3.5.09

Cerrando la fase africana.

Cuando me preparaba esta primera fase de mi vuelta al mundo, solo me marqué algunos objetivos. Esos lugares de los que alguna vez has oído hablar, o has visto en documentales, y te han llevado a soñar que algún día te encantaría estar allí, verlos y disfrutarlos.

Los reuní y los ubiqué en el mapa (en verde). Después los uní con una línea imaginaria, que podría convertirse en el camino a seguir.

Los objetivos, en principio, solo eran 5:

- Ver un rinoceronte negro. Lo conseguí en la Reserva Mkhaya (Swazilandia) y en el cráter del Ngorongoro (Tanzania).

- Perderme en las Islas Quirimbas. Lo conseguí a finales de Febrero '09, tras recorrer Mozambique de sur a norte.

- Ver "los cinco grandes" en su hábitat natural (daba igual dónde). Lo conseguí entre la Reserva Mkhaya (Swaziland), en Ngorongoro y Serengeti (Tanzania), y el Delta del Okavango.

- Navegar el lago Victoria. Lo conseguí a través de Mwanza (Tanzania). Bueno, no conseguí navegarlo realmente, pero estuve allí y pude disfrutarlo. (Cuenta pendiente).

- Ver las Cataratas Victoria. Y a ser posible bañarme en la piscina del Diablo. Lo conseguí en los dos países Zambia, vía Livingstone; y Zimbabwe, vía Victoria Falls. Mala suerte con la piscina famosa, era época de lluvias y el río viene demasiado cargado y con demasiada fuerza. Además llegar a la isla de Livingstone, donde se encuentra la famosa piscina, era más caro de lo que me podía permitir. Pero conseguí meter los pies en el Top of the Falls, en Zambia. En principio me vale.


Ver África en un mapa más grande


Pero esa línea terminaba en las cataratas Victoria, y desde allí, el tiempo marcaría mi ruta de regreso a Johannesburgo, donde tomaría mi siguiente vuelo. Había muchas más cosas que llamaban mi atención en el continente africano, algunas de ellas las dejé marcadas (en rojo), por si fuese posible completarlas.

A costa de visitar en vez de conocer, pude ampliar la ruta, que he dibujado tras mis pasos, y así llegué a visitar/hacer, las otras cosillas que me picaban, y que han sido:

- Navegar el Delta del Okavango en Botswana. Dio tiempo y lo conseguí vía Maun.

- Disfrutar el desierto del Namib y sus famosas dunas. A 15 días de abandonar África llegué al Namib y pude disfrutar de ese estupendo desierto.

- Visitar Ciudad el Cabo. Y a ser posible ver el gran tiburón blanco. Dio tiempo de ambas, y lo disfruté como una enana.

- En el caso de llegar a Ciudad el Cabo: Hacer puenting en Bloukrans. Pero las ganas que tenía de hacerlo me pudieron y lo hice en el puente transfronterizo, entre Zambia y Zimbabwe (aunque pertenece al segundo), en las cataratas Victortia.

De modo que he ampliado las expectativas con dos países (Botswana y Namibia), dos maravillas naturales (Delta del Okavango y desierto del Namib) y dos actividades extremas (así lo llaman, aunque no es para tanto).

Esta es la ruta literal que he seguido.



Concluida la fase africana (mal que me pese), me quedan algunas cuentas pendientes. Y es que Africa es grande y maravillosa. A nadie deja indiferente. Dicen que engancha, y con razón. A mi me ha dejado un muy dulce sabor de boca y unas ganas tremendas de volver. He pasado allí tres meses, pero necesito mucho más. Me quedan por conocer Asia y la Antártida (quizá algún día), pero creo que la autenticidad de África no tiene igual.

Lo que me encantaría, y que ahora se que es factible, en gran parte gracias a Giulliana:

- Recorrer el Nilo completo. Primero desde el Lago Victoria (por ejemplo Rwanda, que me lo he dejado y me apetece mucho) hasta el encuentro de los dos Nilos, Blanco y Azul; y desde el lago Tana, en Etiopía, hasta el Mediterraneo.

- Cruzar el Sahara del Atlántico al Mar Rojo (no, no al Mediterráneo, eso me parece muy fácil), o viceversa, aunque lo preferiría así, hacia el este. Este está empezando a "cocerse", se encuentra en fase de "búsqueda de ingredientes".

- Conocer con tiempo y tranquilidad Namibia, Botswana y Malawi (que también me lo he dejado en el camino), y qué tal Zimbabwe... por pedir que no quede.

Si alguien prepara alguno de estos viajes para los próximos años, y necesita compañía (aunque solo sea para reducir gastos) que me avise!!

Ya se que África tiene mucho más que eso, me queda sin nombrar toda la franja central, y parte occidental, pero bueno, eso solo es lo que más me apetece desde hace tiempo.

Seguiré dibujando la ruta tras mis pasos, la próxima fase es incierta, aunque nace en Sidney (Australia).

4 comentarios:

  1. - Me apunto el primero !!!! Ademas no sabes como me motiva recorrer todo el Sahara y recorrer el Nilo, el rio de "mi pais", desde sus fuentes... YO QUIERO!!!!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Jeje, Fon, si que se cómo te motiva!! :P

    Además ambos viajes están ideados para terminar, precisamente en "tu país". Es más, ambos recorrerían gran parte de todo lo insólito que tiene Egipto, que, sin hacer de menos todo su legado histórico, este país es mucho más que templos y pirámides.

    De hecho me encantaría que la travesía del Sahara terminase en Nweiba, con unos días de snorkel, buceo, relax y ¡¡Delfines!!... después de tanto desierto debe ser una gozad llegar al mar, y más aún si es el Rojo :D

    Apuntado quedas ;)

    ResponderEliminar
  3. Otra que se apunta....desierto y Egipto...no se puede pedir más!!

    ResponderEliminar
  4. Anna, ¡¡APUNTADA!!
    y tu que lo digas, no se puede pedir más ;)

    ResponderEliminar

Anímate a compartir tus pensamientos