8.3.09

Arusha, campamento base.

Si, me habría encantado el Kilimanjaro pero se sale con mucho de mis capacidades físicas en este momento y no he venido a sufrir. Solo hice una breve parada en Moshi, foto y al bus que hay prisa. Otra cuenta pendiente que me dejo en el camino.

Día 1: Llegada. Iba yo preparándome durante las 9 horas de autobús que me separaban de Arusha, para el inminente asedio de buscaturistas para venderles un safari. Cuando llegué a la estación de buses, bajé del autobús y tan solo un par de taxistas ofreciendo sus servicios. Miré y miré por todas partes y nada. Ningún vendedor de safaris por allí. Ops, parece que voy a tener que buscarme la vida. No me apetecía encontrármelos así desde el primer momento y mira, ahora los echo de menos, qué cosas.

Día 2: Orientación, establecimiento y sacar pasta que no llevo un pavo encima.




Día 3: A la caza y captura del mejor precio para hacer unos días de safari. Esto se complica. Hay que tomar fuerzas para salir a "pelearse" con todos estos.

Respiro hondo y allá que salgo yo, toda dispuesta a conseguir el mejor precio y preparada para el más duro de los regateos.

La oficina del hotel está cerrada, y eso? es domingo chata, aquí son cristianos, a caso tu no eres cristiana? Buuuuu, mal empezamos.

Me voy a la zona de turistas, centro comercial, supermercado, banco, la encontré ayer caminando. Ninguna oficina de turismo, pero muchos Land Rover y Land Cruiser aparcados en la puerta de Shoprite (super). Pregunto a uno y me indica donde están las oficinas. Bien, por fin parece que va a empezar la negociación cuando: "CLOSED" "CLOSED" y más "CLOSED". Vuelvo a preguntar y la respuesta es: "¿Es que tu no eres cristiana?" ¡¡Cagoen!! No si al final voy a tener que ir a misa.

"Espera un momento que tengo un amigo que...." Aparece el amigo, que conduce un minibus, me pregunta qué quiero y empieza a hacer cuentas. Me voy al super a ver si encuentro una navajilla, que perdí la mía en alguna parte. Regreso y... sigue haciendo cuentas. Media hora después, con mi paciencia casi al límite, suelta por esa boquita: "1.600$". La carcajada fue tremenda, nada que me dio el ataque de risa. Cuando consigo calmarme con esas tres caras de ojos alucinados clavados en la blanquita, le dije que me lo habían ofrecido por 500$. Uhhh!!! Le cambia la cara. "Estás segura?" "Más que segura chato. Vamos que me voy a contratarlo ya por lo que estoy viendo. Gracias de todas formas" Allí los dejé con cara de "vaya, a esta no la hemos podido timar. ¿Se nos habrá visto mucho el plumero?" Más que mucho hijo, te has pasado 7 pueblos.

Vale, plan B, empezar por los hoteles. Me voy al Arusha Backpackers, que me pilla de paso. Me ofrecen safari de cuatro días por 600$, pero no salen mañana, sino pasado mañana. Vale, ya hemos bajado 60 desde la última oferta en Dar es Saalam y no me parece demasiado mal precio. He pasado por un par de hoteles más y las oficinas de turismo están igualmente cerradas, así que desisto.

Día 4: Tras el desayuno me paso por la oficina de mi hotel, que casualmente es la empresa del tal Pepe. El hombre me ofrece lo mismo que en el Backpackers pero por 530$, toma ya!!, a este le exprimo. Efectivamente, le he llorado un poco y me lo ha dejado en 500 redondos (650.000 Shillins). Ale, al banco ooootra vez, que mañana te vas.

He aprovechado para dar una vuelta por el otro lado de la ciudad. Poco que ver. Si te gusta la artesanía africana, en el Massai Market puedes encontrar de la auténtica, a precio de oro, vamos más caro que en España pero, son auténticas obras de arte (muchas, no todas) y llevan muchísimo trabajo. Quién puede ponerle precio a una talla de madera hecha en un tronco, que dejan hueco, con mil y una filigranas de una fineza exquisita, que te llega por la cintura? A mi me parece muy difícil porque he tallado madera y se el trabajo que lleva. No obstante, en las tiendas de recuerdos de la ciudad es más barato, aunque posiblemente "made in china".

Yo he aprovechado para comprar mi banderita de Tanzania y la navajilla. Pero en las tiendas baratas claro.

Ya de vuelta voy a pagar al hombre el depósito que hay que dejar a modo de reserva y ¡¡sorpresa!! Me han llevado al Backpackers para formalizarlo. O sea que voy a hacer lo mismo por 100$ menos. Si, se llaman entre ellos para rellenar coches y cuando tienen tres personas te dicen que si hay safari. Genial, estoy deseando preguntar a los demás cuánto han pagado por lo mismo, a ver si al final la timada voy a ser yo.

Al caer la tarde estaba sentada en el restaurante del hotel, esperando la cena, cuando aparece un hombre (lo siento pero soy incapaz de quedarme con las caras, a no ser que sean muy especiales). Aparece el tipo, es el de esta mañana en el aparcamiento del super. Dice que me lo deja por 500$, pero no hacemos Serengueti, sino otra reserva que ahora no recuerdo. Pues mira chato, que va a ser que no... que no se ni cómo te atreves a venir a buscarme al hotel (y a este no se lo dije, o me han seguido, o me ha ido buscando por los hoteles hasta dar conmigo).

Mañana a las 9:30 nos vamos de safari, ¿te vienes?

2 comentarios:

  1. Carolina9/3/09 21:00

    Otra vez de safari que guai no viajera ,
    que bien te lo pasa creo que los animales te ,
    conoceran como sigas con tanto safari.
    Carolina

    ResponderEliminar
  2. Jeje, Carolina, lo más importante es conocerlos a ellos para no estorbarles, y porder verles en su territorio.

    Besos.

    ResponderEliminar

Anímate a compartir tus pensamientos