lo que me encantó, tanto en el metro como en el Sky Train, es que en el suelo están marcadas unas flechas (fiajaros en la foto del metro), justo donde quedará la puerta del tren. Dos centrales que indican hacia afuera y dos laterales que indican hacia adentro. La gente aquí es educadísima (en este sentido) y los que estamos esperando siempre nos colocamos (en filas) en los laterales. Es decir, bien indicadito y respetado aquello de "dejen salir, antes de entrar". Punto para Tailandia!!.

------ Taxi. Son fácilmente reconocibles por sus llamativos colores, desde el fucsia (el más frecuente) y pasando por toda la gama de "chillones", hasta bicolores como verde hierba y amarillo canario. Además suelen tener letrero y taxímetro (taximeter, pone en los letreros). Tienen paradas establecidas, y también se pueden coger en cualquier sitio. Si eres buen regateador y sois varios, el taxímetro suele no ser nada ventajoso, mejor la negociación del precio de antemano. Independientemente, cualquier conductor puede ejercer de taxista en un momento dado. Por ejemplo en algunos Guesthouse te ofrecen un taxi (que no lo es) a un precio "razonable" porque tienen un amigo con coche que se dedica a llevar al personal como trabajillo extra. No suele haber ningún problema con esto.

-------La pega del taxi, como los autobuses, y todo vehículo rodado, es la densidad del tráfico. Lleva su tiempo, de modo que si lo elijes, con calma, mucha calma.

------ El archiconocido Tuk-Tuk. Son... ¿qué son? ¿motocarros? ¿Tricimoto? ¿Triciclomotor? Si, creo que le podría llamar de cualquiera de esas formas. La parte delantera es de una moto (no siempre) y la parte trasera como un carrito con un asiento y abierto por el lado de la izquierda para el acceso del/os pasajero/s. Los precios igual, en función de las distancias y el regateo. Hay a quien le parecen divertidos, y pueden llegar a serlo (hay algunos tuneados realmente divertidos), pero la contaminación que tiene la ciudad y la porquería que escupen todos los tubos de escape, te la comes enterita. Es algo más rápido que el bus o el taxi porque tiene más facilidad para "esquivar" el tráfico. También tienen sus paradas establecidas, pero también lo puedes coger en cualquier parte. Está cayendo en desuso para los locales, y convirtiéndose en casi exclusivamente destinado al turismo.

-------Hay muchos tipos y formas de tuk-tuk por el país. Podemos encontrar por ejemplo el tuk-bus-tuk, que puede ser, desde el frontal de una motocicleta, pasando por el de furgoneta, camioncillo y hasta todoterrenos. Y la parte posterior es una caja adaptada, con bancos corridos, generalmente almohadillados y forrados de skay o plástico, y techado. También hay motillos que llevan el asiento al lado (meten hasta tres personas). Todos estos se encuentran, generalmente, en algunos puntos turísticos de la ciudad. Los tuk-tuk-bus de Bangkok y Chiang Mai, son de color rojo, tirando a granate. El precio depende de las distancias y el regateo.

------ Mototaxi. Que no son los tuk-tuk. Son motillos tipo Scooter. El conductor suele llevar un chaleco naranja. Tienen paradas establecidas, como las de taxi, fácilmente reconocibles por las sombrillas amarillas o naranjas, los moteros (de chaleco naranja) por allí de charla y el mogollón de motos estacionadas. También se pueden parar por la calle. Te dan un casco y, algunos, una mascarilla (que buena falta hace). Suelen utilizarse para recorridos más cortos (aunque te llevan a cualquier punto de la ciudad, y si hace falta con mochila incluida) y sale más barato que el tuk-tuk. Muy pocos turistas lo usan, así que no suele ser necesario el regateo. Evidentemente, aunque tienen más capacidad para esquivar vehículos, lo que sale por los tubos de escape también te lo comes, aunque, contra todo pronóstico, menos que en el tuk-tuk, por su agilidad.



------ Los barcos (ahora viene cuando la peinan... a ver qué sale). Bangkok es una ciudad dividida en dos por el río Chao Phraya, uno de los principales afluentes del Mekong, perfectamente navegable y que le da mucha vida a la ciudad. La estación/embarcadero principal: "Central Pier", digamos "de referencia" o "Muelle Central", es Saphan Taksin, la misma que la última estación de la Silom Line (línea verde oscuro) del skytrain. El río tiene una serie de embarcaderos fijos por los que van parando (o no) las distintas líneas de barcos. Hay múltiples opciones para navegar el río, en mi opinión una de las mejores formas de moverse por los puntos de interés de la ciudad.

