1.3.03

Laponia Finlandesa 2003

Un paseo por las nubes
_____Mis amigas tuvieron un poco la culpa de este viaje. Todas ellas felizmente, y más o menos, recién casadas. Me tragué sus lunas de miel, una detrás de otra, así como cinco hasta entonces. ¡¡¡Madre mía!!! Qué envidia me daban todos aquellos viajes!!! Y yo, soltera y sin compromiso, sin visos de ninguna luna de miel a la vista, tenía que hacer algo para curar mi mal y decidí montarme mi particular "Luna de Sacarina". Mi primer viaje en solitario.

_____Después de barajar concienzudamente todos los pros y los contras de Tierra de Fuego frente a Laponia, fue Joulupukki el determinante de mi decisión. Está claro que mi espíritu infantil es más fuerte que yo. La decisión estaba tomada, LAPONIA FINLANDESA SERÍA MI DESTINO... ¡¡¡Yo tenía que conocer a Papá Noel!!!

_____El recorrido, en forma de pequeño diario, fue el siguiente:

_____Día 1: Madrid - Helsinki. Solo fue una parada técnica, de una noche, para enlazar el vuelo del día siguiente. La anécdota del día fue que mi vecino de asiento, en el avión, tenía un enlace con coche, que le esperaba en el aeropuerto. Yo solo le pregunte si sabía de la parada de bus y, me dieron una vuelta turística por la ciudad, para que me ubicase y me dejaron en la puerta del hotel. Por supuesto me dieron sus teléfonos, por si necesitaba algo.
Impresionante, todavía quedan personas serviciales en este, el llamado "primer mundo".

_____Días 2: Helsinki - Kemi. En un avioncillo, tamaño "microbus con alas", y tras realizar un aterrizaje de los que quitan el hipo, sobre hielo y con ventisca, llegué al diminuto aeropuerto de Kemi, donde me esperaba mi transfer, para ir al rompehielos. Es conveniente contratar esta excursión con tiempo, dado que el Sampo, es el único rompehielos turístico en el mundo, con lo que la demanda se desborda.


_____La excursión es una "turistada", pero bien merece la pena. El Sampo zarpa a las 11:00. Sobre las 12, el capitán (que habla español porque estudió tres años en Salamanca, o eso nos ha contado) reune a los hispanoparlantes para las explicaciones pertinentes. Sobre las 12:30 nos sirven la comida en el restaurante: estofado de reno con dulce de ballas y puré de patata... Exquisito.

_____Tras una breve sobremesa, nueva reunión con el Capi, que nos enseña el barco con todas las oportunas explicaciones sobre su historia y funcionamiento. Muy interesante el tema de los rompehielos. Nos ha paseado por todo el barco: salón del capitán, sala de máquinas, sala de controles, cabina del comandante, torre de control.


Sala de controles del Sampo

_____Más tarde pasamos a los camarotes comunes para embutirnos en "el bikini", traje especial para el baño ártico, en el golfo de Botnia. Divertida experiencia, aunque hubiera sido mejor con un bikini de verdad y una buena sauna dentro del barco.


Baño ártico en el Golfo de Botnia.

_____Queda un buen rato libre, para investigar la cubierta, tomar un chocolatito caliente, que siempre se agradece por estas latitudes, fotografía, vídeo, relacionarse, etc.

-----
Cubierta del Sampo----------------------------------------------Rompiendo el hielo

_____Sobre las 15:30 el Sampo atraca en puerto, entrega de Diplomas y despedida. De nuevo el transfer, que ahora me lleva al Snow Casttel.

_____Lo único que no es de hielo aquí es una rústica cabaña de madera donde, con envidiable organización, se ubican: la recepción del albergue-hostal, la cafetería, unas mesas de comedor/reunión, unos vestuarios y las taquillas donde dejar las maletas (que no se pueden llevar al iglú-dormitorio). Correspondiente check-in, tour por el castillo para ubicarme y, como me quedan tres horas para el cierre (el castillo cierra a las 20:00), me voy a dar un paseo por Kemi.



-----
-------------------Exposición Figuras de Hielo----------------------------------------- Dormitorio común.

_____Día 3: Kemi - Rovaniemi. Cuatro horitas de tren, que se convirtieron en 6 y una visita imprevista, por subirme al tren que iba en dirección contraria, a pesar que fue el propio revisor, con mi billete en mano, quien me sentó en mi presunto sitio.

_____Llegué al hotel de Rovaniemi con el tiempo justo para mi excursión nocturna, en busca de Auroras Boreales. Impresionante lo de llevar la motonieve por bosques y colinas nevadas. A cada lado del camino que marcan las motos anteriores a la propia, metro y medio de nieve virgen que, lógicamente había que "catar", por aquello de "romper el hielo" con el manejo del vehículo. Después de la primera caída, todo fue mucho mejor, me relajé, porque ya no podía cagarla más, y a conducir y disfrutar. La excursión culmina en la cima de una colina, donde hay una cabaña, con barbacoa-parrilla y chimenea en su interior. Cena alrededor del fuego y regreso al hotel.




