16.10.05

Fuera de Ruta, día 3.

Jueves 01/09/'05----- Alejandría - Siwa


-----Hago un poco de pereza.... creo que tengo pocas ganas de salir a la calle, pero debo hacerlo o me vuelvo a Madrid. He venido para conocer esto y esto es así, ánimo y arriba que corre el tiempo.

-----Me arreglo, preparo la mochila para recogerla a las 12 (checkout), cambio del chip de ..."pobrecilla ¿qué hago ahora?".... por el de .... "los egipcios son así, ignóralos".... y trota en mano a callejear.

-----Primero voy a la Oficina de I. y Turismo otra vez, pues ayer me dejé el maravilloso mapa de la ciudad en el maldito taxi. Recojo uno nuevo y me voy al Teatro Romano. Está cerca, en la plaza de la estación de tren. Abierto de 8 a 17. La entrada 10 L.E. (1,50€), la mitad para estudiantes. Es pequeñito, al menos a mi me lo parece, tenía un aforo de 800 personas, y refleja el paso de diversas civilizaciones hasta llegar a los árabes, aún conserva restos de algunos mosaicos. Al lado está la salida de las antiguas termas y cisternas y a la entrada se exiben algunas astatuas, columnas y bloques de piedra que se extrajeron del mar, cerca del actual fuerte Qaitbey (que vi ayer) y que pertenecieron al faro de Alejandría. Muy restaurado, tiene en el centro una plataforma de madera y en el lado restaurado gradas nuevas, pues se hacen actualmente algunas representaciones.


Teatro Romano


-----No soy muy amiga de los museos con lo que los paso de largo y sigo hasta encontrar la sinagoga de Alejandría que supuestamente custodia un interior magníficamente decorado, pero no se puede visitar, en teoría está abierta a los judíos durante el Shabbat.

-----Callejeando, con la ayuda de mi trota y el plano de la ciudad, consiguo encontrar la calle "sharia Masgid el-Attarine", donde anticuarios, muebles, baratijas, grabados y demás pelean por vender su mercancía. ¡¡Madre mía!! me encanta esto, trae a mi mente lo poco que pude conocer (soy muy joven) del antiguo "Cascorro" en Madrid (actualmente ha cambiado mucho). Curioseo todo lo habido y por haber, claro que intentan venderme todo pero ya me diréis cómo meto una preciosa mesita baja absoluto estilo árabe en la mochila

----De allí, también callejeando y preguntando (mi trota dice que la conoce todo el mundo), pero muy a duras penas, pues ni las mujeres están seguras, consigo encontrar "Zan'et el-Settat" (la "calle de la mujeres"). Es una de las calles temáticas del bazar que encontré ayer. Todo para mujeres; ropa, complementos, artículos de belleza, ropa interior, y un gran etc. Aquí es donde empiezo a preguntarme el porqué de este tipo de ropa absolutamente europea para mujeres, escotes, tirantes, trasparencias, espaldas al aire, sinceramente me cuesta mucho entender estos escaparates en el mundo árabe.... y una ropa interior que ¡¡¡Madre mía!!!.... digna de cualquier sex-shop español.... bueno e exagerado un poco pero es absolutamente provocativa y morbosa.

-----Me han encargado Khol, (unos polvitos para pintarse la raya de los ojos que no se de que son pero tienen propiedades curativas para los ojos), pero se que lo venden en tarritos de cristal y tengo un largo viaje por delante con lo que decido que lo compararé en el Khalili
, mis últimos días. Muy curiosa esta zona pero a mi, personalmente, me han gustado más los anticuarios.

-----Decido volver por el paseo marítimo, bastante más fácil que callejear y..... ¡¡¡CASPITAS!!! ..... casi se me pasa la hora. Acelero un poco para llegar al hotel. Recojo la mochila y, al bajar me encuentro al hombrecillo que ayer me llevó a este hotel. Se asegura que todo me ha ido bien y me pregunta donde voy. Le digo que a Sidi Gaber para coger mi bus y me busca un taxi (que, por cierto iba ocupado con otro autóctono que ha bajado a mitad de ca
mino) y me dice que no más de 3 L.E. (ni 50 céntimos de €)....¡¡¡JODER, Y EL CABRÓN DE AYER QUERÍA COBRARME 20 L.E. POR EL DOBLE DE RECORRIDO!!! No me salen las cuentas, menos mal que gracias a la anécdota me salió gratis.... parece que se prevé un buen día.

