5.4.09

Llegada a Namibia

Otra que me salió de perlas, tuve mucha suerte.

La teoría es que debes tomar un minibus hasta cerca de la frontera. Cruzar esta a pie y, al otro lado, si hay suerte y es buena hora, harto difícil, otro minibus hasta Windhoek, capital de Namibia. Si no hay bus o lo prefieres, tienes que hacer autoestop. Total, con suerte, otro día completo de viaje.

Pero, conversando en la excursión del Okavango, Marieke y Bart me dicen que ellos también van a Windhoek, más o menos cuando yo pensaba. Que si consiguen hacer hueco en el tote me llevan. ¡¡¡Genial!!! Me llevará algo más de tiempo, porque no es que les encante conducir, pero no tengo prisa (creo), así que me pasé las dos últimas noches "rezando" para que me hicieran ese huequito y poder ahorrarme todo el trasconeje de minibuses y autostops.

Lo consiguieron, todavía no me explico cómo por la cantidad bárbara de cosas que llevan, pero tuve mi sitio para viajar con ellos.

A parte de los casi 100km. que hicimos de propina, un par de paraditas técnicas, de avituallamiento y repostaje, hubo que pasar el control de policía, cerca de la salida del país. No se puede pasar carne, ni pescado (que si no dices nada ni se enteran (no suelen registrar los coches) y Bart llevaba un chuletón!! Quiso cocinarlo allí mismo y comérselo, pero Marieke le convenció para que lo tirase. Si, es una pena pero, en desmontar el chiringuito, cocinar, comer y volver a montar todo se nos van una par de horas y empieza a caer la tarde. Si queremos cruzar la frontera hay que irse ya.

Desinfección de suela de zapatos y ruedas del coche, y caminito.

Llegamos sobre las 22:00 el primer camping de Namibia, a unos 500m de la frontera. Lo cierto es que está muy bien.

Cenamos algo, charla amena y a dormir que mañana nos queda otro tramo.

Al día siguiente, sin grandes inconvenientes ni anécdotas, llegamos a Chameleon Backpackers, en Windhoek.

Fue una gozada viajar con ellos. Gracias chic@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a compartir tus pensamientos