14.4.09

City Tour por Cape Town

Ciudad el Cabo es una ciudad con muchísimas posibilidades, más o menos novedosas. Con un vehículo propio y un mapa, que podemos encontrar en cualquier alojamiento, oficina de turismo, librería, etc., es fácil de recorrer.

A falta de esto, el modo más fácil y rápido es el autobús turístico que, como en otras ciudades "al uso", nos ofrece un recorrido por los lugares más destacables, con la posibilidad de bajar y subir donde uno quiera. Tiene dos rutas: La roja que discurre por lo que es toda la ciudad; y la azul, que se deja la zona "monumental" de la ciudad, pero se extiende a los alrededores llegando hasta Hout Bay. Y dos modalidades de billete: una sola ruta, 24 hs, 120 ZAR (9'23€); las dos rutas 24 hs, 200 ZAR (15'38€).

Lo cierto es que debes ser muy madrugador y muy rápido en los sitios que bajes a visitar, para aprovechar ese billete de doble ruta. Aunque es un poco más caro, al final merece la pena tomárselo con más clama y hacer una ruta cada día.

Si no eres muy amigo de este medio, todos los lugares turísticos, dentro de la ciudad, son accesibles caminando, de echo vende excursiones a pie, no solo por el centro, sino también por los alrededores. A las playas y el puerto se puede llegar en bus de linea, minibus, metro o taxi. La estación de autobuses está al lado de la de trenes. Se complica y encarece un poco la cosa para llegar a los Jardines Botánicos, Hout Bay, o el Cape Point en la Reserva Natural del Cabo de Buena Esperanza, pero también se puede. Lo único es que necesitarás más tiempo.

¿Qué ver en el dentro de la ciudad? Paseando desde Long Street, que bien se merece una visita matutina, para ver anticuarios y tiendas varias y otra nocturna, pues es donde se cuece toda la marcha, podemos caminar hacia Greenmarket Square, plaza que aprovechan los locales para vender su artesanía en un mercadillo, casi permanente. Desde aquí podemos ir hacia Company's Garden, para ello que pasaremos por el Parlamento. Dentro del parque hay un pequeño jardín botánico. Hacia el final del parque están el Museo de Sudáfrica y el Planetario, y justo al otro lado del parque la Galería Nacional.

Desde la última hay un buen paseo, no muy recomendable para hacer caminando, hacia el Distrito Seis. Lo venden un poco como "la zona chunga" y no tenía demasiada buena pinta, con lo que, a día de hoy, mejor evitarlo andando, si podemos. Tienen hasta un museo sobre la historia del distrito.

Por último el Castillo de Buena Esperanza, quizá el más retirado, aunque también se puede llegar dando un buen paseo. Y desde allí vuelta, por la estación de trenes por ejemplo, pasando por el mercado de flores, hasta Long Street, a tomarse la cervecita, que nos la hemos ganado.

Como vemos es una ciudad "al uso", con mucha y buena información, plagadita de turismo, especialmente alemán, que a veces me daba la sensación de estar en Benidorm y otras en Tenerife (entendiendo ambos como concepto y siempre salvando las distancias).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a compartir tus pensamientos