-----Le pago al taxista 5 L.E., jo, ni 1 €, siento algo de remordimiento pero sé que la vida aquí es así de barata. Falta hora y media para la salida del bus y necesito cambiar moneda pues me voy al desierto y tengo entendido que allí es imposible, o casi. Por los alrededores de la terminal de West Delta pregunto, por supuesto a una mujer, por un banco para cambiar dinero. Ella me dice que debe llevar unos papeles a su curro, que la acompañe y que luego ella me llevará al banco. Vamos al edificio de su oficina, la espero unos minutos en la entrada y vuelve con un compañero. Me acompañ
an hasta el banco, que no está precisamentemente cerca. Se aseguran de que cuente bien el dinero y guarde mi resguardo. Son muy amables. Desde el banco me acompañan a la terminal del bus, se informan bien de donde he de esperar y posteriormente cojer mi autobus, les ha costado un poco porque el billete no lo entienden ni ellos. Nos hacemos una foto, intercambiamos direcciónes de e-mail y teléfonos y nos despedimos, tienen que currar. No sin antes advertirme que me asegure bien antes de subir al autobus de que es el mío, el que va a Siwa, pues a veces los cambian de parada.

-----El día marcha redondo y PROMETO QUE NO HE DESAYUN
ADO DONUTS, tan solo un par de barritas de frutos secos y/o sésamo con miel.

-----Durante la espera pienso que debería ir al baño, pues me espera un largo viaje. Le pido a unas mujeres que están a mi lado que me cuiden la mochila, claro todo por signos, me voy a desaguar, compro una botella de agua y regreso, todo en orden, las mujeres infunden en mi mucha confianza, aquí no me miran tan raro, parece más bien que se compadecen
de mi. Los hombres en cambio miran con más morbo que en otras partes, incluso se ponen enfrente desde donde "discretamente" pueden clavarme sus ojos casi hasta herir. Una mujer, que me ha parecido encantadora intercambia miradas de complicidad absoluta conmigo y descaradamente se coloca en un lugar estratégico de forma que entorpece todas las miradas, vengan de donde vengan.... ¡¡¡QUÉ TÍA MÁS ENROLLADA!!!

-----Escucho por los altavoces la llamada de mi autobus, aunque lo dicen en árabe y no entiendo ni pa-pa, he llegado a entender el 4 y Siwa, que se pronuncia como en inglés (Sigüa). Me levanto, cargo la mochila, busco con la mirada y un hombre desde lo lejos me dice a grito
s: SIWA, SIWA, SIWA, señalándome el autobús que tiene al lado...... vale chato, gracias, pero a la primera ya te había entendido. Me dirijo hacia allí y, antes de soltar mi mochila en el maletero me aseguro bien que este es mi bus preguntando al hombre, al conductor, al revisor y a otros viajeros que metían sus bultos (sus innumerables bultos) en el maletero..... no cabe duda, es este.

-----Antes de subir, mientras lo fumadores echamos el último piti, el revisor me dice en arabenglish y por señas que mi asiento es no sé cual pero que me siente ahí, justo detrás del conductor.......¿por qué? me pregunto....es que quiere poder mirarme todo el camino?, tenerme controlada????.... veo que un chico se va a sentar al lado de mi asiento y el revisor le pide que busque otro libre (o eso creo)... bueno, no sé de qué va esto pero prefiero obedecer, tiene car
a de buena gente y no me mira mal (ni todo el rato), más bien no parece hacerme mucho caso. Llega el momento, y ocupo mi asiento. El revisor sube poco desdués, se adentra en el autobus y aparece al rato con una mujer a la que le ha pedido que se siente conmigo.... supongo que para evitar males mayores...... ¡¡¡Me cago en la leche!!!.... EL PRIMER BUEN HOMBRE QUE ME ENCUENTRO...... ¡¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS SEÑOR REVISOR!!!.