_____Día 4: Rovaniemi. Granja de Renos. De nuevo en Motonieve hasta un poblado "sami" (lapón), donde un autóctono nos ilustra con la "Ceremonia del Cruce del Cículo Polar Ártico", que acabamos de atravesar.


Sami recibiéndonos.

_____Un paseo en trineo tirado por renos y dirigido por uno mismo. Es embriagador llevar el trineo de renos por el bosque nevado.


Llevando el trineo de renos.

_____Piscolabis calentito de lo más autóctono en el salón de otra gran cabaña y atendidos por una prima hermana de Heidi.

_____Visita a una "fábrica de cuchillos", lo entrecomillo porque es el pequeño taller de un hacendoso carpintero. Los cuchillos con empuñadura de asta de reno o arce son muy típicos.

_____Día 5: Rovaniemi. La Villa de Santa Claus, "Joulupuki". Una de mis preferidas, ¿qué queréis?, espíritu infantil. Comí en el restaurante de Santa, entré a verle, charlamos un rato....... ¡¡¡en español!!!.... jejeje, el tipo es un vacilón, me dijo que conocía Madrid, y yo flipando como niña ignorante: "¿Siiiiiii?". Y me suelta: "Claro, estuve allí en Navidad"... jou, jou, jou. La foto de rigor, que te hacen ellos (prohibido hacer fotos y vídeo dentro) y, a la salida, la oficina de correos desde donde se pueden encargar cartas, enviadas por el propio Papá Noel. Hoy día esto ya se puede encargar por internet. Tranquilos, llegan todas. Yo encargué un montón, a pesar del precio (actualmente 6,95€ cada una), y llegaron todas hacia el 20 de Diciembre del mismo año. Un regalo de lujo para niños y mayores.




_____Día 6: Rovaniemi. Día de ski. La estación queda cerca, a dos o tres paradas de bus, o a un buen paseo, para caminantes. Es chiquitita, dos pistas verdes, una azul, una casi roja y una negra artificial (la pista, no la nieve). Solo dos remontes. Mucho snowblade por allí. Pero merece la pena. Es una experiencia esquiar de noche a las 4 de la tarde.

_____Día 7: Rovaniemi. Picnic Ártico. Otra vez en motonieve hasta un lago helado donde nos disponemos a aprender la técnica de pesca en el hielo. No se pesca na de na, pero es muy divertido y curioso como se lo montan. Primero, con un barbequí enorme, hay que hacer un agujero en el hielo de metro y medio de profundidad (más o menos). Después, con una espumadera, se saca el hielo que queda flotando en el agujerillo. Se pone el cebo en el anzuelo y se echa el sedal hasta el fondo, para luego subirlo unos 40 centímetros. Y ale, a esperar para.... que no pase nada. La espera sirve, tan solo para echarse unas risas, hacer fotos, y que al guía de turno le de tiempo de preparar la comida.

__--___
---------------------------------------------En la motonieve___----------------------------------------------__Barbequí para el orificio de pesca.

_____Comida en una barbacoa semicubierta en el bosque blanco. Estas medio-cabañas son públicas, como las parrillas que nosotros tenemos en algunas zonas naturales, y están distribuidas por todo el bosque, especialmente a orillas del lago, donde se supone que íbamos a pescar algo, juas.


Barbacoa pública.

_____Día 8: Rovaniemi. Safari de Huskies. Un minibus nos lleva hasta la granja de Huskies. Reparto de trineos. A las parejas les dan un trineo, uno "conduce" y el otro va sentadito en el trineo.... como en las pelis.... Suelen poner 6 perros por pareja. Yo iba sola, sin pasajer@, y me dejaron 5 huskies que corrían como galgos, me costaba mucho frenarles, pero fue muy divertido. Llevar el trineo, de pie sobre dos especies de esquís, es fácil para el que sepa esquiar, pero controlar a los perros es otro tema. No obstante se me dio bien, como una auténtica "musher" (como no tengo abuela), fue fabuloso surcar la nieve virgen por las colinas laponas dirigiendo aquél trineo. Mis perros eran fantásticos... seguro que todos lo eran, pero los míos eran especiales para mi, llegas a entablar una extraña relación con ellos. Mi excursión preferida sin lugar a dudas.


Trineo de Huskies.

_____Día 9: Rovaniemi. Artikum. Museo de cultura y costumbres "samis". Se puede llegar dando un pequeño paseo desde cualquier hotel. Este día tocó hamburguesa... de reno!!!. Por la tarde (a partir de las 13:00 más o menos) me dediqué a explorar los alrededores de la ciudad.

_____Encontré un parque con una exposición de arte moderno en hielo, muy interesante. Algunos pequeños parques tenía figuras variadas de hielo, como hacemos nosotros en las playas con las de arena. Y en casi todos hay una pequeña pista de hielo para patinar.


Arte moderno en hielo.