-------> Express Boat. Son lo que llamaríamos los "barcos de línea". Hay cuatro líneas que recorren el río y cada una tiene paradas y precios diferentes. Estas líneas son:

---------> Local Line. La más barata y lenta y que pasa con menos frecuencia, porque para en todos y cada uno de los muelles, y claro tarda más. Los barcos son los más viejitos y de peor calidad. Aún así, es más que suficiente. Los precios oscilan entre 9 y 13 baths en función del recorrido. Solo funciona de 06:20 a 17:30, de lunes a viernes.

---------> Orange Flag. 13 baths el trayecto, sea a donde sea. Es la más frecuente y a su vez frecuentada. Tiene menos paradas que la línea local, pero más que suficientes. Los barcos son algo mejores. Se distingue, como bien indica su nombre, por una banderita naranja que llevan en lo alto de la proa. Opera todos los días de 06:00 a 19:00. Es la única que funciona los fines de semana.

---------> Yellow Flag. Entre 18 y 27 baths, en función de la distancia. Los barcos son iguales que los de la línea naranja. Pasan con menos frecuencia y tiene muchas menos paradas. Se distinguen por la banderita amarilla. De lunes a viernes, de 06:00 a 19:00.

---------> Green Yellow Flag. De 12 a 30 baths en función de la distancia. Los barcos son iguales a las dos líneas anteriores. Pasan con la misma frecuencia que los amarillos. Se distinguen por la banderita bicolor. Tienen el mismo número de paradas que la línea amarilla, pero en distintos muelles. De lunes a Viernes, de 06:15 a 18:00


-----Independientemente a estas líneas tenemos el "Ferry Boat", que no es más que un barco que se dedica exclusivamente a cruzar el río de orilla a orilla. Esto solo lo hace en tres muelles: de Tha Chang a Wat Rakung o Wang Lang; de Phra Chan también a Wang Lang, Railway Station o Phra Pinklao Bridge; y de Phra Pinklao Bridge (BKK) a Phra Pinklao Bridge (Thonburi). Pasa cada 5 minutos, cuesta 3 baths y opera de 05:00 a 22:00 hr.

-----Aparte de esto disponemos de los "Charter Boat". Entre ellos están, los que hacen excursiones de un par de horas a enclaves cercanos e interesantes como Ayutthaya. Los que hacen las veces de "bote-taxi", estos hay de dos tipos, más pequeños y más grandecillos. Y los de la cenita romántica por el río.

-----Y por si el turista está todavía despistado y/o perdido entre tanto barquito, o no tenemos ganas de andar con los 13 baths, mete y saca monedero cada vez que embarcamos (no serán más de 4 ó 5 veces si nos organizamos), pues han puesto a nuestra disposición el "Tourism Boat", es decir, como de costumbre, todo muy requetebién preparadito y organizado, para que nos movamos en rebañito, no sea que nos vayamos a perder en esta ciudad tan grande (ideal para comodones). Para solo en 10 embarcaderos, los que tienen alguna visita obligada o interesante en los alrededores. Cuesta (nada menos) que 150 baths (poco más de 3€ y probablemente casi el triple de lo que te vas a gastar si lo haces por tu cuenta), el pase de un día, y claro no lo usan los locales ni mucho menos los monjes, que si puedes encontrar en otras líneas.

-----Además tiene algunas rutas prefijadas como "Los Nueve Templos", "El Mercado Flotante" o "Un río, tres culturas".

-----Os dejo este plano, con las líneas de Metro, Skytrain y los principales embarcaderos del Chao Phraya.