-----Ya salimos, estoy emocionada, vaya buen día que llevo. Antes de abandonar la ciudad paramos en un intercambiador inmenso. Al ver que se baja el conductor aprovecho para bajar, a fumar claro. Un par de jóvenes, cargados hasta los dientes, uno con prensa y otro con chuches y bebidas suben al autocar para vender. Algunos viajeros toman ejemplo y también bajan a fumar o al servicio, uno de ellos para darle unas cintas de música (auí tod
avía se usan las cintas???) al conductor, supongo que para que la ponga durante el viaje. Por fin salimos dirección Siwa. Poco a poco van desapareciendo del paisaje edificios y construcciones hasta que la inmensidad del desierto se apodera de todo cuanto rodea a la "autopista" por llamar de alguna manera a una ancha calzada, con rayas pintadas solo en algunos tramos, y las zonas para los cambios de sentido en la mediana.

-----Tengo hambre y tiro, ooootra vez, de frutos secos. Me pongo mi MP3 con musiquita para relajar y me abandono al sueño.

-----...¿¿¿quééééé???..... ¿dónde estoy?... ¿qué pasa?...... ¿CONCURSO DE RONQUIDOS?........ pues debe ser porque llevo la ganadora sentada a mi lado, pobre mujer es encantadora pero ronca como mi abuelo, que ya es decir.

-----Llevamos casi 3 horas de viaje y los pies comienzan a hincharse pues este no es un autobús como los de grandes tour- operadoras para grandes grupos, más bien es un auténtico autocar de los de Paco Martínez Soria, y viajamos como sardinas enlatadas...... solo pensar que son unos 600 km y a este ritmo, ya contaba con un viaje de unas 8 hs. pero seguro que pasamos de las 9 y sino al tiempo.

-----De repente el autocar hace un viraje algo violento y de circular por la derecha de la calzada se coloca totalmente a la izquierda (imposible averiguar el número de carriles por la ausencia de rayas y el descontrol del tráfico, que no es mucho pero si desordenado). Frena un poco, atraviesa la mediana y circula, unos 500 m. en dirección contraria, hasta parar en lo que imagino que será una cafetería de carretera. No comprendo muy bien porqué pero lejos de darme miedo.... ME HA MOLADO UN MONTÓN, por mi como si va en dirección contraria hasta Siwa, tengo la extraña sensación de que nada malo va a ocurrir.

-----Todos bajamos, excepto algunas mujeres que van más atrás. El conductor abre el portón para ventilar el motor y revisar la artillería. El resto del pasaje y el revisor nos dispersamos. Esto parece el auténtico oeste, solo faltan los Caw Boys.

Una construcción cuadrangular, de una sola planta baja, hecha de bloques de cemento, con tejado plano. Sin pintar. Con un porche de Madera, cañas y techo de hojas de palma. Algunos hombres tomando café y fumando shisha, otros jugando a algo que no consigo adivinar. Tiene una cafetería grande, una tiendecita con de todo un poco, donde aprovecho para comprar tabaco (lo que queda del mío está en la mochila grande) y los cuartos de baño......LOS CUARTOS DE BAÑO?!?!!!, JAJAJAJA.




-----Una especie de water incrustado en el suelo. Aunque había oido hablar de esto es la primera vez en mi vida que lo veo y que los uso. Lo mejor de todo, la cisterna, se compone de dos partes, por un lado un grifo en la parez, cerca del suelo y por otro un cubito (vamos, el culo de una garafita recortada), se llena el cubo y se echa el agua por el sumidero donde he supuesto que tenía que mear...... ¡¡Madre mía lo que me he reido allí yo sola!!!.... los de fuera deben pensar que estoy loca y encima hablo sola y en español.......¿podéis imaginar las caras que me encontré a la salida?. Bueno, propina por el papel, que lógicamente hay que tirar a la papelera (siempre se me olvida) porque en todo Egipto los desagues funcionan fatal, y a estirar las piernas.