_____También es fácil encontrar saunas y alguna terma, cercanas a las orillas del rio donde hacen un agujero considerable en el hielo, a modo de pequeña piscina. Es genial el contraste de bañarse en el lago helado y pasar a la sauna. Hecho varias veces en intervalos de diez minutos, es de lo mejor y más natural para bajar la tensión arterial y apaciguar los nervios. Por supuesto lo probé y es una experiencia fantástica, máxime si se hace al caer la tarde, cuando hace ya horas que se fue la luz del sol.

_____Día 10: Rovaniemi. Zoológico Ártico. "Ranua" Nada que ver con los nuestros claro. Aunque la distribución es parecida, la naturaleza es la que manda. Preciosa variedad de animalitos nórdicos, aunque me duele que estén encerrados. Sencillamente curioso de ver.


Buho en Ranua.

_____Cena en otro hotel de Hielo. Sencillamente impresionante, lo más romático que conozco, a pesar del frio. La sala está como escabada en la nieve. Con luz ténue de una lámpara de cuernos de reno. Velas, estratégicamente ubicadas por... todas partes. Pequeñas lucecillas incrutadas en el techo helado hacen las veces de estrellas. Por supuesto música ambiental apropiada y un trato exquisito. Como "donde fueres, haz lo que vieres", acompañamos la cena con el típico vino caliente con azucar y lo cierto es que me gustó. Otra buena experiencia.

_____Día 11: Luosto. Mina de Amatistas. Bus de línea regular hasta Luosto, donde se encuentra la única mina de amatistas que queda en Europa. Desde el pie de la montaña te suben en "trinebus", jeje, es un trineo multiple tirado por una motonieve, graciosísimo. Te explican todo sobre las amatistas, preciosa piedra, por cierto, y te acompañan a bajar a la mina. Abajo, te invitan a que busques tu amatista, con lo caras que las venden y me he sacado unas cuantas de allí mismo son preciosas.



Trinebus.

_____Día 12: Rovaniemi - Helsinki.

_____Día 13: Helsinki. No serviré de gran ayuda pues, no soy carne de asfalto, y por aquel entonces menos. La ciudad merece ser bien paseada. Yo fui a la Plaza del Senado, Catedral Luterana, Catedral Ortodoxa y, por supuesto al mercado del muelle, curioso y completamente distinto a nuestros mercadillos, en lo que a la materia expuesta para la venta se refiere, con la única excepción de la fruta, que era toda "from spain".

_____Día 14: Helsinki - Madrid.
__________________________

_____Lo que más llamó mi atención, aparte de las múltiples actividades novedosas, fue:

_____- Entrar en un restaurante con mil y un recovecos y observar cómo la gente dejaba sus valiosos abrigos en los percheros de la entrada, sin reparar en cuidado alguno, por lejos o escondidos que se sentaran a comer o cenar. A la salida, sus abrigos seguirían allí, intactos e impasibles al gran número de manos que pasarían cerca durante la velada. En España esto es impensable. A nadie se le ocurriría dejar nada, ni del más minimo valor, a ojos de cualquier amante de lo ajeno.

_____- La ITV está formada por dos grandes tiendas de campaña, ancladas en la helada costra que cubre un lago.

_____- Todos los carritos de bebé, utilizan la redecilla inferior para portar un pequeño trineo de plástico. Ya se sabe, aquí uno sale a la compra con su bebé en el carrito y nunca sabe si volverá rodando o deslizándose. Cuándo nieva, las mamás ponen a sus churumbeles en esas pequeñas cajas de plástico, amarradas por una cuerda, y dejan el carro donde les pille bien, cubierto con una especie de chubasquero. Ya pueden pasar varios días, cuando vuelvan a recogerlo el carro seguirá allí donde lo hayan aparcado.

_____- En las discotecas hacen la "Fiesta Española". Esto significa que llenan el suelo de la discoteca de arena y emulan un gran sol utilizando los focos. Tanto chicas como chicos portan orgullos su bañador, bajo el mono de Gore-Tex, que dejarán en el ropero junto con las botas. Pasan la tarde, porque esto empieza sobre las 18:00 y termina alrededor de las 12:00, bailando descalzos y en traje de baño. Incluso en algún garito lo amenizan con baños de espuma. Lo mejor viene cuando a eso de las 21:00 (tres horas bebiendo como cosacos), algunos deciden salir, tambaleándose, a tomar el aire, en traje de baño a la calle (20º bajo cero y pisando la nieve). Sin comentarios.

_____Me prometí a mi misma que repetiría destino, pero la proxima en verano, para conocer mejor su diversidad, de modo que algún día volveré.

_____En mi vuelo hacia Helsinki, el avión, ya en el descenso, estuvo volando por corto espacio de tiempo, sobre un mar de pomposas nubes. Mi mente, embebida por aquella imagen y todavía embriagada por la fabulosa experiencia de este invernal viaje en solitario, decidió que la mejor frase para definirlo sería decir que estuve "dando un paseo por las nubes".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a compartir tus pensamientos