* Largo recorrido:
------ Buses. Hay por lo menos dos clases, generalmente tres. En Bangkok hay "solo" cuatro estaciones de bus, cada una para diferentes destinos.
-------> Primera. Tienen tan solo tres asientos por fila, con lo que son muy amplios, muy cómodos y muy reclinables, con reposa pies y piernas incluido. Un aire acondicionado de ponerse la chaqueta. Y te sirven algo de picar o comer y agua, en función de las horas de viaje. Nunca recogen a más pasajeros por el camino. Hacen pocas o ninguna parada, también en función de las horas de viaje.
-------> Segunda. O "Express". Asientos 2+2, reclinables y suficientemente confortables. Hace paradas para recoger y/dejar pasaje, y alguna para estirar las piernas si son más de 4 ó 5 horas de viaje. También tienen aire acondicionado.
-------> Local. Con ventiladores y muchas veces sin cristales en las ventanas. Asientos 2+2, normalmente de skay (cuando no son tapizados de plástico), no reclinables o están siempre reclinados porque algún día se rompieron. Puede parar en cualquier parte, sin previo aviso y con cualquier motivo, como tomarse un café la "azafata" (léase cobradora) o saludar a la familia del conductor.

------ Trenes. La estación de trenes de Bangkok: Hua Lamphong, están en la última (o primera) estación de Metro (del mismo nombre). Justo delante de la entrada hay un stand de información turística y la chica que hay allí por las tardes es todo un encanto. Me dio toda la información pertinente, me acompañó a las taquillas (sin agobiar) y si la taquillera no entendía algo (bastante raro porque controlan bien el inglés), pues ella intervenía. Y lo mismo si yo no me enteraba de algo (bastante frecuente). Compré mi billete para el día siguiente sin problema alguno. Los trenes son viejillos y bastante roñosos (contra todo pronóstico más sucios que en África, creo que es por la humedad), pero están bien, al menos para mi, que me encanta el tren. Hay muchos destinos, horarios y precios, con lo que os dejo la web: State Railway Of Thailand.

-------Yo lo utilicé para ir de Bangkok a Chiang Mai (al norte). Tienen bastante frecuencia. Vale entre 219 y 1453 Baths (4'69 a 31'12€). Entre medias hay unos 35 precios diferentes, o sea que mejor no los voy a poner todos. Todo depende básicamente de dos cosas: cama/sentado (dentro de la opción cama, es diferente precio arriba que abajo) y ventilador/aire acondicionado.

-------Para este recorrido se toma sus tranquilas 12 horas. Te dan un zumito y, por supuesto, te pasan la carta (bastante limitada) para la cena y el desayuno (todo por la noche, así ya lo tienen preparado para la mañana).

-------Las mesas son de quita y pon, y la maña que se dan para hacer las camas es alucinante, en poco más de minuto y medio las dos camas (arriba y abajo) hechas, y es que tienen la ropa de cama enrollada, pero hecha, no se si me explico, solo hace falta acertar con la parte que corresponde a los pies y/o la cabecera y ya está, desenroscar y remeter. Eso si, no pasa mucho tiempo de las 21:00 h. y todas están echas, así que te acuestas ya, lo quieras o no. También te despiertan para levantarte y deshacer las "habitaciones", para volver a poner la mesa y servirte el desayuno (si es que lo has pedido).


* En el resto de ciudades que yo he visitado (Chiang Mai y Chiang Rai principalmente), además del tuk-tuk (de diversos modelos y capacidades), aparece la figura del bicitaxi. Hay quien expresa su pena por estas personas y afirman que nunca usarían semejante transporte. Pero hay que intentar ver siempre el otro lado de la moneda. Estas personas tienen suerte de poseer semejante vehículo, que por cierto suelen tener bastante bien cuidado, y más suerte todavía de tener buena salud y unas buenas piernas capaces de pedalear con dos pasajeros. Las ciudades donde los he visto son llanas. Y para ellos, probablemente sea su sustento diario. No los he usado porque no hubo ocasión. Pero sinceramente, tampoco le daría mayor importancia.

* Por último lo que podemos hacer por nosotros mismos. En todas las ciudades, incluido Bangkok, tenemos la posibilidad de alquilar, por un módico precio, tanto bicicletas, como motocicletas (tipo Scooter con marchas). No piden ni carnet internacional y a veces ni siquiera el pasaporte. Solo hace falta saber conducirlas y pagar. Se suelen alquilar por jornadas y el precio ronda los 100 Baths (poco más de 2€) para las bicis y entre 200 y 500 Baths (4 a 10€) para las motos. Como siempre depende de la localidad, el establecimiento, la calidad del vehículo y el regateo.