-----Me doy una vuelta por allí, hago fotos, vídeo y observo como el revisor no me pierde de vista. Decido sentarme un rato en una de las sillas del porche.......¡¡¡joder la de moscas que hay aquí!!!...y eso que no hay comida!!!....Todos los hombres, tarde o temprano me miran, incluso algunos se atreven a acercarse para intentar entablar conversación. Pero aquí miran diferente, parece que se preguntan..... ¿de donde se habrá escapado esta?.... ó .... ¿qué coño irá ha hacer en Siwa?.

-----Mi compañera de viaje viene a sentarse conmigo y mitiga a los que se acercan. Charlamos y veo que se interesa especialmente por el MP3, me pregunta si es un cassette, porque le parece muy pequeño y le explico que meto la música desde el ordenador, ella no sale de su asombro.

-----Nos vamos y me llama la atención que el conductor y el revisor se preocupan por si me he fumado el último piti, si he ido al servicio, si he subido al bus... encantadores... me siento super abrigada y muy tranquila.

-----Mi compañera y yo continuamos charlando en ruta hasta que, como la veo tan interesada le dejo el MP3 para que escuche música española. Tras poco menos de una hora me lo devuelve muy agradecida y me regala un bollo casero de chocolate, echo por ella misma, para merendar. Estaba delicioso.

-----Sobre las 18:30 llegamos a Marsa Matruh. Nueva parada, el revisor me dice que tenemos media hora. Me despido de mi compañera que se queda aquí y me acerco a la cafetería. Esto es una estación de servicio en toda regla (ya no parece el oeste) aunque hay un solo aseo y está...... A TOMAR POR CULO...... pero bueno, luego iré.

-----Me pido un té y le digo que quiero unos hielos. No tienen hielos, me ofrecen un helado, que no hombre!!!.... que lo que quiero es un poco de hielo!!! .... pues no tiene así que al final, coge con un platillo hielo de la parez del refrigerador de los helados y me dice que como no quiera eso.... pues vale chico. Si no hay otra cosa, lo que sea con tal de tomar un té frio. La verdad es que los dos chicos que llevan la cafetería son muy simpáticos y nos hemos pasado unas risas a costa del hielo, aunque uno de ellos, a escondidillas, me pide el teléfono, no se lo doy, lógicamente, pero ahora me hace hasta gracia. El otro tiene unos ojos verdes y unos oyuelos que hacía tiempo que no veía, por aquí no es muy normal, o eso creía yo en ese momento.

-----Tras el paseito hasta el aseo regreso al bus, y esperando abajo me pregunto cómo se lo va a montar ahora el revisor, ya que mi compañera se ha ido y por allí solo veo hombres que van a subir. Al poco aparece una mujer con tres jóvenes, uno de ellos lleva una pistola en la parte de atrás del vaquero. En cualquier otra parte abría jurado que era un gamberro pero aquí.... ¿quíen sabe?..... a nadie le llama la atención, con lo que a mi tampoco. Como era de esperar el revisor habla con la mujer y esta ocupa mi asiento y me mira para asegurarse de que me da igual la ventanilla que el pasillo.......con un gesto la tranquilizo indicándole que me es lo mismo uno que otro. Es curioso, ninguno mediamos palabra pero todos nos entendemos.

-----Ya salimos, no sin antes repostar en un sitio solo para buses. En el camino hablo con mi nueva compañera Sana (su nombre). Me cuenta que su hijo Mohamed (el tipo de la pistola) es poli y que ella va a Siwa para hacerse un tratamiento de barros de 3 días para los reumatismos, muy famosos aquí. Me pregunta si estoy casada, primero le digo que si como a todo títere pero luego me da tanta confianza que le digo la verdad y me dice que es muy buena idea lo que hago pero que la alianza allí se lleva en la mano izquierda, mejor que me la cambie, cosa que hago de inmediato. Me pregunta si tengo hotel en Siwa y le digo que no.

-----Una pequeña parada de trámites. Hace rato que anocheció. Algunos, incluido el Mohamed bajan a fumar y yo, aunque sea descalza por la prisas no voy a ser menos, cosa que les hace mucha gracia a todos. Uno del grupo me pregunta de donde soy e inmediatamente se dá cuenta que llevo los cascos y les dice a sus colegas que me está hablando y llevo los cascos (no puedo oirle), no sé como pero le he entendido perfectamente, creo que los gestos son universales. Bueno, aunque llevo los cascos le he oido su pregunta y le contesto que de España, el se queda cortadíasimo porque no esperaba mi respuesta y mira para otro lado. Se acabó la paradita.

-----Antes de llegar otra parada larga para estirar las piernas. La noche es muy cerrada y las estrellas......aaaahhhh, las estrellas.... creo que aquí las encienden todas las noches...... el espectáculo es impresionante, aunque lo mejor de esto está por llegar.

-----POR FIN EN SIWA!!!! Tras casi 10 largas horas de trayecto estoy aquí de verdad. Este era el primer gran objetivo de mi viaje y lo he cumplido, me siento verdaderamente orgullosa. Al bajar del autocar multitud de niños con un burro o con un carrito tirado por un burro ofrecen su "TAXI", ¡¡Qué Gracioso!!, de verdad que esto es otro mundo.

-----Sana habla con su hijo que se apresura en cojer mi mochila y cargarla en un Pick Up de la poli...... ¡¡¡Madre!!! ¿¿me van a encerar??, bueno, la verdad es que dormir en el calabozo seguro que es más barato que el hotel. Me dicen que si quiero ir al hotel Cleopatra, no es el que yo había pensado, pero se que también es barato y acepto. Me llevan y allí me dicen que individual 35 L.E. (5 €) y compartida 25 L.E. (3.50 €) si quiero dormir con ella. La verdad estoy muy agradecida y me da un poco de palo decirla que no, pero ella no fuma y yo como un carretero, creo que la voy a incordiar demasiado y decido que prefiero individual dándole esta misma explicación, aunque ella insiste en que no la molesta el tabaco, que en su casa fuma todo el mundo, pero de verdad prefiero dormir sola.

-----Nos acompañan a nuestras habitaciones contiguas y tras dar nuestro visto bueno nos instalamos despidiendonos hasta mañana.

-----Una duchita, y me pongo a escribir en mi cama cuando, sobre la 1:30.... TOC... TOC... TOC...¡¡¡LLAMAN A LA PUERTA!?!?!?!......¡¿¡¿¡ SERÁ EL CARTERO!?!?!?!?...... me lío con la colchita que ponen a los pies de la cama, pues estoy en paños menores y abro.....¡¡¡EL POLI!!!.....Si ya decía yo que esta noche me encerraban...... me dice que le acompañe y le pido un segundo para vestirme.... el se ríe. Me visto y le acompaño a la habitación de su madre. Estaban Sana y otro compañero poli al que me presentan, esperandome para cenar....¡¡¡PARA CENAR!!!......NO PUEDO SALIR DE MI ASOMBRO...... Seguro que mi madre ha puesto velas a todos los santos porque esto se sale completamente de la normalidad.

-----Sana saca de unos paquetes de papel albal de todo, chorizos (o eso parecen) de arroz con carne, verduras y especias, quesitos, zumos, bollos y no se cuantas cosas más. No tengo mucho hambre, como algo y los bollos y el zumo los guardo para mi desayuno. También me ha dado una botella de agua que me viene de lujo pues yo he olvidado comprar. Nos echamos unos cigarritos entre charla, risas y esas cosas. Mohamed y su compañero intercambian balas de sus pistolas.... QUE SI ESTÁN CARGADAS.... en fin una agradable velada en familia. Tengo mucho sueño y a eso de las 3:00 me disculpo y me retiro a dormir.

-----Estoy segura de que mi madre ha puesto velas en su especie de santuario porque yo no he desayunado Donuts y el día no ha podido salir más redondo, espero que la racha dure todo el viaje.



1 comentario:

Anímate a compartir tus pensamientos